LA FRASE

"EL CASO DEL DIPUTADO AMERI COMPRUEBA UNA VEZ MÁS COMO LOS PERONISTAS VIVEN PRENDIDOS A LA TETA DEL ESTADO." (ROBERTO CACHANOSKY)

lunes, 21 de abril de 2014

DE CAYETANO, CINCO AÑOS MÁS PARA ESKENAZY


Sobre la prórroga del contrato del gobierno provincial con Eskenazy por el agente financiero, leemos en el diario del Loco Lindo: "el gobierno santafesino anunció la prórroga por cinco años del convenio con el agente financiero. “Estaba previsto en el convenio inicial; la entidad tenía que solicitar la renovación, aceptar las condiciones establecidas en el pliego, básicamente un aumento del canon fijo del 10% y ratificar el pago del canon variable que se calcula en términos de los aumentos de la recaudación. Había que verificar el cumplimiento de los compromisos asumidos en el convenio original (plan de negocios, plan de inversiones, tratamiento de la tasas de interés, colocación de cajeros y sucursales, etc). Esto fue analizado por el contralor del agente financiero, se hicieron las auditorías correspondientes, se verificó el cumplimiento y ante la solicitud del Banco de allanarse a lo establecido en el convenio original, no había observaciones ni objeciones para no renovarle el vínculo por cinco años”, detalló Sciara. ."

En reiteradas oportunidades nos hemos ocupado acá del vínculo entre la provincia y el Nuevo Banco de Santa Fe S.A., por el cual éste actúa como agente financiero y receptor de rentas del Estado provincial.

En especial, en éste post, en el que analizábamos en detalle el pliego de la licitación (de la cual el banco de Eskenazy fue el único oferente), y el proyecto de creación de una Corporación Financiera; del cual también habla Sciara en la nota, enviado a la Legislatura en las postrimerías del gobierno de Binner.

Sobre lo primero, decíamos que "Entre los antecedentes exigidos a los oferentes de la licitación, se pedía formular un Plan de Negocios, en el que debían detallar “…la aplicación del capital prestable obtenido por ser Agente Financiero y Caja Obligada, considerando como eje prioritario contribuir al financiamiento de la actividad productiva en la Provincia de Santa Fe y al desarrollo local.”.

El Plan debía garantizar, según el pliego “…la instrumentación de líneas de financiamiento para Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), para Investigación y Desarrollo (I+D) aplicado a la innovación productiva, para Comercio Exterior y estímulo a las exportaciones, para el Sector Agropecuario, para el Sector Industrial…” entre otras cuestiones como los préstamos al consumo para los agentes estatales.

Sin embargo, el mismo pliego a la hora de ponderar los antecedentes de los oferentes, sobre un total de 100 puntos, asignaba 15 como máximo al Plan de Negocios, mientras que otros ítems como la Representación Institucional (tener su sede central en la provincia), la Representación Territorial (la cantidad de sucursales) o los antecedentes de prestación de servicios similares en otras provincias, sumaban en conjunto 75 puntos y por ende decidían el resultado de la licitación.".

No fue entonces (ni originalmente ni ahora) la oferta de financiamiento a la producción del NBSF el elemento central tenido en cuenta por el gobierno provincial para adjudicarle el contrato de agente financiero primero, y para renovárselo ahora por cinco años más.

Y sobre lo segundo (la creación de la Corporación Financiera), decíamos esto otro: "No parece que el proyecto de Corporación Para el Desarrollo remitido por el gobierno provincial a la Legislatura casi al final del gobierno de Binner pueda satisfacer esos objetivos; desde que no contempla ninguna fuente concreta, identificada y segura de financiamiento para el nuevo ente a crearse, y difiere a un estudio que demandará dos años más, su estructura jurídica de funcionamiento.". Es decir que aunque el proyecto se aprobara ya (como demanda Sciara), la Corporación no entraría a funcionar efectivamente antes del 2016.

La situación al respecto sigue exactamente igual, y como no existe afectación específica de los fondos que ingresan a la provincia por el canon que paga el NBSF, esos recursos entran a Rentas Generales, sin tener un destino claro de aliento a la producción. Por ejemplo, para otorgar préstamos a empresas con dificultades, como Industrial Sodera.  

Sciara puntualiza que el banco de Eskenazy debe pagar un canon fijo (que ahora sería aumentado en un 10 % -la tercera parte de la inflación-, lo que lo llevaría a 16,5 millones de pesos anuales) y otro variable; pero lo que no dice es que por el contrato de agente financiero, el NBSF se queda con el 1 % del producido de la recaudación de impuestos provinciales.

Que el año pasado fueron exactamente $ 12.589.103.270; lo que supone que la comisión del banco por actuar como agente financiero fue de casi 126 millones de pesos: más de ocho veces el canon fijo que debe pagar. 

¿Se entiende por qué Eskenazy pidió a la provincia renovar el vínculo, no? 

Sería interesante que pudiéramos conocer los resultados de la auditoría que hizo el órgano de control para determinar si estaban dadas las condiciones previstas en el contrato para renovarlo por cinco años más.

Sobre todo para saber si, a la hora de evaluar el grado de cumplimiento del "Plan de Negocios" que el banco de Eskenazy habría presentado al licitar, se computaron los préstamos que -como cualquier banco del país- se vio obligado a hacer a las actividades productivas, por la línea de financiamiento habilitada a partir de las regulaciones del Banco Central según se explicara acá; y que a fines del 2012 (en el 2013 y éste año la línea fue renovada) significaba en su caso otorgar préstamos a las empresas locales por 293 millones de pesos.

Porque de ser así, el banco de Eskenazy habría cumplido, pero porque no le quedaba más remedio. 

No hay comentarios: