LA FRASE

"¡POR FAVOR, COMO VAN A DECIR QUE EL GOBIERNO DE MACRI ES FASCISTA, CON MUSSOLINI LOS TRENES FUNCIONABAN PERFECTAMENTE Y LLEGABAN SIEMPRE A TIEMPO!" (ALEJANDRO BIONDINI)

jueves, 11 de junio de 2015

¡A SUBSIDIAR, QUE SE ACABA EL MUNDO!


Ya dijimos varias veces acá en las ùltimas semanas que en materia de reparto de subsidios, la chequera de Bonfatti no da abasto: a municipios y comunas, a Majul, a las escuelas privadas más garcas y a "personas de escasos recursos": hay para todos y todas.

Y parece que la cosa no para, tal como los demuestran las imágenes de los dos decretos que ilustran el post.

El primero (del lunes pasado) reparte casi 1.8 millones de pesos entre los propietarios de 169 comercios afectados por las inundaciones de abril del 2003, por el desborde del Salado. 


Sí, entendieron bien: 12 años después, y a días de las elecciones, desempolvaron viejos expedientes fondeados durante años "por distintos motivos de orden presupuestario y financiero" (disponiendo de un presupuesto de 76.000 millones de pesos sólo éste año) para repartir un promedio de 10.000 pesos entre tipos a los que la inundación del 2003 les causó daños en sus comercios o negocios: no van a creer que es por especulación electoral, no señor, nada que ver.  

Era un tema urgente, y había que resolverlo, imagináte además lo que pueden hacer hoy los tipos, con esa plata: abrir una sucursal, ponéle.

Lo raro es que el decreto no diga ni pío del otro decreto que firmó Binner en el 2009 (comentado en detalle acá) por el cual se comprometía a investigar si había responsabilidad del Estado en la catástrofe, y si en consecuencia correspondía indemnizar (no "dar ayudas") a los damnificados; del cual nunca más se supo nada. 

A lo mejor lo desempolvan para las elecciones del 2019, si siguen en el gobierno para ese entonces. Y fijáte éste otro, también sobre inundados:  


Le están dando a Corral 10 días antes de las elecciones un millón y medio de pesos, para repartir entre familias damnificadas por las inundaciones de junio del año pasado: no es joda, lean el decreto. 

Lo loco es que hacen campaña con el tema inundaciones contra Reutemann, pero apelan a los decretos de Reutemann para pagarles 12 años después a los damnificados; y dicen que han disminuido el riesgo hídrico de la ciudad y la ciudad es un ejemplo por su plan de contigencia, y su "capacidad de resiliencia" (hasta le dieron premios a la gestión Corral por eso), pero van a repartir plata entre los inundados de hace un año atrás: lo importante de la ayuda, es que llegue a tiempo. 


Ahora, eso de que el palo y medio que Bonfatti le giró a Corral para que lo reparta antes de las elecciones del domingo, vaya a parar a las familias que se inundaron, es una suposición nuestra.

La imagen de abajo muestra el convenio que firmaron Bifarello (Ministra de Desarrollo Social de la provincia) y Corra para la transferencia de los fondos.

Si alguno encuentra en las cláusulas la más mínima precisión respecto al uso de la plata, a quien va destinada en definitivas, con qué criterio se va a repartir o qué destino le darán se gana un ejemplar del plan de contingencia, autografiado por el intendente:


Y como si todo ésto fuera poco (o quizás a causa de que no es poco), y como lo muestra el decreto que cierra el post, tuvieron que reforzar la partida de subsidios del Gobernador en 10 millones de pesos, porque estaba en rojo aunque todavía no llegamos a la mitad del año.

Un dato de interés: 5 de esos 10 millones, al igual que los 1,5 millones destinados a los inundados del 2014, salieron de partidas originariamente destinadas a Educación.   



1 comentario:

Anónimo dijo...

Nada que ver esto con el escrache a Reutemann, no?