LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

sábado, 20 de junio de 2015

¿Y LA FAPNELCO, COMO ANDUVO?


Cuando fueron las PASO analizábamos acá que había pasado en la categoría de senadores provinciales, como resultado de la aplicación de la boleta única; y del despliegue de recursos que cada senador maneja en su departamento (sin distinción de oficialista u opositores); a partir de lo que llamamos "la Fapnelco": la chequera generosa para el reparto de subsidios, que éste año electoral superaba los 115 millones de pesos.

El resultado concreto era que los senadores eran los verdaderos ganadores de la elección, algo que quedó confirmado con las generales: los 16 que buscaban su reelección (sobre un total de 19 departamentos), la terminaron logrando.

También dijimos al analizar los números de las PASO que en el caso del peronismo y del FPCyS, la sumatoria de las listas de senadores provinciales superaba a los votos obtenidos por los respectivos candidatos a gobernador (Perotti y Lifschitz); mientras en el caso del PRO la situación era la inversa: Del Sel obtenía más del doble de votos que sus candidatos a senador; siendo que esa fuerza no cuenta con ninguno en la actual composición de la legislatura y por ende no participa de los beneficios de la "Fapnelco".

Lo que permitía deducir que los senadores ya instalados (los del FJPV y del FPCyS, y los que competían por "listas distritales" en 3 departamentos) jugaban a dos y tres puntas, aportando votos a más de un candidato a gobernador; más allá de aquél con el cual compartían sello partidario.

¿Qué pasó entonces en las elecciones del domingo 14 con éste tema?

En el caso del Frente Progresista y tomando en cuenta los datos colgados en la página oficial del gobierno con el escrutinio provisorio de poco más del 95 % de las mesas (salvedad que cabe para todos los demás casos), Lifschitz obtuvo 558.352 votos, y los senadores del oficialismo en los 19 departamentos 702.488, o sea 144.136 más: redujo la diferencia en relación a las PASO (que había sido de casi 169.000 votos), pero siguió siendo muy importante.

Y en los 8 Departamentos en los que Lifschitz obtuvo más votos que el candidato a senador del FPCyS, en ninguno de ellos la coalición oficialista cuenta al presente con la correspondiente banca del  Senado. Por el contrario, en todos los departamentos donde el senador es del FPCyS, fue reelecto y superó en votos al candidato a gobernador, en muchos casos por una diferencia considerable.

Como datos de color, en el Departamento Rosario (por el cual es hoy senador Lifschitz) el candidato oficialista al Senado Miguel Cappiello (ex ministro de Salud de Binner) obtuvo 25.871 votos más que el candidato a gobernador; y en el Departamento La Capital pasó lo mismo con el periodista Emilio Jatón (el "famoso" reclutado por el socialismo para birlarle la banca a la UCR), pero nada menos que por una diferencia de 50.549 votos.

En el caso del PRO se repitió lo observado en las PASO: frente a los 556.224 votos que obtuvo Miguel Del Sel, sus candidatos a senador apenas superaron la mitad: exactamente 290.419, hasta lo que se contó en el escrutinio provisorio; y en 18 de los 19 departamentos el candidato a gobernador superó a su candidato a senador (en 9 de Julio no presentó lista propia en la categoría senador).

¿Qué ocurrió mientras tanto con las cifras del Frente Justicialista Para La Victoria?

Acá aparecen los primeros matices, porque mientras Omar Perotti y Alejandro Ramos obtuvieron 532.156 votos (con el 95,4 % de las mesas escrutadas), los candidatos a senador del espacio en los 19 Departamentos de la provincia sumaron 493.503 votos (es decir 38.563 menos que la fórmula), contando los 51.408 que sumaron en 3 Departamentos (9 de Julio, San Martín y Caseros) las listas distritales presentadas bajo el sello "Unión Celeste y Blanco".

Si se las descuenta, la diferencia a favor de la fórmula de gobernador y vice se estira hasta los 89.971 votos, pero esto a su vez amerita algunas aclaraciones.

En los 11 departamentos donde el PJ provincial tiene actualmente el senador (y 10 fueron reelectos), y en el Departamento San Justo (donde el senador es un radical del FPCyS) los votos a senador superaron a los de la fórmula de gobernador y vice, que por el contrario se impuso en los otros 7 departamentos en los que el senador es del FPCyS.

En los Departamentos Rosario y La Capital (donde el senador es del oficialismo provincial y lo seguirá siendo) Perotti y Ramos sumaron 101.304 votos más que los respectivos candidatos a senador, mientras que en el resto de la provincia (incluyendo los departamentos donde el tramo a gobernador obtuvo más votos que el de senador) obtuvieron 62.741 votos menos que los senadores.

Si solo se tomaran en cuenta los 10 departamentos donde el senador es hoy del peronismo y logró su reelección, los reelectos superaron a la fórmula Perotti-Ramos en 73.208 votos: casi tres veces la cifra que separó a la fórmula del FPV de la que viene punteando el escrutinio provisorio, encabezada por Lifschitz.

En  su propio Departamento de origen (Castellanos) donde ganó la elección, Perotti obtuvo 5.001 votos menos que el candidato a senador, que fue reelecto.

Números que marcan claramente que si el conjunto de los senadores del peronismo hacía campaña en serio por la fórmula y no exclusivamente para ellos, se ganaba ampliamente la provincia.     

No hay comentarios: