LA FRASE

"ESTOY PENSANDO EN HACER UN RECITAL DE "ALMAFUERTE" CON BIONDINI EN BATERÍA ANTIAÉREA." (RICARDO IORIO)

martes, 15 de marzo de 2016

"EL MEJOR EQUIPO DE LOS ÚLTIMOS 50 AÑOS" (1º PARTE)


Se quejan todo el tiempo de la “pesada herencia recibida”, pero están apuradísimos por endeudar al país con un festival de bonos en dólares a 5, 10 y 30 años; mientras dejan subir el dólar casi un 60 % en tres meses, encareciendo el peso financiero actual y futuro de los servicios de la deuda.

Reclamaban transparencia en las estadísticas públicas, pero decretaron un apagón estadístico que no se sabe cuanto durará, y mientras tanto no publican ninguna.

Prometieron lograr la "pobreza cero", pero hasta acá las únicas medidas que tomaron a favor de los sectores de menores ingresos -el aumento en las jubilaciones y la AUH- fueron la pura y simple aplicación de dos leyes del kirchnerismo, a una de las cuales (la de movilidad jubilatoria) la votaron en contra.

Les preocupa el déficit fiscal, pero se la pasan todo el tiempo eliminando impuestos a los sectores con mayor capacidad contributiva; como las retenciones y el impuesto a los autos de alta gama; y aumentando las tasas de interés, lo que tiene impacto fatal sobre los niveles de actividad, y por ende, sobre la recaudación.

Dicen que combaten la corrupción, pero llenaron el gabinete de CEOS y ejecutivos de empresas privadas, que se dedican fundamentalmente a tomar medidas para favorecer a esas mismas empresas; colocándose a cada paso en situaciones de conflicto de intereses que ignoran olímpicamente.

Quieren impulsar una ley de libre acceso a la información pública, pero ahora dicen que está bien que algunas cláusulas del contrato de YPF con Chevron permanezcan secretas, porque los argumentos que entonces les parecían escandalosos y que están en un decreto del 2003, hoy les resultan razonables.

Sostienen que la única causa de la inflación es la emisión monetaria y la reducen, pero llenan la plaza de LEBACs de corto plazo a tasas altísimas, que a su vencimiento vuelven a poner pesos en el mercado, para pagar los elevados intereses.

Afirman que el principal problema de la economía es la inflación, pero no paran de alimentarla todos los días con las medidas que van tomando, empezando por la devaluación y la eliminación de las retenciones, para seguir con los aumentos de la luz, los peajes y el gas.

Cuando salió el fallo de Griesa dijeron que había que pagarles a los buitres todo y contado, desestimando la incidencia de las cláusulas RUFO que habilitaban a los bonistas que entraron a los canjes a pedir el mismo trato; ahora dicen que ese riesgo no existe con el arreglo con los fondos buitres, porque ya no están las cláusulas RUFO.

Por años dijeron que el Congreso era una escribanía del Poder Ejecutivo, donde los proyectos no se debatían ni se aceptaban cambios, y ahora quieren imponer una ley con fecha cierta, porque se comprometieron a eso en un juzgado extranjero.

Quieren cerrar rápido el acuerdo con los buitres para volver a tomar deuda en los mercados de capitales “para financiar el crecimiento”, pero lo rajan a Galuccio de YPF porque la empresa -que tomó préstamos para financiar inversiones- “está sobre-endeudada”.

Señalan que uno de los principales problemas de la economía es que tiene que mejorar su competitividad bajando los costos de la logística, pero aumentan la nafta, los peajes, la luz y el gas.

Les preocupaba la situación patrimonial del Banco Central por la merma de las reservas, los contratos del dólar futuro y la asistencia al tesoro, pero lo endeudaron en 5000 millones de dólares a mayor tasa de interés, y se autoinflingieron un perjuicio -que quieren cargar a la cuenta del gobierno anterior- con los contratos del dólar futuro devaluando de $ 9,70 a casi 16, en tres meses; además de emitir LEBACs a tasas altísimas por más de 484.000 millones de pesos y NOBACs (en dólares) por otros 77.000; con lo que la deuda del Central por esos rubros ya supera a la base monetaria.

Dicen que hay que preocuparse por cuidar el empleo y luego el salario -en ese orden- pero se la pasan despidiendo gente del Estado, y se niegan a reponer la doble indemnización para que los privados no despidan; le quieren poner un techo a las paritarias y pospusieron para el año que viene la discusión de los cambios en Ganancias.

Prometieron "la revolución de la alegría", pero aprobaron el protocolo de la protesta social y extorsionan al Congreso para que apruebe el acuerdo con los fondos buitres, porque de lo contrario las únicas alternativas a la vista -en palabras del propio Macri- son el ajuste o la híperinflación.

(Continuará)

1 comentario:

Moo nada es casual dijo...

me lo llevo pal programa de hoy!!!