LA FRASE

"EN UNA REUNIÓN CELEBRADA EN EL ASCENSOR DE MI EDIFICIO, HEMOS RESUELTO DEJAR EN LIBERTAD DE ACCIÓN A MIS VOTANTES, PARA QUE CADA UNO VOTE COMO LE PAREZCA EN LAS ELECCIONES DEL DOMINGO." (PINO SOLANAS)

viernes, 18 de marzo de 2016

"EL MEJOR EQUIPO DE LOS ÚLTIMOS 50 AÑOS" (2º PARTE)


Venían a rescatar el federalismo pero le triplicaron la coparticipación a la CABA, tumbaron la devolución del 15 % de la coparticipación a las provincias y condicionan el "Plan Belgrano" a los préstamos que vendrán del exterior, si se arregla con los buitres.   

Les preocupa que las cerealeras no ingresen divisas al mercado porque eso hace subir el dólar, pero les suspendieron los plazos para liquidarlas, lo llevaron de 15 hasta 180 días y les permiten depositar los dólares en los bancos, sin ingresarlos al mercado cambiario.

Por años sostuvieron que el kirchnerismo dejaba pasar oportunidades y el “viento de cola” ante “un mundo que nos demanda alimentos”, y ahora dicen que les preocupa el viento de frente, la recesión en Brasil -que viene desde el 2012- y el menor crecimiento de China; que se verifica desde el 2013.

Denunciaron en la justicia los perjuicios al Banco Central con los contratos del dólar a futuro, pero tomaron medidas que quintuplicaron los contratos minoristas de futuros, y eliminaron todo control a la entrada y salida de capitales, con lo que la fuga de divisas crece día a día, y desangra las reservas.

Devaluaron y eliminaron todas las retenciones a las exportaciones y disminuyeron las de la soja, pero caen las exportaciones, suben las importaciones y se agranda el déficit de la balanza comercial.

Con esas medidas iban a mejorar la situación de las economías regionales, pero la lechería, la fruticultura, citricultura y vitivinicultura están peor que antes; dicho por los propios empresarios del sector; y bajó la producción de carne vacuna.

Iban a eliminar Ganancias desde el primer día para que ningún trabajador o jubilado pague el impuesto, metieron mano de un modo tal que ahora lo pagan más trabajadores y jubilados que antes; y quieren patear la discusión de las escalas y las deducciones para el año que viene.

Dicen que las empresas necesitan financiamiento para crecer y generar empleo, pero subieron las tasas de interés a cifras astronómicas que hacen inviable pedir un crédito, virtualmente eliminaron la línea de crédito productivo obligatoria impuesta por la reforma de la carta orgánica del Banco Central, desapareció la línea de créditos del Bicentenario del Banco Nación y no van a usar más los recursos del Fondo de Garantía de la ANSES para préstamos para inversiones productivas.

Declararon la emergencia energética, pero paralizaron las obras de Atucha III, quisieron dar marcha atrás con las represas del río Santa Cruz y ahora hablan de reducirlas de tamaño; mientras reducen la inversión en YPF al 25 % de los años anteriores, rajan a Galuccio y piensan cerrar pozos y despedir 2500 trabajadores de la petrolera estatal.

Se quejaban de que el kirchnerismo nos mantenía “aislados del mundo” pero debutaron diplomáticamente con un papelón en la cumbre del MERCOSUR (donde están nuestros principales socios comerciales) entrometiéndose en los asuntos internos de Venezuela, quieren revisar los acuerdos con China y cerraron un acuerdo con los fondos buitres que se da de patadas con los principios que respaldaron 136 países en la ONU; a pedido nuestro.

Quieren reactivar el crédito hipotecario, pero liberan las tasas de interés, y ponen la cuota mínima del Procrear en 8000 pesos mensuales, con la exigencia de disponer de al menos el 30 % del importe que demande construir, refaccionar o ampliar la vivienda; y ya están hablando de "readecuarlo", como prolegómeno a hacerlo desaparecer.

Iban a instalar “un sistema de premios y castigos”, pero les dieron beneficios extraordinarios a diferentes sectores económicos como las mineras o las industrias automotrices, siderúrgicas y metalmecánicas -como la eliminación de las retenciones y del impuesto a los autos de alta gama- sin exigirle a cambio ningún compromiso de inversión o mantenimiento o aumento de los empleos; y todas están despidiendo gente a lo pavote.

Se van los dólares, no entran los prometidos, los puestos de trabajo que prometieron cuidar están amenazados por la apertura de las importaciones que dispusieron para el 90 % de las posiciones arancelarias, vuelven a autorizar las compras al exterior por Internet "puerta a puerta", subiendo el monto, y aumentaron a 180 días el plazo de vigencia de las licencias no automáticas para importar.

Venían a “mantener lo bueno y corregir lo malo”, pero cerraron el INDEC, tomaron por asalto el Consejo de la Magistratura, quisieron hacer lo mismo con la Auditoría General, rajaron a Galuccio de YPF, despidieron ingenieros en INVAP y ARSAT, desmantelaron Conectar Igualdad, están a punto de hacer lo mismo con el Procrear y no van a prorrogar la moratoria previsional.

1 comentario:

El Cacique dijo...

Y no hay que olvidarse de la Ley de Medios, a la que modificaron hasta tornarla inútil y cuyo directorio plural cambió hasta convertirse en un nido de grasa oficialista