LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

sábado, 26 de marzo de 2016

LOS YANQUIS NOS APOYARON ¿NO LO SENTISTE?


Aunque algunas almas bellas amantes de abstracciones como "la división de poderes" no lo sepan, en los EEUU y de acuerdo con las leyes federales, los tribunales tienen que correrle vista al gobierno de las causas en las que son parte los Estados extranjeros; para que opine si el fallo a dictarse es susceptible de interferir con los objetivos de la política exterior del país. 

Dicho esto para quienes defienden los desvaríos de Griesa diciendo que "en EEUU la justicia es independiente, y el gobierno no puede interferir en sus fallos": no solo que puede, sino que debe y lo hace. Cuestión que por supuesto es netamente política, pero con incidencia jurídica en el litigio: lo que diga el gobierno yanqui (a través del Attorney o Procurador, una mezcla entre nuestro Procurador del Tesoro y ministro de Justicia) no es irrelevante, y tiene su peso, como también su silencio.

Del mismo modo que en el 2014 el gobierno de Obama actuó ante la Corte Suprema de EEUU como "amicus curiae" (amigo del tribunal) apoyando la posición de Argentina en la causa "Discovery" (por la cual los fondos buitres buscaban embargar activos del país en el exterior), su silencio en la causa principal (donde Griesa falló en contra nuestra, interpretando de un modo disparatado el "pari passu"), fue decisivo para que el máximo tribunal estadounidense no tomara el caso; dejando firme el fallo del juez de Nueva York..

Al respecto y sobre los aspectos pendientes de nuestro pleito con los fondos buitres, leemos en Ambito Financiero: "Luego de que el presidente norteamericano Barack Obama diera un apoyo explícito a la gestión de Mauricio Macri durante su visita por el país, el Gobierno de Estados Unidos pidió a una corte de apelaciones que ratifique el levantamiento de unas órdenes judiciales que impiden que Argentina pague parte de su deuda, ante los esfuerzos del país para arreglar el litigio por unos bonos que están en default desde 2002.

El Gobierno tiene "intereses significativos de política internacional para apoyar una rápida resolución de este largo litigio", dijo el Departamento de Justicia de Estados Unidos en documentos presentados el miércoles por la noche ante la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito en Nueva York. El departamento pidió a la corte que ratifique un fallo del 2 de marzo de parte del juez de distrito Thomas Griesa en Manhattan, que aprobó el levantamiento de las órdenes que él mismo había dictado después de que Argentina hizo una oferta de 6.500 millones de dólares para arreglar la disputa.

El Departamento de Justicia argumentó que anular las órdenes apoyaría el interés del Gobierno estadounidense en respaldar las iniciativas del presidente Mauricio Macri para revertir unas políticas económicas anteriores y fortalecer la economía del país." (las negritas son nuestras)

Para contrastar, transcribimos parte del escrito presentado por la administración Obama en 2014 en la causa "Discovery", escrito en el cual el gobierno de EEUU planteó su"interés sustancial" de su país "en la correcta interpretación y aplicación de las provisiones de la FSIA y en el tratamiento a los Estados extranjeros en las cortes de Estados Unidos". Sostuvo que "permitir más examinación de los bienes de un país extranjero por parte de los tribunales de Estados Unidos, podría minar los propósitos de la Ley de Inmunidad Soberana de los Estados Unidos y tener un número de consecuencias adversas"; y agregó que "invadiría sustancialmente la soberanía de un Estado extranjero en un área especialmente sensible", mientras que sería "inconsistente" con los principios y propósitos que la ley FSIA expresa, y agregó entonces que permitir el acceso a información de bienes de Estados soberanos "podría llevar a un tratamiento recíproco adverso para los Estados Unidos en tribunales extranjeros", así como "amenazaría con hacer daño a las relaciones exteriores (del país) en forma más general".".

Como se ve, un estilo de estricta sobriedad diplomática y de argumentación jurídica, limitado además estrictamente a la defensa de la inmunidad soberana de los Estados (por temor en caso contrario a la reciprocidad de tribunales extranjeros en perjuicio del gobierno de los EEUU), optando en cambio por el silencio a la hora de criticar el disparatado concepto de "pari passu" del fallo de Griesa; que era el fondo de la cuestión. 

El tono usado entonces contrasta abiertamente con el indisimuladamente político del escrito de "amicus curiae" presentado ésta semana: el gobierno de Obama le está diciendo a la Corte de Apelaciones de Distrito de Nueva York que tiene sumo interés en que la Argentina resuelva lo más pronto posible su diferendo con los fondos buitres; porque eso irá en el mismo sentido de su respaldo explícito a las políticas de Macri, enderezadas a "revertir unas políticas económicas anteriores". 

Algo así como "este gobierno arregló con los buitres en los términos del fallo de Griesa, por eso ahora hablamos, para apoyarlo, y lo apoyamos porque a partir de allí "corrige" errores de política económica del gobierno anterior, y los corrige a favor de los intereses de los Estados Unidos".

Si alguno quiere saber cuáles son esos "errores" y esos "intereses", en éste post de ayer hay un rápido repaso.

2 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

El unico apoyo fue el del miembro en el upite,,,,es para llorar o reir

Moscón dijo...

Ahora me explico ese malestar en la puerta del upite.