LA FRASE

"TENEMOS QUE DEJAR DE ANTEPONER EL INTERÉS NACIONAL ANTE TODO; PRIMERO ESTÁ EL INTERÉS DE LAS LEBAC'S." (MAURICIO MACRI)

miércoles, 23 de marzo de 2016

¿LA MOSCA BLANCA DEL FPV SANTAFESINO?


Cuando se votó en Diputados el acuerdo con los fondos buitres los 6 representantes santafesinos del FPV votaron en contra: Marcos Cleri, Silvina Frana, Lucila De Ponti, Josefina González, Alejandro Ramos y Eduardo Seminara. Acá pueden acceder al acta respectiva.

Cumplieron su mandato, por el cual fueron electos: aprobar el acuerdo es dar por tierra con la política de desendeudamiento de los gobiernos kirchneristas, materializada en los canjes de deuda del 2005 y 2010.

El propio Scioli en campaña -cuya boleta acompañaron como candidatos a legisladores- decía que la cuestión de los buitres no estaba entre sus prioridades, y que el país tenía otros medios para resolver sus problemas de financiamiento; sin necesidad de aceptar extorsiones.

En Diputados el gobierno de Macri obtuvo un triunfo amplísimo, y lo hubiera obtenido aun sin la "cangrejeada" de los 17 diputados del bloque de Bossio y Urtubey: le sobraron "aliados" de ocasión, desde Massa y el Frente Renovador, a Stolbizer y el socialismo santafesino.

En el Senado en cambio la cosa es más peliaguda, comenzando por el hecho de que "Cambiemos" cuenta con apenas 15 senadores propios, es decir que no está ni cerca de logar el quórum con la tropa propia: necesita inexorablemente que al menos una parte del bloque del FPV aporte a ese quórum.

Y más aun: necesita imperiosamente que algunos senadores nuestros levanten la mano aprobando el acuerdo. De lo contrario no pasa, y no lo pueden repetir hasta el año que viene (artículo 81 CN). Así de grande es la responsabilidad de los senadores del FPV

El domingo en Página 12 María de los Angeles Sacnún (elegida senadora nacional por el FPV Santa Fe junto a Perotti) se expresaba categóricamente en contra del acuerdo, coherentemente con lo que votaron los diputados de su mismo espacio político; y con el mandato recibido en las urnas: para apoyar las iniciativas de Macri, hubiéramos votado al PRO. Así de sencillo.  

En cambio Perotti parece "deslizar" su apoyo al acuerdo, con un argumento que encierra un falso dilema: hay que "cerrar el tema", porque de lo contrario corre riesgo toda la reestructuración del grueso de la deuda, llevada adelante en los dos canjes con la adhesión de casi el 93 % de los acreedores.

Cuando en realidad es exactamente al revés: son los términos del acuerdo alcanzado por el gobierno de Macri con los fondos buitres los que ponen en riesgo los canjes de deuda, al exponer al país a reclamos de los acreedores que ingresaron de buena fe a los mismos, aceptando una quita sustancial del capital y los intereses.

Tampoco hay en la provincia -como sucede en otras- un gobernador "del palo" clamando por fondos (ni gobierna el FPV/PJ, ni los necesitan), ni podría argumentarse un voto a favor del acuerdo con el hecho de que le permitiría a Santa Fe (como al resto de las provincias) salir a endeudarse en el mercado de capitales, para obras de infraestructura.

Veíamos justamente ayer acá que eso es falaz, porque el socialismo pretende hacerlo (cohonestando de tal modo su voto favorable al pacto con los buitres) cuando no lo necesita, porque a partir del fallo favorable de la Corte Suprema en la disputa con la nación por los fondos coparticipables que iban a la ANSES, cuenta con recursos adicionales; y la Legislatura santafesina los ha afectado específicamente a la inversión en obras.

Peor aun: al pedido en marcha de Lifschitz para endeudar a Santa Fe en 500 millones de dólares, se oponen desde el propio PRO provincial. Es decir que le pidieron al socialismo el voto favorable al arreglo con Paul Singer con ese argumento, y ahora le niegan la posibilidad de endeudarse.

Omar Perotti no es cualquier dirigente del peronismo santafesino: fue el último candidato a gobernador del espacio, y estuvo a poco más de un punto porcentual de votos de ganar la elección; esencialmente -y sin negar sus méritos personales- empujado por el apoyo y el trabajo de toda la militancia, a lo largo y a lo ancho de la provincia, para remontar los 9 puntos de distancia que lo separaban del candidato más votado en las PASO. 

¿Honrará su mandato como senador rechazando el pacto nefasto propuesto por Macri, o se convertirá en la mosca blanca del FPV santafesino, siendo el único de los legisladores nacionales del sector que lo acompañe?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pensalo bien Senador porque es un viaje de ida.

marioaya dijo...

no soy de santa fe, por lo tanto no vote a perotti, aunque si hice fuerza para que sus campañas fueran lo mas exitosas posibles, dado que nos representaba en esa pcia., al haber firmado despacho aprobando lo ubica en el gran CUADRO DE DESERTORES del proyecto por el que asumio, y un dato no menor en comparacion con otros senadores es que el no tiene que depender de las instrucciones de su gobernador para defender la CAJA DE LA PROVINCIA, a la distancia me parece lamentable la decisión del senador, lametable...