LA FRASE

"NO TENGO NADA QUE VER CON EL HUMO QUE ESTÁ CUBRIENDO BUENA PARTE DEL PAÍS." (RICARDO CARUSO LOMBARDI)

martes, 12 de junio de 2012

CRISTINA, ESCUCHÁLO A MAJUL, ASÍ NO COMETÉS ERRORES (O POR LO MENOS TE CAGAS DE RISA UN RATO)



(*)

Desde que ganó las elecciones del año pasado, la Presidenta Cristina Fernández está cometiendo un error tras otro. (epa, el comienzo es prometedor, veremos como sigue) El último fue (¡ah, no con vos la ilusion no dura ni medio renglón: ya pasaste derecho al último!, ¿los otros quedan librados a la imaginación del lector?) anunciar en público su decisión de pasar a pesos su plazo fijo de más de 3 millones de dólares, (¿por qué es un error, si los plazos fijos en pesos dan más interés?) lo que volvió a poner su declaración jurada en el centro de la cuestión, (no, eso lo pusiste vos, que sos casi al único al que le interesa el tema, para escribir libros) y la sospecha de cómo se enriqueció, otra vez, en el ‘consciente colectivo’ de millones de argentinos. (que ya lo sospechaban el año pasado, y la votaron igual) La promesa, con aires de acto heroico, (bueno, no tanto como tu reclamo de pauta oficial) no solo tendrá un nulo efecto práctico en la economía nacional. Además le podría generar un costo adicional, al poner su credibilidad a prueba contra el deseo mayoritario de la clase media (que prácticamente no le cree nada, haga lo que haga, así que no pondría mucho en juego que digamos) de resguardar sus ahorros y no perder dinero por efecto de la inflación. (ah, por eso les tenía que aconsejar que ahorren en dólares, aunque les paguen menos intereses, interesante)

El capítulo número uno del manual de comunicación política (ése que estás empezando a leer en estos días, pero siempre lo dejás en la segunda página) en la Argentina sostiene que ningún ministro de Economía debería hablar del dólar (bueno, el actual lo cumple al pie de la letra, es más: no habla de nada y casi ni se le conoce la voz) porque su sola mención genera paranoia (¿y entonces por qué ustedes lo mencionan cada diez palabras que dicen o escriben?, ah, para generar paranoia, claro) y podría determinar corridas cambiarias innecesarias. (¿hay corridas cambiarias necesarias?, ¿las corridas las generan los ministros de economía hablando del dólar?, ¿dónde viviste los últimos nueve años?) Imagínense el impacto en la economía y en la imagen de la jefa de Estado si, contra semejante acto simbólico, el dólar paralelo sigue aumentado, al compás de las restricciones y el crecimiento de la inflación. (ponéte de acuerdo: antes dijiste que la medida era de nulo impacto en la economía, ahora resulta que es fundamental, ¿en qué quedamos, es simbólica, real, embólica?)

El segundo gran error fue presentar a Daniel Reposo como candidato a Procurador General, en reemplazo de Esteban Righi. (en realidad fue antes de anunciar lo del plazo fijo, de todos modos si ése es el segundo y el otro el último, nos quedamos con ganas de saber cual fue el primero, y en total serían tres, pero al principio dijiste que Cristina cometió “un error tras otro”, sin dar pistas sobre cuántos fueron, lo nuestro entonces quedará en el terreno de las especulaciones, como ésta columna) Es impensable, después de tantos años en el ejercicio del poder, que nadie, entre su pequeño círculo de consejeros, le haya avisado a la Presidenta que el curriculum de Reposo no resistía ni un simulacro de audiencia pública. (¿por qué simulacro, si la audiencia fue real y al tipo lo destrozaron justo ahí?) También cuesta creer que nadie le haya advertido sobre el papelón que podía resultar su comparecencia en el Senado. (pasa que ahí ya están Menem, Rodríguez Saá, Estensoro y Gerardo Morales: los muchachos se pensaron que el lugar era especialmente apto para papelones) Reposo solo había hablado frente a miles de personas cuando lo dejaron exponer ante las hiperoficialistas cámaras de 6,7,8, (pero cómo, ¿no era que a ése programa no lo mira nadie?después del episodio violento que protagonizó en el medio de una asamblea de Papel Prensa. Ese video era un buen antecedente para dictaminar las dificultades que tiene el responsable de la SIGEN para hacerse entender. (bueno, en tu caso hay una pieza llena de ediciones viejas de “La Cornisa”, y De Narváez igual te renovó el contrato)

El tercer gran error de la jefa de Estado es salir a ningunear, a través de su servicial jefe de gabinete, Juan Manuel Abal Medina, al tercer cacerolazo del jueves a la noche, (acá las cuentas se nos van al carajo, o si esos fueron los tres errores, antes de proponer a Reposo no habría cometido ninguno desde que la reeligieron, y esta nota sería una venta de humo) Día del Periodista, (¿y eso que tiene que ver con los cacerolazos, o eran para pedir conferencias de prensa con preguntas?, ah, si es así por eso no los tenía que ningunear, claro) producido casi el mismo tiempo en que el secretario de Medios Alfredo Scoccimarro leyó las cuatro cartas de Reposo, en las que aparece renunciando a su postulación. Es probable que entre los miles de indignados (cuatro miles, siendo generosos) que marcharon con sus cacerolas a la Plaza de Mayo haya habido personajes que apoyaron a la dictadura (ajá, solo “probable”, aunque fijáte que justo Pando no fue, pero nazis y skin heads sobraban) y otros a quienes les importa muy poco la pobreza de los demás si es que no afecta su propio bolsillo. (no, jodéme: ¿los carteles que hablaban de la pobreza eran mentira?, y eso que la vestimenta de las señora sugería que venían de algún costurero comunitario o el comedor Los Piletones) Pero sería un gran error político que el gobierno no leyera esta manifestación como una expresión contundente del cambio de humor social que se está registrando desde principios de año. (pero cómo, ¿no dijiste hace poco más de un mes que la presidenta remontaba en las encuestas y lo único que podría impedir la re reelección sería la economía?, ponéte de acuerdo che) Sus cráneos mediáticos (esos que elogiaste hace poco, varias veces, porque según vos el kirchnerismo es sólo un “relato” publicitario) deberían tomar en cuenta dos o tres datos inquietantes. Uno: a pesar de que ninguno de los tres cacerolazos fue cubierto por la mayoría de las señales de cable ni los canales abiertos en el momento en que se produjeron, (no pudieron: TN contrató los derechos exclusivos de transmisión, que lástima que el móvil de “La Cornisa” que estaba no registró imágenes de cómo cagaban a palos a los de “6 7 8” y “Duro de domar”, se les habrá terminado la batería de la cámara justo) cada vez demuestran una mayor convocatoria y una mayor vocación por sostener la protesta. Dos: no tienen un referente ni un líder, y las consignas son poco claras y están dispersas pero cada vez hay más jóvenes entre los asistentes a la concentración. (que sobresalen por su pelotudez en una convocatoria de pelotudos, son los que tienen las consignas menos claras y la mente más dispersa, pero si es por eso, a Vélez fueron cientos de miles y vos los ninguneaste, ocupado en bardear a La Cámpora) Y tres: su ‘visibilidad’ en las redes sociales –un espacio que el gobierno y los blogueros K consideran propio– está aumentando de manera exponencial, aunque desordenada. (obvio: los twittteros K truchos lograron el 54 % de los votos, los del PRO no juntan ni cuatro mil nabos en la plaza) Abal, en un comunicado que lleva su firma, volvió a mencionar la palabra “abundancia”, el mismo concepto que usó la Presidenta, en abril de 2008 ,y que disparó la ira de miles de productores de campo que no pertenecían a la oligarquía ganadera. (pero que estaban tratando de provocar un golpe, como infantería de esa misma oligarquía, ¿cuál sería la palabra adecuada: “la levantan con pala”, “se limpian el culo con billetes”?, capaz que hubieran caído mal, no sé, es una idea, manejálo) El jefe de gabinete lo hizo casi al mismo tiempo en que otros miles (dos miles) de trabajadores que se sienten representados por la CTA de Pablo Miceli marcharon hacia la Plaza de Mayo para pedir mejores para los trabajadores públicos y los jubilados, muchos de los cuales habían estado el día anterior en el mismo lugar con una cacerola en la mano. (alto pedo líquido tienen entonces en la cabeza los tipos, o Micelli convoca a la misma gente que Pando, vaya uno a saber) Todo indica que, otra vez, igual que con la resolución 125, el Gobierno está eligiendo el enemigo equivocado. (¿cuál, los caceroleros en éste caso, son de temer che?) Con el agravante de que ahora no hay un Alberto Fernández que sea capaz de hacerle notar el error a la Jefa de Estado. (ni de darte a vos data del gobierno, y publicidad oficial, para que fueras oficialista, con lo cual denota lo boludo que es: a vos conviene tenerte enfrente, sos muy fácil) Fue el propio Fernández, junto con el ex presidente, Néstor Kirchner, quienes hace ya mucho, en el principio de su mandato, le aconsejaron a Cristina Fernández no designar a Amado Boudou enfrente de la ANSeS. (ah, y vos estabas presente, o mejor: te lo contó Fernández, porque Kirchner no lo puede desmentir, lo que se dice auténtico periodismo de investigación; de útlima te tiro un dato: Alberto Fernández lo recomendó a Lousteau, el de la 125, y los piquetes de la abundancia, y la oligarquía ganadera y todo eso) Lo contó el propio Alberto en la televisión el domingo 3 de junio pasado, (en tu programa, donde puede aparecer también Zulma Lobato hablando del dólar) en el mismo programa en el que Sergio Schocklender confirmó que el ahora Vicepresidente había pensado en ‘algunos amigos’ para que ayudaran a la Fundación Sueños Compartidos. (claro, y el testimonio de un chorro que está tratando de zafar de la cana es ultra confiable)Tanto Fernández como Kirchner habían recibido información que lo hacían poco confiable para manejar una caja tan importante como la de los fondos de los jubilados y pensionados. (que se duplicó desde que la maneja el Estado, pero che, ¿no es mucha tirada de goma a Alberto Fernández?, de onda, pensálo, a menos que estés especulando que vuelva a ser Jefe de Gabinete con Scioli y otra vez te abra la chequera) Ella no dejó terminar de hablar a ninguno de los dos y les notificó que ya había firmado el decreto. El ex jefe de gabinete cree que la Presidenta nunca ocultó su súbita admiración (¿qué estás sugiriendo, ratita pestilente aprendiz de Rial?, ponéte los pantalones y decílo de frente, soretín) por Boudou y que fue eso la que la llevó a cometer “quizá el mayor error político” de toda su gestión: (¿cómo “quizás”?, ¿usás el potencial porque a éste error no lo mencionaste en tu lista, para vos o para Fernández es un error?, ojo que él le propuso a Cobos, o sea no es justo el más indicado para andar hablando del tema, eh) elegirlo como su compañero de fórmula en las elecciones que ganó hace solo seis meses. (no, casi ocho, revisá el almanaque) ¿Por qué la Presidenta no le pide un gesto patriótico, parecido al que acaba de realizar Reposo y que le permita corregir el rumbo de su última gestión? (o sea que renuncie, ¿no?, pasa que hay una pequeña diferencia: al tipo lo votaron, justo el argumento que daba Cobos, cuando vos lo entrevistabas seguido en el Senado, pensando que era el futuro presidente) Porque Ella está convencida de que entregarlo, sería todavía peor que sostenerlo. Que la cosa no está tan mal y que aún le queda mucho margen para manejar la sintonía fina de la política y la economía. (sí, y también piensa que vos sos un pelotudo , pero no lo va a decir en público porque es una dama)

Sus consejeros deberían analizar, ahora, con detenimiento, porqué ni el uso de Malvinas ni la expropiación de YPF ni le detención de Sergio Schocklender ni de Claudio Cirigliano les está sirviendo para detener la caída de imagen del Gobierno en general y la de Cristina Fernández en particular cuando todavía no cumplió ni medio año de su último mandato. (bueno, podría ser porque la caía de imagen la registran las mismas consultoras que te hicieron decir que podría haber balotaje el año pasado, y que Macri sería presidente)

(*) Las negritas son nuestras, el original acá.

2 comentarios:

Minaverry dijo...

Muy bueno la aclaración de "dos miles".

Daniel dijo...

Ah; les quedó esa de que el kirchnerismo arrastra parvas de jóvenes y la quieren dibujar por ese lado. Quién te pasó libreto Majul? Fontevecchia, si seguro que andaba llorando por eso de que no fueron los medios.
Que no fueron -es tan simple- porque no le interesaba a nadie!