LA FRASE

"HAY GENTE EN LA MESA DE ENLACE QUE CUESTIONA QUE YO NO HAYA DADO EL DISCURSO DE CIERRE DESPUÉS DEL PRESIDENTE EN EL ACTO DEL 8 DE JULIO, PERO LES HICE ENTENDER QUE TENEMOS QUE SER GENEROSOS." (DANIEL PELEGRINA)

sábado, 23 de junio de 2012

A DESALAMBRAR, A DESALAMBRAR


El paro del transporte de combustibles convocado por Moyano logró que -por primera vez en años- el tradicional acto del día de la bandera en Rosario no se llevara las primeras planas, aunque hiciera acto de presencia Amado Boudou, a cargo del Ejecutivo nacional por el viaje de Cristina.

Una ceremonia que años anteriores estuvo cargada de fuertes cruces con alto voltaje político (como olvidar las polémicas de Cristina con Binner, antes y después de las convocatorias) pasó esta vez desapercibida por un conflicto de escala nacional, con fuerte incidencia en Santa Fe, sobre todo en la refinería de San Lorenzo.

Pero la semana santafesina no estuvo exenta de política de muchos menos: el lunes asumió el psicólogo venadense José Luis Freyre como presidente del PJ provincial, en un acto hegemonizado por el kirchnerismo con la presencia del propio Jefe de Gabinete Abal Media, y el gobernador del Chaco Jorge Capitanich en representación de la Comisión de Acción Política del PJ nacional.

Y el flamante presidente puso manos a la obra convocando a los bloques de senadores y diputados provinciales del peronismo (un amplio y fracturado abanico) a discutir los alcances de la reforma tributaria remitida por el gobierno de Bonfatti a la Legislatura, con la finalidad de unificar el discurso y las posturas: menuda tarea, considerando la diversidad de posturas hasta acá expuestas al respecto.

Pero lo más interesante que produjo Freyre fueron sus declaraciones en el sentido de organizar un partido claramente alineado con el proyecto nacional que conduce Cristina, y abierto a la discusión ideológica; algo que viene claramente ausente en el PJ santafesino desde -por lo menos- la aparición en escena de Carlos Reutemann en la política provincial allá por los 90', en el contexto de la ley de lemas como tabla de salvación de la derrota electoral segura a manos de Usandizaga.

Las palabras de Freyre reflejaron además en que medida el peronismo santafesino (o al menos una buena parte de él) empieza paulatinamente a ponerle punto final a la teoría de Carlos Reutemann de "alambrar la provincia" para mantenerla aislada del clima político nacional: ante la consulta de los medios por los intentos de seducción del PRO a dirigentes peronistas que no se sienten contenidos en el nuevo armado que lo entronizó en la presidencia del partido (empezando por el propio Reutemann), Freyre sostuvo que no se puede desde el peronismo y en su nombre, migrar a un partido que se opuso a la expropiación de YPF.

Freyre puso así en primer plano una clara consecuencia del declive del reutemanismo (en trance de disolución, excluído de la nueva conducción partidaria): un peronismo que intenta imponerse límites programáticos, y se alinea con las políticas troncales del gobierno nacional. Habrá que ver en que medida se persevera por ese rumbo en el futuro.

Pero no sólo el peronismo santafesino se desalambra: algo parecido sucede en el socialismo, aunque en apariencia el proceso sea el inverso.

En la misma semana en que Hermes Binner cerraba un encuentro del GEN criticando duramente al plan Procrear de créditos para vivienda por financiarse con fondos de la ANSES (revelando además gruesas confusiones conceptuales, y hasta desconocimiento del propio programa), la intendenta de Rosario Mónica Fein y el gobernador Bonfatti expresaban su apoyo a la iniciativa, y la predisposición a ceder tierras fiscales de ambas administraciones para concretar planes del programa en Santa Fe.

No se trata de disociar la lógica del que gestiona (y necesita por ende cierto nivel de convivencia armónica con el gobierno nacional) de la que sustenta aquel que -como Binner- acumula políticamente desde la oposición, sino de no quedarse afuera de una política que ha generado expectativas altamente favorable en aquéllos sectores sociales que sufren el drama de no contar con vivienda propia: la agenda nacional determina así (como en el ejemplo de YPF que aportó el presidente del PJ) el alineamiento de los actores políticos provinciales.

Como también sucede en el PRO: los dirigentes nacionales de la fuerza que comanda Mauricio Macri multiplican sus aterrizajes en Santa Fe en apoyo a la estructura que comanda (al menos formalmente) Miguel Del Sel, a la pesca de peronistas disconformes con el nuevo rumbo del PJ provincial, acumulando al mismo tiempo para la elección provincial del 2015, y a una eventual candidatura presidencial del Jefe de Gobierno porteño.

Claro que, puestos a esa tarea, no parecen poner filtros muy exigentes, porque por caso sobre el filo de la semana reclutaron para un seminario político en Santa Fe (con la presencia del ex candidato a vice de Miguel Del Sel, Osvaldo Salomón) y recorrer la muestra Agroactiva, nada menos que a Gerónimo "Momo" Venegas, un habitual contertulio de cuanto cónclave anti kirchnerista se celebre, y un acompañante de Hugo Moyano en su intento de mantener la conducción de la CGT.

Algo que en la semana más álgida del conflicto entre el camionero y el gobierno no puede atribuirse a una simple casualidad, o a la hiperactividad del dirigente de los peones rurales, en todo lo que no tenga que ver con la defensa de sus representados, claro está. 

No hay comentarios: