LA FRASE

"LOS JUGADORES PODEMOS ESTAR UN AÑO SIN COBRAR, Y SI HICIMOS NEGOCIOS CON PARQUES EÓLICOS, HASTA DOS." (CARLOS TÉVEZ)

viernes, 29 de junio de 2012

LA SOLUCIÓN AL ALCANCE LA MANO PARA NO SEGUIR RASCANDO LA OLLA


De ésta nota del diario del Loco Lindo donde Galassi se explaya una vez más sobre el tópico favorito del socialismo (el lamento boliviano porque la Nación supuestamente los discrimina) extrajimos la imagen que ilustra el post, y los párrafos subrayados son los que nos interesa destacar.

Allí nos enteramos que, mientras Bonfatti dice que está rascando la olla para pagar sueldos (y eventualmente echando mano de guita que está afectada a la obra pública, aunque haya despidos y quema de gomas) la provincia habría reducido su déficit en el mes de mayo, hasta casi hacerlo desaparecer; claro que Galassi no dice como.

En el mismo artículo y más abajo, se daban detalles sobre el meneado proyecto de reforma tributaria que circula por la Legislatura, en el cual se insistiría en no ajustar (sino en una mínima expresión) los avalúos fiscales de los campos, para que los agrogarcas no tengan que pagar el impuesto a los Bienes Personales; algo ya tratado ampliamente acá

Ustedes se preguntarán a esta altura que tiene que ver eso con la rascada de olla de Bonfatti (que centra en la reforma tributaria la posibilidad de supervivencia financiera de su gobierno), y la respuesta es mucho, por lo que vemos acá:


A ver si se entiende: la provincia achicó en mayo el déficit que venía arrastrando hasta abril no gracias a la maravillosa gestión financiera del socialismo, sino al aumento de la recaudación de los impuestos nacionales coparticipables, entre ellos Ganancias y Bienes Personales.

O sea que Bonfatti pudo rascar la olla y (por ejemplo) pagar los aguinaldos porque llegó más plata de los mismos impuestos que los radicales (sus socios en el Frente Progresista) y los del FAP (el pelotero donde se entretiene Binner ahora que está más al pedo que cuando era gobernador), e anche algunos peronistas,  no quieren que los propietarios de campos paguen, no tocando los avalúos fiscales; tanto acá como en Buenos Aires: evasión legalizada la llamó el propio ministro de Economía Sciara.

Es decir entonces que, si Bonfatti quiere dejar de rascar la olla, ahí tiene la solución a mano: aumenta los avalúos, el garcaje paga más Bienes Personales (además de más inmobiliario rural), y listo.

Y eso siempre cuando no se prenda al reclamo de Moyano para eliminar Ganancias de la cuarta categoría, que como queda visto, también le dio una manito para rascar la olla y achicar el rojo.


Como hizo Binner, sin ir más lejos:



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque Galassi no diga la verdad verdadera, Bonfatti no se despega de la Presidenta ni de los beneficios que esa proximidad le reporta, mientras tanto lo deja desubicado a Binner que vive en el limbo. Si es por Bonfatti el FAP no lo contiene ni a él ni a nadie.

Anónimo dijo...

Acá hay algo que ustedes no aclaran y que por siguiente lo usan para engañar.

Dicen que la provincia recibió en mayo 647 millones correspondientes al impusto a las ganancias y resaltan que supera en 40 millones a lo que se recibió en igual mes del año pasado.

O sea que si el año pasado se recibieron 607 millones este año hubo un aumento del 6,6%. Lo que en términos reales es una caída, ya que la inflación de hace un año era un 25% menor.

Por otra parte que haya venido estacionalmente mas dinero de la nación no quiere decir que estemos en bajos niveles de coparticipación primaria, ya que la coparticipación la están calculando automaticamente.

Saludos

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Nadie usa nada para engañar, porque el efecto de la inflación afecta a todos los impuestos que dependen del ciclo económico, como por ejemplo Ingresos Brutos que es provincial, o sea que si a Ganancias hay que deflactarlo, a ése también. El punto es que el socialismo impulsa una reforma tributaria tratando de revaluar pocos los campos o (esto serían los radicales) no revaluarlos nada, para que los productores no paguen Bienes Personales, y paguen menos, y ese impuesto (como Ganancia) es coparticipable. No estamos seguros que entiendas que es "coparticipación primaria" (o sea cuanto para Nación, cuanto para provincias), pero por las dudas aclaramos: las normas de coparticipación federal (incluyendo la coparticipación secundaria: cuánto le toca a cada provincia) son exactamente las mismas desde antes del 2003, el kirchnerismo mo tocó ninguna. Y para modificarlas necesitás una ley convenio, sancionada con mayoría absoluta del total de los miembros de cada Cámara y la ratificación de las 24 legislaturas provinciales.

Y nosotros no calculamos nada, es un portal de noticias que levanta la información oficial que está colgada en el sitio web de la provincia.

Gracias por pasar, aunque pensés que te engañamos.

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Nadie usa nada para engañar, porque el efecto de la inflación afecta a todos los impuestos que dependen del ciclo económico, como por ejemplo Ingresos Brutos que es provincial, o sea que si a Ganancias hay que deflactarlo, a ése también. El punto es que el socialismo impulsa una reforma tributaria tratando de revaluar pocos los campos o (esto serían los radicales) no revaluarlos nada, para que los productores no paguen Bienes Personales, y paguen menos, y ese impuesto (como Ganancia) es coparticipable. No estamos seguros que entiendas que es "coparticipación primaria" (o sea cuanto para Nación, cuanto para provincias), pero por las dudas aclaramos: las normas de coparticipación federal (incluyendo la coparticipación secundaria: cuánto le toca a cada provincia) son exactamente las mismas desde antes del 2003, el kirchnerismo mo tocó ninguna. Y para modificarlas necesitás una ley convenio, sancionada con mayoría absoluta del total de los miembros de cada Cámara y la ratificación de las 24 legislaturas provinciales.

Y nosotros no calculamos nada, es un portal de noticias que levanta la información oficial que está colgada en el sitio web de la provincia.

Gracias por pasar, aunque pensés que te engañamos.