LA FRASE

"DONALD, SOY EL NÚMERO UNO, DONALD, CUANDO PUEDA TE VACUNO." (VLADIMIR PUTIN)

jueves, 20 de septiembre de 2012

ESTA EMPRESA, A LA QUE NO LE INTERESA LA CIUDAD ¿AUSPICIA A CORRAL Y EL FRENTE PROGRESISTA?


Tal como lo marcábamos acá, celebramos que los concejales opositores hayan decidido tomar cartas en el asunto del Presupuesto Participativo de la municipal, y las obras inconclusas (algunas ni siquiera empezadas) por la gestión de Corral, y que los vecinos de los diferentes barrios votaron.

Que lo hayan hecho empujados porque el domingo a la noche salió una nota destacada del diario El Litoral sobre el tema (porque la gente de FM Chalet venía investigándolo durante meses, y no le dieron ni cinco de bola), y que lo hayan "disfrazado" metiendo otras cuestiones vinculadas a la obra pública municipal, son anécdotas: más vale tarde que nunca, y mejor que se ocupen a que lo dejen pasar.

Acá pueden acceder en detalle al texto completo del pedido de informes que elevaron al Departamento Ejecutivo, y de la solicitud cursada al presidente del Concejo para que comparezca al cuerpo el titular de la empresa Ponce Construcciones, contratista de obra municipal, acá transcribimos la parte pertinente:


El decreto al que se refieren los concejales es éste, y si vemos lo publicado en la página web de la Municipalidad, se entiende por qué quieren mayor información al respecto:


En la publicación no constan ninguno de lo anexos del decreto que firmó Corral, de modo de poder saber de cuánto es la deuda que la Municipalidad le está reconociendo a la empresa, por qué conceptos y cuáles son los contratos y obras involucradas; aspectos muy relevantes porque se trata de una empresa que es adjudicataria habitual (muy habitual diríamos) de concursos y licitaciones municipales, especialmente durante las gestiones de Corral y de Barletta.

Y si no vean el resultado que arroja la búsqueda en la página web del Municipio con la voz "Ponce Construcciones":




En realidad la sábana es mucho más amplia y la pueden ver completa acá; lo que nosotros resaltamos con verde son las obras que se mencionan en el pedido de informes de los concejales.

Obras que (al igual que todas las contratadas por la Municipalidad con Ponce Construcciones) tienen todas características en común: ampliaciones de plazos sobre los originariamente previstos en los contratos, redeterminaciones de precios sobre los precios originales de la licitación (una cosa trae la otra: cuanto más se demoran las obras, más se inflan los costos), neutralizaciones de los plazos de obra (lo que implica perdonarle a la empresa incumplimientos contractuales).

Es decir que, o son obras problemáticas por dificultades técnicas, o la empresa es bastante chanta.

Si es lo primero, la Municipalidad tendría que analizar que está fallando en los proyectos, que siempre tienen dificultades para llevarse a la práctica; y si es lo segundo, habría que preguntarse por que razones de peso (o de pesos) se contrata con tanta frecuencia a una empresa que registra problemas de incumplimientos contractuales: Ponce Construcciones obtuvo entre el 2009 y el 2012 (apenas tres años) 11 contratos, en una gestión (o gestiones, la de Barletta y la actual de Corral) que no se caracterizaron precisamente por la gran ejecución de obras públicas.

A esos 11 contratos hay que agregar el del refulado en Playa Grande que proviene del 2006 (gestión Balbarrey), pero que obtuvo desde la llegada del radicalismo a la Municipalidad por lo menos cuatro redeterminaciones (aumentos) de precios.

Y la presencia de ésta empresa en la obra pública durante las gestiones progresistas (con problemas en la ejecución) no se limita a la gestión municipal de Santa Fe.

Como lo señalamos acá; es parte de la UTE adjudicataria de las obras de ampliación de la Ruta Provincial 1 (decidida finalmente por Bonfatti tras cuatro años de demora en la gestión de Binner), del mismo modo que había sido adjudicataria original de la obra (luego con el contrato rescindido por el gobierno de Binner) durante la gestión de Obeid.

Y en ésta obra se da otra curiosidad, que bien puntualizan los concejales: las obras están paradas porque la Municipalidad de Santa Fe (a diferencia de la comuna de Rincón, que hizo su parte) no ejecuta las obras complementarias de desagües que son necesarias para comenzar  los trabajos; pese a que hace cinco meses fue el propio Corral quien dijo que los trabajos se podían empezar de inmediato.  

¿Tendrá algo que ver la demora municipal en ejecutar los desagües con que de ese modo le evita a la empresa (contratista de la obra principal, adjudicada por la provincia) tener que empezar a trabajar, sin sufrir penalidades por incumplimiento?

Y también Ponce Construcciones es adjudicataria en la órbita provincial de otra polémica, demorada y accidentada obra, como es la construcción del nuevo Hospital Iturraspe: en este posteo se cuenta la tortuosa historia de la obra, que incluye observación del Tribunal de Cuentas a la adjudicación, insistencia de Binner, adicionales de obra que encubrieron sobreprecios (y que también fueron observados por el TC) y cinco prórrogas del plazo de finalización, la última de las cuáles se cumplió hace un año; pese a lo cual no hay final de obra, y la construcción está virtualmente abandonada.

Incluso cuando se hizo en Santa Fe en el 2011 la Copa América, el gobierno de Binner les dio subsidios a Colón y a Unión para hacer las obras de las colectoras de acceso a sus respectivos clubes de campo, porque de ese modo se evitaba hacer una licitación pública por intermedio de Vialidad Provicial, que era lo que correspondía.

¿Y a que no saben que empresa eligieron los dos clubes -por "sugerencia" del gobierno provincial- para que hiciera las obras?: adivinaron, Ponce Construcciones. 

No será Skanska o Electroingeniería, pero ahora que Lanata volvió a poner de moda el periodismo de investigación, estaría bueno que el lanatismo local recoja el guante y se ponga a averiguar que onda con éstos muchachos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Los hermanitos Ponce, Juan Manuel y Miguel Angel, socios gerentes de la firma, provenientes de Laguna Paiva, en menos de diez años pasaron de la carretilla y los baldes de albañil a la adquisición de grúas de gran porte y camiones batea de 12 metros cúbicos. Su crecimiento se dio al asociarse con un mutualista de Rafaela.
Pero no pensemos mal.
Comparto que el cherepismo y el colussismo, hagan alguna averiguación. ¿O no?