LA FRASE

"QUIERO FELICITAR A JEANINE AÑEZ Y DECIRLE QUE LA ENVIDIO: POR LO MENOS ELLA CONSIGUIÓ QUE LE PUSIERAN LA BANDA, Y TENER UNA OFICINA PROPIA." (JUAN GAUDIÓ)

domingo, 23 de diciembre de 2012

LA PULPO TENÍA RAZÓN


En varias oportunidades en Nestornautas nos hemos ocupado del puerto de Santa Fe, tanto desde el punto de vista de los negocios que se están desarrollando en su actual emplazamiento (escasamente vinculados a la actividad portuaria, por cierto); como del proceso de traslado a su nuevo emplazamiento sobre el Paraná.

Por ejemplo en ésta entrada señalábamos que las obras que se encaran hoy en el puerto no tienen nada (o casi nada) que ver con darle a su actual emplazamiento un destino portuario, y sí bastante con los emprendimientos comerciales varios que se han gestado allí, usando para esos fines los recursos del Ente Administrador, que deberían destinarse a la actividad específicamente portuaria; de acuerdo con su ley de creación. 

Y en lo que específicamente tiene que ver con el proyecto de traslado del puerto, señalamos en reiteradas oportunidades el lobby de los grupos empresariales (en especial el de los propietarios del diario El Litoral) para que el traslado se concrete: acá, acá, acá y acá  fuimos registrando como ese lobby se ejerció sobre el gobierno de la provincia y la Legislatura, para que aceptaran aprobar que el Estado tomara a su cargo el pago total del préstamo del Fonplata (de varios millones de dólares) para financiar el proyecto de traslado al Paraná; en lugar de que la mayor parte de ese endeudamiento fuera solventado por el Ente Administrador, como estaba originariamente previsto.

Ente Administrador que está absolutamente colonizado por los intereses privados vinculados a la actividad portuaria, y en el cual los representantes del Estado son convidados de piedra, cuando no puestos directamente por esos mismos intereses; como pasa con Marcelo Vorobiof, su actual titular; otro conocido de los lectores de éste blog.

A través de esta nota de opinión publicada en Diario Uno tomamos conocimiento de un informe elaborado por el Centro de Estudios y Acción Popular (CEAP), que integra entre otros Hugo Kofman, docente universitario, investigador y ex dirigente de Proyecto Sur.

En el documento (al que pueden acceder siguiendo este enlace y descargarlo) Kofman y otros dos investigadores del CEAP reconstruyen el proceso mediante el cual se decidió el emplazamiento del nuevo puerto en el denominado "Punto G"; contra todo consejo científico y técnico de los expertos que han estudiado por años el comportamiento del río Paraná. 

Y por razones mucho más vinculadas a ciertas inversiones inmobiliarias en la zona, que fueron motivo de una  sonada denuncia penal de Gustavo Víttori (dueño de "El Litoral" (a) el Loco Lindo; y varias veces presidente de ADEPA) contra "Pilo" Monzón, el responsable de redacción del diario Uno.

Como vemos, no hay que irse hasta el predio de la Rural en Palermo para encontrarse con ejemplos de negocios hechos por privados, a costa del patrimonio público. 

Pero volviendo al caso del puerto, al final Juan Domingo Chereky y los amigos de La Pulpo tenían razón, y la letra del tema que va abajo (en la voz de Moni Cafeína) lo muestra claramente:

No hay comentarios: