LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

jueves, 31 de enero de 2013

POR SI LES PIDEN UNA TERCERA CUOTA DE LA FAPNELCO


Recordarán los lectores de Nestornautas que habíamos dicho acá que, tras la aprobación de la reforma tributaria mediante un acuerdo con los senadores del PJ a cambio de plata para entregar subsidios, se venía una segunda cuota de la Fapnelco socialista para lograr la aprobación del Presupuesto 2013; hipótesis que luego se vería oficialmente confirmada.

También recordarán que otro anticipo de éste blog fue confirmado: el gobierno de Bonfatti pedaleaba deudas con proveedores y contratistas del Estado, generadas el año pasado, para poder echar mano de las partidas del Presupuesto y pagar sueldos; o al menos eso dijo.

Y lo hizo mediante un DNU (decreto de necesidad y urgencia), que luego remitió a la Legislatura para su tratamiento en extraordinarias, cosa que todavía no ha sucedido.

Bien, en eso estábamos cuando nos topamos con éste otro decreto: 


Explicamos: el Decreto 3756 (al que pueden acceder acá) fue un DNU porque a través suyo el gobierno modificó las partidas del Presupuesto 2012, creando deuda flotante con proveedores y contratistas para financiarse; y modificó partidas excediendo las atribuciones que tiene para hacerlo (los famosos "superpoderes", que tanto le critican socialistas y radicales al Jefe de Gabinete en el orden nacional); básicamente  porque utilizó partidas destinadas a gastos de capital (sobre todo obras públicas), para financiar gastos corrientes (en éste caso, sueldos).

Así surge claramente de su propio texto, y así lo entendió el propio gobierno al enviarlo a la Legislatura, pidiéndole que lo aprobara.

Sin embargo ahora vuelve sobre sus pasos, y mediante el decreto que está en imagen más arriba, dice otra cosa: que el DNU estuvo encuadrado en el artículo 27 de la Ley 12.510 (de Administración, Eficiencia y Control del Estado), y que por eso no esperó a que la Legislatura lo tratase para ponerlo en ejecución, pagando los sueldos del personal de la Administración Pública echando mano a partidas previstas para otra cosa.

Sin embargo el DNU 3756 no tiene nada que ver con ese artículo, que refiere a otro supuesto: se aplica cuando lo que hace el Ejecutivo es aumentar el total de los gastos votados en el Presupuesto por la Legislatura (acá compensó gastos, y aumentó los recursos creando deuda) habilitando nuevas partidas para atender "hechos de fuerza mayor o excepcionales que requieran la inmediata atención del Estado"; supongamos (porque en Santa Fe ha pasado) una inundación u otro desastre natural.

En esos casos la ley faculta al Ejecutivo a aumentar el total de los gastos y habilitar las partidas necesarias, comunicándolo simplemente a a la Legislatura, antes de poner en ejecución las medidas; lo que no es claramente el caso del DNU dictado por Bonfatti.

Porque si así fuera (como ahora pretenden plantearlo) no se entiende por qué pidió expresamente que la Legislatura lo ratificara tratándolo en extraordinarias, y si la Ley 12.510 ya existía al dictarse el DNU (de hecho, es de 2005) ¿por qué no se la invocó entonces?

Por no mencionar que resulta un contrasentido decir que los mayores gastos que representa para el Estado pagarles a sus empleados aumentos pactados en las paritarias de marzo, sean en diciembre "hechos de fuerza mayor o excepcionales": casi todos los trabajadores estatales santafesinos tienen leyes de paritarias desde hace años, e incluso durante la gestión del FPCyS obtuvieron ese beneficio los docentes y los médicos de los hospitales provinciales.

Máxime cuando se vive en el país un proceso inflacionario, y desde el propio gobierno provincial se descree de los índices del INDEC y se divulgan los del IPC, que siempre son mayores; y eso dispara reclamos sindicales por aumento de salarios.

Acá lo que está sucediendo es otra cosa, y tiene que ver con la situación política de la provincia: a diferencia del Presupuesto 2013 (que cuenta con media sanción del Senado), el DNU 3756 no ha sido tratado por ninguna de las dos Cámaras de la Legislatura, y el gobierno no tiene la certeza de que se aprobado, pese a que en éste nuevo decreto dice el gobernador: "el cumplimiento de tramitaciones faltantes que sin dudas han de tener un final positivo;".

De modo tal que éste nuevo decreto es la forma que ha encontrado Bonfatti (tergiversando el sentido de la Ley 12.510, como hiciera con éste otro decreto dictado a poco de asumir respecto al DNU 2809/11 de Binner) de cubrirse por las dudas, por si el recalentamiento de la situación política provincial derivaba en que alguien (por ejemplo los senadores del PJ) deciden subirse el precio, y pedir una tercera cuota de la Fapnelco, para garantizar la aprobación del DNU.  

No hay comentarios: