LA FRASE

"DONALD, SOY EL NÚMERO UNO, DONALD, CUANDO PUEDA TE VACUNO." (VLADIMIR PUTIN)

lunes, 4 de febrero de 2013

LO HICIERON SIN QUERER


Nos dice éste funcionario del gobierno provincial que ellos, desde que están en el gobierno, jamás (pero jamás de los jamases) han tenido la idea de discriminar a los intendentes y presidentes comunales del PJ.

Y elogia como de avanzada, el marco legal con el que cuenta la provincia para establecer como se distribuyen los recursos en Santa Fe entre el Estado provincial, los municipios y las comunas; con fórmulas muy objetivas.

Deben serlo, porque el socialismo (que llegó al poder en la provincia en diciembre del 2007) jamás les modificó ni una coma, y se trata en todos los casos de normas que existían desde mucho antes de su llegada al gobierno provincial; como lo explicábamos acá ante otro planteo similar de la diputada del FAP Alicia Ciciliani (como ven, los muchachos son disciplinados y aplicados a la hora de repetir un determinado libreto).  

Algunas de esas normas (como la que dice que los municipios y comunas deben recibir por lo menos el 50 % de la recaudación del Impuesto Inmobiliario) están en la Constitución provincial, que es de 1962.

Sin embargo, algo sí hizo el socialismo en cuanto a criterios de reparto de recursos entre la provincia, y sus municipios y comunas: cuando Cristina creó el llamado Fondo Soja (Fondo Federal Solidario), coparticipando a las provincias el 30 % de las retenciones a las exportaciones de soja, Binner decidió por éste decreto distribuir la parte que les toca a los municipios y comunas, en base a los mismos índices de la coparticipación de impuestos nacionales y provinciales.   

El problema es que el DNU de Cristina que creó el llamado Fondo Soja decía que las provincias (para recibir los recursos) tenían que repartir entre sus municipios y comunas, por lo menos el 30 % de lo que recibían; o sea que si quería, podía darles el 50 %, el 70 % o todo.

Y Binner por éste otro decreto decidió ser amarrete, y transferirles el mínimo, o sea el 30 %.

Quiere decir que, cuando les tocó fijar una pauta para distribuir recursos, no fueron precisamente generosos con los municipios y comunas.

Incluso en la Legislatura provincial tuvo media sanción en Diputados hace cuatro meses (por unanimidad, incluyendo los votos de los diputados del oficialista Frente Progresista Cívico y Social) para aumentar la participación de los municipios y comunas en el Fondo Soja al 50 %, y del 60 % sobre el excedente de lo previsto en el Presupuesto; y Bonfatti logró freezzarlo en el Senado merced al pacto con los senadores del PJ, Fapnelco mediante. 

Las normas de coparticipación provincial les parecen a los socialistas "de avanzada" (debe ser por eso que nos las modificaron), pese a que por ejemplo, en el caso de los impuestos nacionales coparticipables, Santa Fe les transfiere a los municipios apenas el 8 % de lo que recibe de la Nación, y a las comunas el 3 %; mientras desde el socialismo reclaman por ejemplo que se cumpla la Ley 23.548 (que ya no rige en éste aspecto, pero igual la invocan), y la Nación transfiera a las provincias por lo menos el 34 % de todo lo que recauda.

O sea, más del triple de lo que Santa Fe transfiere "para abajo" a sus propios municipios y comunas.

Y no sólo sucede con los impuestos nacionales: la Ley 9595 dispuso establecer el reparto del impuesto a los Ingresos Brutos (que explica casi el 80 % de los recursos tributarios propios de la provincia) a municipios y comunas igual que los nacionales, con lo que éstas reciben poco más del 13 % de lo que el Estado provincial recauda por ese impuesto.

O quizás menos: de acuerdo con los números del Presupuesto provincial 2013 (que tiene aprobación del Senado), la provincia de Santa Fe recibiría $ 40.209.307.000 (poco más de cuarenta mil palitos) de ingresos, por todo concepto; y coparticiparía al conjunto de los municipios y las comunas unos $ 3.305.010.000, es decir apenas el 8,21 % del total de sus recursos.

Porcentaje que fue disminuyendo en el transcurso de los cinco años de gobierno del Frente Progresista Cívico y Social, por el aumento de los recursos no tributarios, que no se coparticipan, como las tarifas de la EPE (aumentadas más de diez veces en ese lapso) y de Aguas Santafesinas (retocadas en seis o siete oportunidades).

Y eso le parece a Ghirardi objetivo y de avanzada.

Pero lo que es definitivamente insostenible es que se diga que no discriminaron a los municipios y comunas del PJ por su color político, al menos en el caso de los subsidios ("aportes no reintegrables") que otorga el Ejecutivo provincial y que dependen de su discrecionalidad.


Lo deben haber hecho sin querer.

No hay comentarios: