LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

sábado, 17 de mayo de 2014

EL PROGRESISMO Y LOS HELICÓPTEROS, UNA RELACIÓN CONFLICTIVA


Debe estar atrasado el pago de las facturas de publicidad de la provincia, porque leemos en el diario del Loco Lindo la increíble historia del helicóptero que sobrevuela la ciudad hace unas semanas, y que la provincia alquiló a una empresa constructora (ver acá más info).

Dice el artículo: "El domingo 4 de mayo, El Litoral informaba que la provincia había alquilado un helicóptero para reforzar operativos de seguridad, esencialmente, en la ciudad de Santa Fe. El director de Movilidad, Sergio Bendaham, decía a este diario que se habían rentado sesenta horas/vuelo, y que mediante una contratación directa bajo el paraguas de la Ley de Emergencia, la operación se había cerrado con la firma Ecodyma. Admitía, paralelamente, que la aeronave era convencional y de matrícula civil, y que no poseía -por ejemplo- faros de búsqueda para patrullajes nocturnos. Lo que nunca revelaron ni Bendaham ni otros funcionarios del área ni del Ministerio de Seguridad fue el monto de la contratación. A esa incertidumbre se sumó la de no saber con precisión en qué acto administrativo se había plasmado el contrato. Resolver esta última consigna implicó un verdadero derrotero para este diario, que durante dos semanas peregrinó con la consulta por: Dirección de Movilidad, Comunicación Social, Ministerio de Seguridad, Secretaría Legal y Técnica del Ministerio de Gobierno, y de nuevo Comunicación Social. Finalmente, el ministro de Gobierno, Rubén Galassi, aceptó contar a El Litoral algunos detalles del proceso.
-¿Cómo se materializó administrativamente el alquiler del helicóptero que hoy sobrevuela la ciudad?
-Se hizo a través de tres presupuestos, y en función de una necesidad imperiosa por una cuestión de seguridad, aunque también sirvió al área de protección civil cuando, por cuestiones climáticas, hubo que sobrevolar algunas zonas. Eso se hizo con tres presupuestos; se hizo una contratación con un mecanismo previsto en la Ley de Emergencia.
-¿Qué mecanismo?
-Es una especie de contratación directa avalada por esos tres presupuestos. Ahora se está haciendo concurso de precios (para una nueva contratación de horas/vuelo), que es un sistema que lleva más tiempo, pero de características similares. Mientras, llamamos a licitación para la compra de un helicóptero que se destinará específicamente al Ministerio de Seguridad.
-Si hay presupuestos se sabe, entonces, cuánto se pagó o se va a pagar... ¿Cuánto?
-Sí, sí. Los helicópteros se contratan por hora de vuelo, a diferencia de los aviones que se contratan por kilómetros recorridos. La hora de vuelo, de acuerdo a las distintas cotizaciones, está entre 15 mil y 18 mil pesos.
-¿Esto no transgrede la Ley de Emergencia, que establece contratación directa para montos que no superen los 50 mil pesos?
-No, porque hasta 50 mil pesos es la ley general que tenemos de Administración; la Ley de Emergencia nos faculta en términos muy rápidos y justamente por eso es de emergencia, para que en situaciones críticas como es contar con helicópteros para seguridad, se puedan hacer contrataciones por montos mayores, en la medida en que esté justificado. Lo fundamental es que en poco tiempo más Santa Fe, que tenía prácticamente desmantelado su parque aeronáutico, va a contar con tres helicópteros.
-¿Se firmó un decreto?
-Sí, para el alquiler hay un decreto y también hay un instrumento jurídico que avala el concurso de precios, y ni hablar de la licitación (para comprar otra aeronave) que ha sido publicada en los diarios.
Galassi aludió al decreto registrado bajo el Nº 1.266 de fecha 13 de mayo, al que accedió El Litoral. Y lo que allí se resuelve, en realidad, es el pago de la primera factura a Ecodyma por los servicios prestados “desde el 4 de abril de 2014 al 28 de abril” del mismo año, “con una cantidad de vuelo de 23,4 horas”. Por esa prestación, el decreto autoriza el pago “de la suma de 433.610,17 pesos” a la dueña del helicóptero.
El texto no incluye detalles de los tres presupuestos mencionados por Galassi; no cita las empresas ni sus cotizaciones, que sí -según confirmó el ministro- son parte del expediente. Tampoco consta allí el acto administrativo concreto de la contratación; simplemente, se autoriza el pago de la factura, por lo que sólo es posible conjeturar y sacar conclusiones a la luz de los datos disponibles. Por ejemplo, si el pago por 23,4 horas vuelo demandó una erogación de 433.610 pesos, la hora/vuelo contratada tendría un valor de 18.530 pesos. Si Galassi habló de cotizaciones que iban entre los “15 y 18 mil pesos” por hora de vuelo ¿se optó por la más cara? Si ése fue el valor ($ 18.530) de la hora/vuelo contratada, el costo total de la prestación a partir de las 60 h/v citadas por Bendaham fue de más de un millón de pesos; exactamente de $ 1.111.800.". (las negritas son nuestras)

Cuando la Legislatura sancionó a fines del 2012 la Ley 13.297 de emergencia en seguridad, Bonfatti la vetó en 12 de sus 16 artículos (ver detalles acá), porque consideraba que la situación de seguridad de la provincia no la justificaba.

Después se ve que cambió de opinión, a punto tal que -recordemos- la invocó para resolver irregularmente la licitación de las 600 cámaras de seguridad, convocada antes de que se sancionara: acá la historia.

Entre los artículos que no vetó estaba el 8, que establecía que "las adquisiciones de bienes de uso y equipamiento como asimismo aquellas contrataciones de obras menores en el marco de la emergencia declarada por la presente, quedan comprendidas en las normas de excepción de la ley de Contabilidad, ley de Administración, Eficiencia y Control del Estado y de la Ley de Obras Públicas y su reglamentación".

Lo que implicaba por ejemplo que en éste caso se la podría haber invocado para no hacer licitación pública (que en las provincia es obligatoria en toda contratación que supere los 400.000 pesos) y contratar en  forma directa; pero pidiendo al menos tres presupuestos y dictando un acto administrativo que elija entre ellos al más conveniente a los intereses del Estado; generalmente el más barato. 

Eso sí: se complicaba explicar que tiene que ver la crecida del Salado con el incremento del delito y la emergencia en seguridad, y estaban obligados a mencionar todas las ofertas, sus montos y por qué se elegía una de ellas; pero esos son detalles. 

Pero según surge del artículo, en éste caso no se hizo nada de eso: no hubo decreto que aprobara la contratación, no se sabe cuáles fueron los otros dos presupuestos (si los hubo), de qué empresas y por cuanto cotizaron; y todo contrataron "de hecho" a la oferta que todo hace suponer fue la más cara, de una empresa constructora; o sea nada que ver con helicópteros.

Seguramente habrá en breve otro decretazo igual al que ya salió, para completar el pago del algo más de un millón de pesos que costó el alquiler de un helicóptero que no puede volar de noche, ni tiene equipamiento de seguridad.

No hay comentarios: