LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

miércoles, 14 de mayo de 2014

¿VIERON COMO ERA?


Hace un tiempo decíamos acá que el famoso "IPC Congreso" tenía -entre otros propósitos- el de generar las condiciones para colar el tradicional reclamo empresarial de ajustar por inflación los balances, para pagar menos impuestos.

Y hace apenas unos días, en éste otro post contábamos como la estrategia para colar el reclamo empresarial de camulina., sin que se note, se sofisticaba; al presentarlo (los diputados del massismo, empezando por De Mendiguren) escondido dentro del reclamo de actualizar por inflación el mínimo no imponible de Ganancias para los asalariados.

Al respecto, leemos en Diario Bae que la mayoría de las compañías más grandes del país que cotizan en la bolsa obtuvieron el año pasado ganancias muy superiores a las variaciones de precios (aun las tomadas por las mediciones alternativas); tanto que en algunos casos llegaron al 100 %.

Mayores ganancias que derivarían a su vez en una recaudación récord para el Estado en concepto de impuesto a las Ganancias: el artículo habla de una estimación de ingresos por ese rubro en el próximo vencimiento de 30.000 millones de pesos, contra unos 21.000 del año anterior.

Lo que supone que si se ajustaran por inflación los balances -como lo ha venido reclamando la UIA insistentemente, incluso ante la propia Cristina- buena parte de esos 9000 millones de pesos de diferencia no ingresarían al fisco, sino que se quedarían en los bolsillos de los empresarios.

Que como sabemos y nos han explicado reiteradamente los amigos del Foro de Convergencia Empresarial, no tienen nada que ver con la inflación, y por el contrario, se contarían entre sus principales víctimas.

Y además son gente con sensibilidad: fijáte acá como algunos bancos lo conmovieron al secretario general de la Asociación Bancaria, que nos cuenta que "Algunos bancos tomaron la decisión de no aplicar sobre el aumento obtenido el impuesto a las ganancias sobre la base de algunos dictámenes legales. Sostienen que si no hubo actualización no corresponde aplicar el impuesto. Para nosotros es un razonamiento correcto. Y es algo novedoso, hasta ahora no existía.".

Que tierno, ¿no? cualquier mal pensado podría suponer que (a menos que estén sumamente preocupados por los ingresos de sus empleados) los bancos se tomaron el trabajo de pedir dictámenes legales para luego utilizar el mismo método sobre sus propios balances, cuando les llegue el momento de efectuar sus liquidaciones de Ganancias.

Y tan descabellada suposición estaría basada en el hecho casual de que los bancos fueron -lejos- los que más ganaron el año pasado, y en el primer trimestre de éste: 


No hay comentarios: