LA FRASE

"EN UNA REUNIÓN CELEBRADA EN EL ASCENSOR DE MI EDIFICIO, HEMOS RESUELTO DEJAR EN LIBERTAD DE ACCIÓN A MIS VOTANTES, PARA QUE CADA UNO VOTE COMO LE PAREZCA EN LAS ELECCIONES DEL DOMINGO." (PINO SOLANAS)

jueves, 21 de mayo de 2015

FOLLETERÍA PROGRESISTA


El folleto de la imagen de apertura está siendo entregado por éstas horas a los beneficiarios de la "Tarjeta Unica de Ciudadanía" que se acercan al "acampe socialista" en la Sociedad Rural de Rosario (que bien caro nos cuesta, como veíamos acá: casi 1,8 millones, sin licitación) con el objeto de ser "censados".

Como se puede ver, en su texto se les dice a los beneficiarios de la Tarjeta que si el FPCyS pierde las elecciones, fueron: se quedan sin el beneficio.

El panfleto además nos permite enterarnos de varias cuestiones, a saber:

* Que además de la provincia de Santa Fe (donde se está implementando la Tarjeta Unica de Ciudadanía para la compra de alimentos), existe Rosario, que sería de otra provincia.

* Que en el pedido de voto para el FPCyS no lo incluyen a Corral, tal vez porque los volantes se están repartiendo sólo en Rosario (si alguno los vio en otro lado, avise).

O quizás porque Corral tiene su propia forma de meter miedo: les manda a decir a través de sus punteros a los cooperativistas de Argentina Trabaja (que a través del plan Agua + Trabajo hacen las obras para dotar de agua potable a muchos barrios de la ciudad) que si no gana él, se les caen "los planes"; cuando la plata para pagarlos (hasta el último centavo) viene de la nación, y la municipalidad no pone un centavo.

No nos vamos a poner en darwinianos y negar la creación, pero la verdad es que lo único que "creó" el FPCyS en ésta materia fue el nombre ("Tarjeta Unica de Ciudadanía"), porque los programas de asistencia alimentaria mediante transferencias directas de dinero a las familias beneficiarias existían en Santa Fe desde mucho antes; por lo menos desde el año 2003, bajo las denominaciones "Santa Fe Vale" y "Nutrir Más". 

Del mismo modo que ambos, la "Tarjeta Unica de Ciudadanía" (implementada desde el 2008) tiene los mismos beneficiarios, y también se financia en parte con las partidas que transfiere el gobierno nacional por el Programa Nacional de Nutrición y Alimentación creado por la Ley 25.724 (2003).

Concretamente éste año la provincia recibirá de la nación por ése concepto $ 141.815.000, que representan el 36,75 % de los montos que se acreditan en las cuentas de los beneficiarios de la Tarjeta, quedando el resto ($ 244.085.000) por cuenta de la provincia.

De modo que salvo que se derogue la Ley nacional 25.724, nada tiene que ver el resultado de las elecciones provinciales con la continuidad de la asistencia de la Tarjeta Unica; al menos en la parte que financia la nación.

Tampoco van a creer que la parte que financia el gobierno provincial es una inversión descomunal: representa apenas el 13,86 % de lo que la nación invierte en Santa Fe en concepto de la AUH; dado que la mayor inversión estatal en transferencias para los sectores sociales más desprotegidos en la provincia es -por lejos- del Estado nacional; mientras que el gobierno provincial retrocede en la materia -en términos porcentuales- año tras año, invariablemente desde el 2007 (ver al respecto más información detallada acá).

Más de uno se preguntará (dado que en el volante la incluyen a Fein) que tiene que ver la municipalidad de Rosario en todo esto, y la verdad es que nada.

Salvo beneficiarse con el negocio de imprimir y repartir las tarjetas a sus beneficiarios a través del Banco Municipal; curro obtenido en el 2008 por contratación directa, y luego por sendas licitaciones "hechas a medida", en las que fue el único oferente como era de esperarse (ver al respecto acá y acá).

Más allá del tema de la tarjeta en sí, el caso del panfleto es interesante para analizar en qué medida la necesidad (en éste caso la alta probabilidad de una derrota electoral del FPCyS) tiene cara de hereje, y obliga a dejar de lado los discursos republicanos, y la sarasa de las "políticas sociales universales".

Por lo visto y al estilo de lo que siempre le atribuyen "al populismo", el progresismo joya nunca taxi provincial no tiene empacho en "someter a los pobres a prácticas clientelares por las que son rehenes de la política, que los perpetúa en la pobreza para poder sacarles los votos" (¿les suena?); cuando lo cree necesario para ganar una elección, y sostenerse en el poder.

Ni hablemos de aquéllo de "no confundir al Estado con el partido del gobierno", "no utilizar el aparato estatal con fines electorales" y otras sanatas habituales.

1 comentario:

Dormidano dijo...

Capáz que soy desconfiado, pero me parece que están apretando al elector ¿ya se habían dado cuenta?
Que lo parió.