LA FRASE

"¡POR FAVOR, COMO VAN A DECIR QUE EL GOBIERNO DE MACRI ES FASCISTA, CON MUSSOLINI LOS TRENES FUNCIONABAN PERFECTAMENTE Y LLEGABAN SIEMPRE A TIEMPO!" (ALEJANDRO BIONDINI)

lunes, 11 de mayo de 2015

LOS NÚMEROS CANTAN: LO ÚNICO QUE HACE FESSIA ES HABLAR AL PEDO


Probablemente muchos santafesinos no recuerden que llevamos ya 15 meses de vigencia del nuevo sistema procesal penal en la justicia provincial; luego de su puesta en vigencia fuera sucesivamente pospuesta entre el 2007 (cuando Binner llegó al gobierno) y el 2014; cuando finalmente se decidió ponerlo en marcha, o por lo menos eso se dijo.

Porque la puesta en marcha de la reforma fue poco más que una maqueta, o una catarata de designaciones de ex funcionarios socialistas y radicales en la justicia y en el Ministerio Público de la Acusación; como se denunció en éste blog en diferentes oportunidades: ver por ejemplo acá y acá.

Sin las mínimas condiciones de infraestructura edilicia necesarias para la oralidad del proceso, sin equipamiento adecuado para agilizar el trabajo de las fiscalías, la reforma fue poco más que un costo montaje publicitario, del que se suponía que carecía de resultados concretos en términos de mejoramiento de las estadísticas de esclarecimiento del delito, y condena de sus autores en tiempos razonables. 

Muchos santafesinos deben creer que el fiscal regional Ricardo Fessia (uno de los militantes y ex funcionarios radicales que aterrizó en la nueva estructura) no es un funcionario responsable de administrar justicia, sino un periodista de policiales de algún medio local, una especie de Canaletti santafesino; dado que se dedica a diario a "relatar" los hechos policiales, en lugar de estar abocado a sus funciones específicas: investigar los delitos, individualizar a sus autores y lograr que sean condenados por la justicia.  

Por esa razón nos preguntábamos nosotros acá hace ya siete meses atrás, cuándo alguno de los periodistas de los medios locales le iba a preguntar que saldo arrojaba la implementación del nuevo sistema, a partir de los objetivos que se suponía debía cumplir la reforma.

Y la respuesta llega de la mano de un informe al que pueden acceder acá en Sin Mordaza, cuyos números (sacados de las propias estadísticas oficiales) son lapidarios: en poco más de un año de vigencia del nuevo sistema, ingresaron a las fiscalías 210.099 nuevas causas, de las que sólo 12 llegaron a la instancia del juicio oral. 

En el conjunto del sistema, hubo otras 1.369 causas (sobre el total de más de 210.000 ingresadas en el último año) que se resolvieron por las vías del juicio abreviado, la conciliación o la mediación. 

En la Fiscalía Regional Santa Fe (a cargo de Fessia) la relación es de 3 juicios orales iniciados, sobre 33.261 nuevos casos ingresados: el 0,009 %.

A lo mejor si Fessia se dejara de hablar tanto al pedo por los medios y controlara lo que hacen los fiscales a su cargo, conseguiría mejorar el porcentaje.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Debe estar ocupado organizando fiestitas con menores en Vera.
¿Ya lo absolvieron en la causa penal por corrupción de menores?
¿La Corte santafesina avanzó con el sumario?
Es gente tan transparente.
El Colo.