LA FRASE

"¡POR FAVOR, COMO VAN A DECIR QUE EL GOBIERNO DE MACRI ES FASCISTA, CON MUSSOLINI LOS TRENES FUNCIONABAN PERFECTAMENTE Y LLEGABAN SIEMPRE A TIEMPO!" (ALEJANDRO BIONDINI)

jueves, 21 de mayo de 2015

HICIMOS ANDAR LOS TRENES, NO CHOQUEMOS LA CALESITA


El acto de ayer tuvo una trascendencia y potencia simbólica que pareció quedar oscurecida por los cotilleos de la interna del FPV: en el mismo lugar en el que Perón anunciaba en 1948 la nacionalización de los ferrocarriles, Cristina promulgaba la ley (votada por amplísima mayoría en el Congreso nacional) que vuelve a crear la emblemática Ferrocarriles Argentinos; desguazada durante las privatizaciones del menemismo.

Un hito trascendente en medio de un proceso sostenido de recuperación de la infraestructura ferroviaria que se viene dando desde el 2012, acicateado -es cierto- por la tragedia de Once; y rectificando el rumbo de lo que era uno de los mayores déficits de gestión del kirchnerismo: el transporte público.

De allí que el hecho tenga doble valor: por lo que representa en sí recuperar el transporte ferroviario de pasajeros y de carga (objetivo por el cual hay que seguir trabajando, porque falta mucho por hacer todavía), y porque demuestra la capacidad de este proceso político de rectificar errores, y superar desafíos.

En el acto Cristina marcó -como casi siempre que interviene en público- muy claramente la línea política a seguir (ver acá la reseña que hace Daniel de los puntos principales del discurso); que no puede ser otra que sostener y profundizar el rumbo del proyecto político que gobierna la Argentina desde el 25 de mayo del 2003.

Por contraste, ayer mismo se conocía -por enésima vez- el pliego de demandas de los dueños del país (o que por lo menos se comportan como tales) agrupados en el "Foro de Convergencia Empresaria", en un lenguaje que no necesita mayores traducciones: como decíamos acá, un giro en un sentido diametralmente opuesto al que el país viene llevando en estos últimos años.

De modo que la cancha está perfectamente marcada, y nadie puede llamarse a engaño respecto al lado del que quiere estar, o de lo que se le pondrá enfrente si opta por perseverar en el camino que marcaron Néstor y Cristina; y en ese contexto, cobra particular importancia el llamado presidencial a discutir ideas, y a que nuestros candidatos y los opositores  empiecen a decir como conducirían los destinos del país a partir del 10 de diciembre.  

Pareciera que a muchos kirchneristas les cuesta acostumbrarse al hecho de que esta vez no estará Cristina en la boleta presidencial y tendremos internas; y están como apolillados a la hora de discutir política hacia adentro, porque antes el hueco al respecto (como en tantas otras cuestiones) lo llenaba el protagonismo presidencial.

Hagamos el esfuerzo por dar un salto de calidad debatiendo en serio, en términos políticos, debatamos ideas y confrontemos proyectos;  en lugar de pasárnosla discutiendo -con perdón de la expresión- boludeces; como si hay que ir a lo de Tinelli o a Carta Abierta, o si las lágrimas de Karina Rabollini en lo de Fantino fueron sinceras, o parte de una operación mediática.

El desafío de los candidatos del FPV (y el de cada militante también) es seducir y convencer, primero a los propios y luego al resto; haciendo política, y política de mayorías; como corresponde a una fuerza que se identifica como nacional y popular. Sumando también a los que se dieron "el baño de humildad" y se bajaron, su militancia, su compromiso, su trabajo y sus ideas.

Cada uno de lo candidatos siguió hasta acá su propio (y respetable) camino para instalarse: Scioli con mayor presencia mediática y anudando acuerdos con la estructura tradicional del PJ; Randazzo proyectando su imagen a través de la gestión que le confiara Cristina en algunas áreas críticas, sobre todo la de los ferrocarriles.

Señalado con claridad por Cristina lo que se espera de ellos (que digan lo que harán si les toca gobernar), nos queda a nosotros, los que vamos a votar al FPV, elegir entre ellos dos teniendo en cuenta quienes son, que trayectoria tienen, que confiabilidad merecen, quien encarna mejor los valores del proyecto instaurado en el 2003 y quien puede ser más capaz de darle continuidad cuando Cristina ya no esté en el gobierno.

Sin negarle al otro la identidad kirchnerista, porque con sus diferencias son la expresión de la variedad del espacio, y sin hacer complejos análisis sobre el grado de kirchnerismo en sangre de cada uno.

No sea cosa que en lugar de estar cuestionando a los candidatos que quedaron en pie, en realidad estemos cuestionando a Cristina y el modo en que zanjó la dispersión de la oferta electoral del FPV, pero sin tener el coraje de decirlo de frente.

Y por supuesto, con el compromiso de respetar el resultado, y votar por el que gane las PASO y encarne la propuesta presidencial del FPV en octubre; algo que parece una obviedad, pero hay que recalcarlo cuantas veces sea necesario, porque acá hay bastante más en juego que los gustos personales de cada uno, por uno u otro candidato.

Algunos señalan que los medios hegemónicos están empezando a operar en la interna nuestra, como si eso fuera novedoso: eso no pasaría si no existiera la posibilidad cierta de que volvamos a ganar, y en primera vuelta.

Y lo seguirán haciendo en la medida en que la oposición no de señales concretas de ordenar una alternativa consistente para enfrentar al kirchnerismo en las urnas, y ganarle.

Algo que parece -hoy por hoy- lejano, pero estamos en política y en la Argentina; y ningún partido se ganó antes de jugarlo. 

Para ganarlo -además de que el rival ayude- tenemos que hacer lo nuestro, con inteligencia: no sea cosa que habiendo sido capaces de volver a hacer andar los trenes, terminemos chocando la calesita.

7 comentarios:

Hugo de Neuquen dijo...

En el blog el 85% vota a Randazzo, pero en la gente común, peronista, que nunca se mete en política, pero que adora a Cristina no creo que sea así porque durante mucho tiempo Scioli a sido el número puesto, el candidato natural del kirchnerismo por los medios hegemónicos audiovisuales y gráficos. Yo le pediría a F. Randazzo, que no gestione más. qe tome ya licencia o renuncie y haga su campaña, a ver que pasa, porque sino votaremos en octubre al q va a chocar la calesita

Anónimo dijo...

muchachos ,randazzo es el candidato del diario la nación , no se dieron cuenta todavía? escúchenlo a Delia q puede ser pianta pero canta la justa

Anónimo dijo...

Muchachos, no sean caraduras. Hasta en el posteo dicen que la gran hazaña de los mejores trenes del mundo la comenzaron en 2012. Qué pasó desde el 2003 al 2012?

Aflojen con el relato. Lo de los trenes tiene dos motivos:
- El cagadón que no supieron cómo tapar que terminó con la tragedia de Once (años y años de subsidios derivados a amigos del poder en lugar de inversión).
- La rotura de la amistad con Moyano, lo cual durante años les impidió reactivar los trenes de carga porque estaban arreglados con Hugo para seguir con el monopolio de los camioneros en el transporte de carga.

Aflojen con el relato muchachos.

Fernando dijo...

Hugo, chocaste la calesita en el primer comentario.

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Anónimo de las 17.11: si el propio post dice eso ¿dónde está el "relato", y dónde dice "los mejores trenes del mundo"? ¿no será que tenés que aprender a leer de corrido vos?

Anónimo dijo...

Que alguien por favor le avise a Hugo que Scioli perdio en su pcia, y no lo salvo ni la cara de Cris al lado. Scioli ya fue, y Anibal va a tener que hacer un milagro electoral para dar vuelta el desastre de fuga de votos que produjo mancuso con su inoperancia.

Mancu no es traidor, es sencillamente inutil, dejo que un tarado como Massa lo pase por arriba. Tuvieron que aparecer Randazzo y Berni para hacerse cargo de BsAs, el pueblo peronista ya sabe a quien votar y no sera Scioli.

Mas vale que Anibal lo ponga a Berni en su formula y sino que se apure a patear kilometros de barrio para enterarse que sin Berni en pcia esta frito. Aca el tema seguridad es el asunto numero uno inamovible, nos chupa un huevo los versitos del Martin Fierro y la incoherencias de los rendondos.

Que siga el baño de humildad, y que Anibal se ponga las pilas bien puestas, el casco, las botas y lo vaya a buscar a Berni, porque aca en pcia nos dejaron solos en manos de los soretes renovadores y ahora a toda esta gente la tenemos que recuperar empezando bien de abajo. Sino volveran a votar a Massa. Cortesia de la inoperancia de Scioli.

Minaverry dijo...

Muy buen post.