LA FRASE

"DEL "PLAN BELGRANO" A MÍ ME TOCÓ LA PARTE DE VILCAPUGIO Y AYOHUMA." (JOSÉ CANO)

viernes, 22 de mayo de 2015

INVERSIÓN DE LA CARGA DE LA PRUEBA


Sobre las conclusiones de los peritos médicos forenses en el caso Nisman, leemos en Clarín: "Los oficiales no pudieron demostrar con evidencia física que se trató de un suicidio y por tanto tampoco descartar la hipótesis del asesinato...".

Sobre el mismo tema, leemos en Página 12 a los propios peritos: "En dos temas esenciales, los expertos del Cuerpo Médico Forense mantuvieron sus diferencias con la teoría de la familia de que a Nisman lo mataron: no hay “certeza pericial” –dijo la mayoría– “de que se haya tratado de un hecho homicida..

Ninguna de las observaciones contenidas en los aspectos médico-legales del informe técnico elaborado por la querella, en forma individual o en conjunto, indican con certeza pericial médico-legal” que la muerte de Nisman “se haya tratado de un hecho homicida”. Así dice la respuesta de los trece peritos oficiales (dos de la Policía Federal, diez del Cuerpo Médico Forense y Mariano Castex por la defensa) a la primera pregunta de una lista de 25 que formuló la fiscal Fein a los especialistas..". (las negritas son siempre nuestras)

Hasta donde sabíamos, el homicidio es un delito, y el suicidio no. En todo caso lo será la inducción al suicidio (artículo 83 del Código Penal), del cual no hay un sólo caso conocido de condena en la historia judicial argentina.

Y también hasta donde sabemos, la causa Nisman está en trámite en un juzgado penal, donde se investigan delitos, o sea, hechos tipificados como tales por el Código Penal.

En ese marco, la amplia mayoría de los peritos médicos y forenses intervinientes (13 sobre 15) concluyeron en que no hay certeza o evidencia científica de que se haya tratado de un homicidio; y en que tampoco los dos disidentes (los representantes de la querella) acercaron ningún elemento concreto para demostrar que se estuviera ante un homicidio.  

Confirmando así lo dicho en las primeras horas de la muerte del fiscal, cuando se afirmaba que no existían evidencias de la participación de terceras personas en el hecho.

A menos que en la "justicia Clarín" se invierta la carga de la prueba, y el juzgado, la fiscal y los peritos se tengan que dedicar no a investigar un delito, sino a probar algo que no es delito; y si no lo lograran, se tendría por probado que hubo un delito, aunque no se sepa quien lo cometió.

Son los bretes en los que se mete uno cuando se quiere pelear con la realidad, porque no le gusta como es.

No hay comentarios: