LA FRASE

"ESTOY PENSANDO EN HACER UN RECITAL DE "ALMAFUERTE" CON BIONDINI EN BATERÍA ANTIAÉREA." (RICARDO IORIO)

jueves, 10 de septiembre de 2015

COMO SI NO FUERA BASTANTE BOLUDO HABLANDO DE POLÍTICA, AHORA MAJUL FRUTEA SOBRE ECONOMÍA


(*)

Las denuncias contra Fernando Niembro, las gravísimas acusaciones que pesan sobre Aníbal Fernández, (tomemos nota del léxico: lo de Niembro son "denuncias", lo de Aníbal "gravísimas acusaciones", que en un caso haya pruebas y papeles y en el otro nada salvo la palabra de un condenado a perpetua, no hace diferencia al parecer) los insultos y descalificaciones que se reparten el jefe de Gabinete con Elisa Carrió, (en realidad la que insulta es Carrió, que le dijo narco y asesino, Aníbal devolvió gentilezas con "animal", que solo le cabe si se dio por aludida) el escándalo de Tucumán y las explicaciones sobre la declaración jurada que le siguen pidiendo a Daniel Scioli (¿quién, Poder Ciudadano?, ni Lanata habla del tema) no alcanzan a distraer la atención sobre el único asunto que podría cambiar el humor de los votantes: la economía, en general, y el precio del dólar, en particular. (o sea que todas las demás noticias -incluyendo las que das vos todo el tiempo- y las denuncias de corrupción no le importan un soto a nadie, cosa que todos sabíamos pero al parecer ahora te enteraste vos) Y la mala noticia, para el Gobierno y para el oficialismo, es que los temas de la economía y el dólar están penetrando cada vez más en la agenda de los candidatos, de los medios y de la opinión pública. (para la oposición en cambio es una buena noticia: cuando hay miedo de catástrofe económica en lo primero que piensa la gente es en votar a una alianza formada por los radicales)
Existe la creencia generalizada de que la Presidenta y su ministro de Economía, Axel Kicillof, tienen la intención manifiesta de dejar al próximo gobierno una bomba de tiempo o un campo minado que podrían llegar a explotar meses después del traspaso de mando. (¿generalizada entre quiénes? no seguramente entre el 38,69 % que lo votó a Scioli) La movida sería pura ganancia K: le permitiría a Ella despedirse con una considerable imagen positiva (a menos que la economía explote antes, o la gente esté malhumorada porque la economía va mal y sube el dólar: lo dijiste vos mismo, en el párrafo anterior) y al mismo tiempo le generaría las condiciones políticas para transformarse en una crítica del nuevo gobierno desde la primera hora. (ah, debe ser por eso que lo lleva a Scioli a todos los actos y hasta se lo trajo a Lula: para cagarlo el día de mañana y que le explote la bomba siendo presidente) Podría, incluso, darse el gusto de calificar de inepto a su reemplazante y, en el caso de que éste se viera obligado a perpetrar algo parecido a una devaluación o un ajuste, Cristina podría gritarle al mundo que con ella al frente del timón la Argentina no hubiera tenido que depreciar el peso ni habría tenido que bajar el gasto. (cosa que sería cierta por otro lado, de allí el hecho de que -según vos mismo dijiste un párrafo antes- "se despediría con una considerable imagen positiva") 
La pura verdad es que este gobierno viene devaluando desde hace tiempo. (acá viene la parte en que empezás a sanatear sobre economía, siguiendo el nuevo libreto del PRO) Rogelio Frigerio, presidente del Banco Ciudad, se tomó el trabajo de contabilizarlo: ¡300% desde 2003 hasta ahora! (escuchá genio, calculá la inflación desde entonces -¿o no dicen ustedes todo el tiempo que es terrible?-, el aumento de las jubilaciones, del salario mínimo y del sueldo promedio, y después hablamos. Igual, si es por asustar, hubieras comparado con el 2001 y el 1 a 1 de la convertibilidad, seguro te daba más, mostro) También devaluó de manera abrupta en enero de 2014 y lo siguió haciendo hasta el día de ayer, (pero cómo ¿no es que la brecha del blue con el dólar oficial es cada vez más grande y hay atraso cambiario?) con un efecto desastroso para una buena parte del país. Las economías regionales y los productores del campo son las principales víctimas, (¿decís que hay devaluación y los que exportan son víctimas, tenés alguna noción de economía vos además de sumar y restar?) pero también los trabajadores informales, que no pudieron compensar el deterioro de sus ingresos por las paritarias, (si son informales no tienen paritarias burro) y los beneficiarios de los más diversos planes sociales, (¿cuáles "diversos planes sociales" Luis, los vas a enumerar alguna vez para que estemos seguros de que sabés de que estás hablando exactamente?) a quienes apenas les alcanza para alimentarse y viajar. (decí que tienen la SUBE, que si no) Igual de descontentos se sienten los cientos de miles de asalariados que están afectados por el regresivo impuesto a las ganancias, (bueno, si pagan Ganancias no deben estar "igual" de descontentos que los trabajadores informales y los que cobran "planes" Majul, es la indignación circular lo tuyo) aunque Kicillof siga sosteniendo que se trata de un porcentaje insignificante. (más allá de lo que diga él o no Majul, son más o menos el 11 %)
En este contexto, la discusión que se viene instalando con más fuerza es cómo salir del cepo sin morir en el intento. (un tema que tiene preocupadísimos a los beneficarios de planes sociales, y a los trabajadores informales y de los gremios más débiles que sacan menos aumento en las paritarias) Los economistas del oficialismo prefieren llamar al cepo restricciones formales a la compra de dólares, (y, poner "cepo" en una resolución del Banco Central o la AFGIP queda medio como el culo, digamos) y aseguran que se trata de una decisión lógica cuando la demanda supera la oferta, como sucede desde 2011. También se vanaglorian de pilotear el asunto de manera correcta, a golpecitos de prohibiciones y minidevaluaciones.(ah, entonces ahora son "mini", o sea que no era para ponerle signos de admiración a la cifra del aumento del dólar desde el 2003, ni para escandalizarse tanto por los prejuicios que ocasionaría la -según dijiste- sistemática devaluación provocada por el gobierno, que -mágicamente- coexistiría con el "atraso cambiario" que perjudicaría al campo y las economías regionales)
El equipo económico de Scioli, comandado por Miguel Bein, agita el fantasma del miedo al ajuste y la devaluación con decenas de argumentos incomprobables. (¿cómo incomprobables? ¿no acabás de decir vos que el gobierno ya devaluó y lo sigue haciendo, y se pueden ver los efectos porque los sienten todos? igual, como acá nunca hubo ajuste ni devaluaciones tenés razón: no se puede comprobar que pasaría en esos casos. Andá a lavarte las patas) Como Mauricio Macri declaró que cuando sea presidente va a levantar el cepo de un día para el otro, el jefe de gabinete del gobernador de la provincia, Alberto Pérez, lo acusó de alentar una megadevaluación que podría llevar el precio del dólar a 50 pesos. (y antes de eso Melconián lo desmintió, haciéndolo quedar como un boludo) Por su parte, el propio Bein se quitó por un momento el traje de economista y les dijo a los argentinos que Scioli no era un candidato "garca".(ahí tenés razón: los economistas no hablan de "garca", suelen ser garcas ellos, y trabajar a sueldo de los garcas: donde se come no se manicurea)  Lo hizo para contraponerlo con Macri, a quien presupone un ajustador serial, insensible frente a los pobres y los desposeídos. (pero por favor ¿a quién se le ocurre caracterizar de esa manera a Ernesto Mauricio Guevara Macri?); Sin embargo, ante un auditorio más "sofisticado" Bein aceptó que para salir del cepo una alternativa adecuada era volver a endeudarse en dólares, algo que contradice de manera flagrante lo que reivindica el propio Scioli. (sería bueno que contaras lo que dicen Macri y los economistas del PRO ante "auditorios más sofisticados") Es decir: la política de desendeudamiento que impulsó el ex presidente Néstor Kirchner. (nestoristas somos todos)
Todos mienten un poquito. (menos vos, por supuesto: sos sinceramente boludo) Sólo que a algunos se les nota más y a otros, menos. (¿y quiénes serían unos y otros, genio?) Tanto gente de Scioli como de Macri viajó a los Estados Unidos para anticipar a los denominados fondos buitre ("denominados") su voluntad de negociar. (lo mismo hizo Kiciloff, pero los tipos quieren cobrar el 100 % taca taca) Y algo parecido está haciendo Martín Redrado, uno de los principales referentes económicos de Sergio Massa, con los responsables de ciertos organismos de crédito internacional cuyos teléfonos conoce de memoria. (el FMI, decílo Luisito. Igual ¿qué tendría que ver el FMI si la deuda es con los buitres? al FMI no le debemos nada, a menos que estos genios estén pensando en volverle a pedir plata) Pero ninguno sabe todavía lo que deberá hacer exactamente, porque ninguno conoce en profundidad cuál es el estado de las cuentas del presupuesto nacional (¿y pese a eso sanatean todo el tiempo igual? están para un cásting de "Hablemos sin saber" digamos. igual, lo que se recauda y lo que se gasta se puede saber perfectamente Majul ¿o vos creés que eso depende del INDEC?) ni el verdadero nivel de reservas del Banco Central. (se publican periódicamente por Internet Majul) El más pesimista de todos es Aldo Pignanelli, el ex presidente del Central, quien sostiene que la manipulación de las estadísticas esconde un agujero negro de una magnitud incalculable. (confirmado: estás confundiendo el despelote del INDEC con las cuentas públicas. De ser así, el chamuyero de Despuoy y la AGN están pintados al óleo) Y el que más aparenta conocer el verdadero problema es Roberto Lavagna, ("aparenta", o sea disimula el sanateo) quien no propone ni devaluación ni ajuste, sino un gradual desarmado de la bomba hasta que la economía empiece a crecer, (o sea, sanata, concreto nada. O la bomba es tal y puede explotar en cualquier momento, o no es tal y se la puede "desarmar gradualmente") algo que calcula que podría suceder en la segunda mitad del año que viene. (¿fruto de...los rezos del Papa Francisco?)
No parece tan distinto a lo que sostiene Carlos Melconian, el supuesto candidato a ministro de Economía de Macri, ("supuesto" claro, no hay que descartar para el cargo a Sturzenegger, Broda, Espert o Cavallo: siempre es bueno tener opciones) que pone el acento en el crecimiento, (los demás economistas -en cambio- apuestan a la recesión y la caída del PBI. Ay, Majul) aunque diagnostica que uno de los principales desajustes de la economía tiene que ver con la distorsión de los precios relativos. (ay, preparemos el Manzán, cuando dicen eso se viene el aumento de tarifas, el congelamiento de los sueldos y ...cha chan cha chan... una devaluación, que sería justamente para "corregir la distorsión de los precios relativos") Melconian sostiene que eso provoca una profunda inequidad entre los asalariados de sindicatos con poder de presión, los trabajadores de gremios más débiles, los que forman parte de la economía informal y los tenedores de planes sociales. (escuchá bruto: los precios relativos son comparando un "precio" de la economía -como el salario ponéle- con otro -las tarifas, el tipo de cambio, la tasa de interés, la tasa de ganancia empresarial-, no la disparidad salarial entre diferentes sectores) Nunca se mostró partidario ni de ajustar ni de devaluar. (al menos cuando tuviera un micrófono y una cámara cerca, eso se los deja siempre a Broda y Espert que son más gurka. El aprendió de memoria el manual que Durán Barba le pasó a Sturzenegger: "hablá de tus hijos, no digás lo que pensás ni lo que vas a hacer y hacéte bien el boludo") Tampoco de levantar el cepo a través de una megadevaluación (acá ya le agregaste "mega", te faltó definir a partir de que porcentaje se consideraría tal) o de una sola medida económica. (es verdad, es partidario de rompernos el culo a todos, pero en cuotas. Y por eso al día siguiente que Macri dijo que se podía, lo hizo quedar como un boludo)
Mientras tanto, Scioli, Macri y Massa cuentan los porotos porque los números de las encuestas parecen congelados. (eso porque no lo contratan a Niembro, que seguro debe vender microondas también) El jefe de gobierno de la ciudad cree que puede recuperar un punto en Tucumán, (¿cómo, no hubo fraude en Tucumán y lo volverán a hacer, como piensa recuperar puntos ahí? ¿o todas las denuncias son puro humo?) medio en Santiago del Estero y dos puntos en total en los distritos de Córdoba, Santa Fe y la ciudad de Buenos Aires. Macri calcula que la denuncia contra Niembro no lo afectará de manera particular (claro, por eso se encargó de que toda la mierda recaiga sobre Niembraaa y él se hace bien el doludo) y que María Eugenia puede dar el batacazo en la provincia.(donde da la puta casualidad que Niembro es candidato, pero ya sabemos como él: las denuncias de corrupción solo afectan al kirchnerismo, nunca a la oposición)
Massa confía en que la suba de su imagen positiva se está trasladando al voto y sueña con entrar en segunda vuelta. (y como decía Calderón de la Barca, los sueños, sueños son) Scioli apuesta a ampliar su diferencia, aunque el peor escenario para él es el del ballottage con una economía inestable y con signos de agotamiento. (pero con una presidenta con imagen positiva, que no se sabe de donde saldría entonces) Está preocupado por eso, y se le nota.(¿lo decís por la cara de nada que suele poner, o sea la misma que arrastra desde 1990 por lo menos?)
(*) Las negritas son nuestras, el original acá.

3 comentarios:

GISOFANIA dijo...

gracias, gracias, gracias!!!!

(¿a quién dirigir mis plegarias para que Luisito siga con estas editoriales cuando el próximo gobierno y ustedes interpretándolas en negrita?)

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

A San Niembro, el patrono de los hombres de negocios y pequeños emprendedores

Anónimo dijo...

Clah, dale Pajul el nene sirio en la playa agregale también, el fresquete repentino despues de la calor, la selección que no moja, la húngara que le pego la patada a los refugiados tambien estarian perjudicando a Scioli. ¿Que es esto la version majuliana del "Boudou estaría mas complicado" porque el robot en Marte se quedó sin pilas?
Cada día mas imbécil el corrupto afanador de guita de hospitales santafesinos.