LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

viernes, 25 de septiembre de 2015

PERO COMO MUCHACHOS ¿USTEDES NO TIENEN LA BOLA DE CRISTAL Y LO SABEN TODO?


Hay que ser realmente muy cínicos para hablar de "amigos del poder" cuando uno ha sido -a su turno- amigo de todos los que estuvieron en el poder, para poder hacer negocios.

Y hablar de negocios raros o turbios, cuando uno tiene el culo sucio porque  todos los negocios que ha hecho en su vida -como decíamos acá- fueron por izquierda, extorsionando gobiernos con las tapas del diario, o aprovechando crisis que muchas veces contribuían a crear.

No obstante ello, en Clarín le dan por lo carpido, y tanto Bonelli acá, como Kirschbaum en ésta otra nota sugieren que desde el gobierno se anticipó a los "amigos" la información sobre la nueva norma de valuación de activos de los fondos comunes de inversión que dictó la Comisión Nacional de valores, y que hoy se publicó en el Boletín Oficial (ver acá); lo que les posibilitó hacer pingües negocios.

Lo curioso del caso es que estos mismos muchachos presumen todo el tiempo de sabérselas todas, y estar en la pomada: te cuentan con lujos de detalle reuniones reservadas en la Casa Rosada u Olivos entre Cristina y Zannini ponéle, pero no sabían que se venía el roscazo de la CNV, o por lo menos no se conoce de ninguno que la haya anticipado.

Lo que ha sido una constante en todos estos años de kirchnerismo, y si no repasemos mentalmente las principales medidas tomadas por el gobierno desde el 2003 para acá; y cuáles de ellas fueron anticipadas por estos cráneos que se las saben todas.

Los mismos cráneos que te cuentan con lujo de detalles (en especial en los suplementos de economía, o en los diarios económicos como El Cronista o Ambito) todas las bicicletas que inventan los "creativos" de las city porteña para eludir los controles oficiales, o hacerse con los esquivos dólares; en tono de solfa y riéndose de los presuntos fracasos de las regulaciones, para luego -cuando el Estado reacciona y los emperna- quejarse por los daños.

Pero como desde el diario de Magnetto se habla de la filtración de información confidencial, nos permitimos recordar lo que dice al respecto el Código Penal en sus artículos 307 y 308: 

"ARTICULO 307.- Será reprimido con prisión de uno (1) a cuatro (4) años, multa equivalente al monto de la operación, e inhabilitación especial de hasta cinco (5) años, el director, miembro de órgano de fiscalización, accionista, representante de accionista y todo el que por su trabajo, profesión o función dentro de una sociedad emisora, por sí o por persona interpuesta, suministrare o utilizare información privilegiada a la que hubiera tenido acceso en ocasión de su actividad, para la negociación, cotización, compra, venta o liquidación de valores negociables.

ARTICULO 308.- El mínimo de la pena prevista en el artículo anterior se elevará a dos (2) años de prisión y el máximo a seis (6) años de prisión, cuando:

a)    Los autores del delito utilizaren o suministraren información privilegiada de manera habitual;

b)    El uso o suministro de información privilegiada diera lugar a la obtención de un beneficio o evitara un perjuicio económico, para sí o para terceros. El máximo de la pena prevista se elevará a ocho (8) años de prisión cuando:

c)    El uso o suministro de información privilegiada causare un grave perjuicio en el mercado de valores;

d)    El delito fuere cometido por un director, miembro del órgano de fiscalización, funcionario o empleado de una entidad autorregulada o de sociedades calificadoras de riesgo, o ejerciera profesión de las que requieren habilitación o matrícula, o un funcionario público. En estos casos, se impondrá además pena de inhabilitación especial de hasta ocho (8) años." (las negritas son nuestras)

Las normas fueron introducidas a fines del 2011 por La Ley 26.733, y en ese momento estos mismos tipos las criticaron por "atentar contra el clima de negocios", y la radicación de inversiones en el país, o los mercados de capitales. 

Como se ve, en éste caso también eligen aplicar la "doctrina Niembro": si el supuesto episodio de corrupción involucra al gobierno nacional, hay que poner el foco en los funcionarios y no en los privados presuntamente beneficiados por el negocio.

Si se tratase -en cambio- de algo que salpica a Macri como el Niembrogate, el foco hay que ponerlo en el "proveedor", y no en los funcionarios del Estado que le facilitaban los negocios, y firmaban los cheques.

No hay comentarios: