LA FRASE

"DETECTAMOS CONTACTOS CON DOS OBJETOS HUNDIDOS EN EL FONDO DEL MAR, PERO DESCARTAMOS QUE SE TRATE DEL SUBMARINO: SON SERGIO MASSA Y MARGARITA STOLBIZER." (ENRIQUE BALBI)

sábado, 26 de septiembre de 2015

SE PINCHA UN GLOBO DE ENSAYO, Y LANZAN OTRO EN SU REEMPLAZO


Finalmente los senadores ¿del bloque del PJ, de la Fapnelco, del interbloque socialista de ocasión, de la agrupación "Vengo por la mía"? (elijan ustedes a gusto) decidieron dar marcha atrás con el proyecto de reforma al régimen jubilatorio provincial; a partir de las protestas de los gremios estatales, en especial de los docentes (tanto oficiales como privados) que se movilizaron a la Legislatura.

Un proyecto lanzado por el todo-terreno Gramajo, que contó de inmediato con luz verde y apoyo explícito del gobernador electo Miguel Lifschitz porque -según dijo- "apunta a resolver un problema que con el paso del tiempo se volverá más grave", como es el déficit de la Caja de Jubilaciones provincial.

La reacción de los gremios -que estaban ocupados en otros reclamos, como la reapertura de las paritarias- no tuvo en todos los casos la misma rapidez ni intensidad; desde aquéllos -como UPCN- que parecen estar pidiéndole perdón al socialismo por haber jugado abiertamente con Del Sel en las pasadas elecciones provinciales; hasta otros (como parte de AMSAFE) que se mostraron sorprendidos y decepcionados porque la cuestión del déficit previsional no fue planteada abiertamente por los candidatos en la campaña electoral.

En un punto es un reconocimiento de la propia torpeza, porque no pocos dirigentes sindicales que representan a trabajadores del sector público provincial apostaron explícitamente al candidato a gobernador del oficialismo (propiciando el voto hacia él entre sus afiliados), bajo la premisa de que si ganaba Del Sel, "volvía la derecha y las políticas neoliberales de ajuste de los 90'".

Quizás si leyeran los blogs más a menudo (como acá, acá y acá por ejemplo) y no se dejaran llevar por pulsiones culturales antiperonistas; obrarían de un modo más racional a sus propios intereses. 

La cuestión del déficit de la Caja de Jubilaciones fue omitida por el socialismo durante la campaña previa a las elecciones provinciales, para ser plantada (con la complicidad de algunos senadores del PJ) en medio de una campaña nacional en la que deben ocultar su candidata a presidenta (Stolbizer); y apelar al poco serio argumento de las tijeritas para inducir el voto a Binner, que quedó cuarto en las PASO y con chances muy remotas de acceder a la banca en el Senado.

Un eje de campaña -el de las famosas tijeras- que se avizora destinado al fracaso, toda vez que es poco realista pretender que en una elección presidencial la gente concentre su atención en los cargos legislativos. Los resultados dirán quien estuvo en lo cierto. 

En ese contexto, el socialismo trató de cargarle el fardo del déficit del sistema previsional provincial al gobierno nacional buscando exprimir la teta del "federalismo", que tan buenos réditos electorales le diera en Santa Fe en ocasiones anteriores; y con la misma premisa está instalando ahora la UCR local la discusión por la traza del puente que vincule a Santa Fe y Paraná.

En éste caso los boinas blancas santafesinos tratan de generar otro eje de discusión que les permita superar filas adentro la discusión por el explícito alineamiento con la candidatura de Macri (con foto de Barletta y Corral con el candidato incluida); al mismo tiempo que se muestran prestos a cumplir con los deseos del "círculo rojo santafesino", algunos de cuyos integrantes más conspicuos (con el poder que les dan sus fierros mediáticos) tienen intereses bien concretos vinculados a negociados inmobiliarios a los que no les es indiferente cual sea la traza elegida para el viaducto. 

El contexto descripto debería mover a la dirigencia del PJ santafesino a no prenderse en éstas discusiones en los términos en los que las propone la desflecada coalición oficialista provincial: el peronismo viene de perder por poco más de un punto la elección provincial y ganar por las mismas cifras la nacional en las PASO.

Ambas cuestiones (el déficit de la Caja y la traza del puente a Paraná) que el FPCyS intenta colar en una campaña nacional que transcurre por otros carriles seguirán estando presentes en el futuro cuando Cristina ya no esté en la Rosada; y nada indica que incluso ganando Scioli vaya a sostener respecto a ambas diferentes posturas que las hasta aquí observadas por el gobierno nacional. 

De allí que el PJ santafesino debe ser inteligente para encontrar su propia agenda de cara a las elecciones de octubre en Santa Fe, para consolidar el triunfo de las PASO y de ser posible, ampliar sus cifras contribuyendo a un triunfo en primera vuelta de la fórmula del FPV.

Y concentrarse para eso en cuestiones más apremiantes, como cerrar la fuga de votos que supone la estrategia absolutamente autónoma de los senadores provijnciales; que en plena discusión en ciernes sobre los números del presupuesto provincial 2016 (y dentro de ellos, los de la Fapnelco de los subsidios) dan claras señales de que privilegiarán su relación "amistosa" con el socialismo instalado en la Casa Gris, ante que las estrategias y las conveniencias electorales del peronismo provincial y nacional.  

Mientras tanto, Miguel Lifschitz demora la integración de su su futuro gabinete, por un cúmulo de circunstancias, que van desde la necesidad de cerrar acuerdos con el radicalismo para repartir la torta, hasta las -no por desconocidas en público, menos feroces- disidencias internas del propio socialismo; pasando por la necesidad de encontrar los ejecutores más eficaces (y convencidos) para la nueva etapa que se viene, marcada por la "austeridad", el eufemismo que ha encontrado en gobernador electo para no hablar lisa y llanamente de ajuste; atento el abultado rojo en las cuentas públicas con el que se despide Bonfatti de su gobierno, replicando en ese punto a su antecesor Binner.

Interna y ajuste que se llevarían puestas algunas de las "joyas de la corona" socialista, como por ejemplo el presupuesto de 27 millones de pesos para la contratación de periodistas en Radio y Televisión Santafesina (RTS), el "multimedios" oficial de la provincia; o la rediscusión mano a mano y con el lápiz rojo de los números de la pauta publicitaria oficial, un tema que tiene nerviosos a muchos comunicadores para-oficiales.

No hay comentarios: