LA FRASE

"SI UN PERRO DE LA GENDARMERÍA MUERDE A UN DIPUTADO, HABRÁ QUE TOMAR COMO CRITERIO DE VERDAD LO QUE DIGA EL PERRO, A MENOS QUE SEA VERBITSKY." (PATRICIA BULLRICH)

miércoles, 9 de septiembre de 2015

EL CASO NIEMBRO Y EL RIESGO DE LA LANATIZACIÓN


Es verdad que es difícil resistir la tentación de caerles encima porque se la pasan predicando moral con la bragueta abierta, mientras son tan especialistas como cualquiera en montar curros y quiosquitos varios.

Como también es cierto que es irresistible la tentación de pegarle a un tipo tan odiable como Fernando Niembro, alguien a quien repudian de los dos lados de la grieta, como profesional de los medios y como persona: putearlo a Niembro debe ser una de las famosas "tres o cuatro cosas en las que los argentinos nos tenemos que poner de acuerdo"; de allí que no sea descabellado pensar que la filtración de la indo de sus contratos con el gobierno porteño haya salido desde el propio macrismo.

Y es verdad también que la bala del Niembrogate le entró al PRO, y por debajo de la línea de flotación: después de días sin saber que decir del tema, esperando el "paper" salvador de Durán Barba, salieron a balbucear líneas de defensa que no hacen más que hundirlo al buenazo de Chiche, que además se defendió en lo de Fantino con argumentos aportados por el enemigo.

Pero dicho todo esto, no parece que a mes y medio de las elecciones tengamos que enfocar la campaña, el fenómeno del PRO y la candidatura de Macri desde ese lugar, el de la guerra de carpetazos; porque sería minimizar el tema.

Porque además si el problema fuera la corrupción, nos estamos ocupando mucho del chancho Niembro, y no de quien le da de comer (Macri); copartícipe necesario y -casi con certeza- beneficiario principal de una operación de lavado de guita del gobierno de la CABA, con destino a financiar su campaña presidencial.

Que además al mismo tiempo mientras todos nos ocupamos del Niembrogate, le da de comer a otros chanchos bastante más gordos y voraces, como el grupo Techint que se embolsó 1700 millones de pesos por obras del subte porteño que no se hicieron.

Si perdemos de vista la perspectiva política del asunto (lo que representan verdaderamente Macri y el PRO) corremos el riesgo de hacer lo mismo que Lanata durante el menemismo: poner la mira en la corrupción, y no en el modelo político, social y económico que impuso en el país; y sus devastadoras consecuencias, que en buena parte seguimos padeciendo. 

Y si no reparemos en el hecho de que es el mismo Lanata el que le pide a Macri que corte el hilo por lo más delgado, es decir soltándole la mano a Niembro, y listo: como si rajándolo el resto del paquete amarillo estuviera joya; y nos lo podemos deglutir tranquilos.

Por decirlos en nombres, Niembro es absolutamente impresentable, pero Melconián, Sturzenegger y Frigerio son mil veces peores; porque de llegar al gobierno aplicarían políticas que ya conocemos y padecimos, y no parecen muy dispuestos a revisar su núcleo duro de ideas, aunque sí a enmascararlas.

Por eso la disputa con el PRO es y debe ser estrictamente política, más que de revoleo de carpetazos.

Si parte de los medios quieren seguir contándole las costillas a Macri y los suyos bienvenido sea, hasta es probable que sin beneficiarnos directamente a nosotros en términos electorales, lo perjudique a él: nunca faltará algún lilito despistado o alma noble que descubra que no se puede firmar el "contrato moral" con semejante contraparte. 

Lo que hay que hacer en cambio con Macri y su proyecto político -al menos lo que entendemos nosotros que nos corresponde hacer- es desenmascararlo, y obligarlos a que se muestren tan cual son, y lo que harían en caso de llegar al gobierno.

Y desde ese punto de vista, ayuda mucho más que un Niembro descubierto con las manos en la masa, una Michetti sincericida que reconoce que, puestos a discutir nuevamente hoy la expropiación de Aerolíneas e YPF, o la liquidación de las AFJP, volverían a votar en contra como lo hicieron en el pasado; o algunos de los economistas estrellas del PRO reconociendo en ámbitos más reservados que lo que propician es lo mismo que propiciaron siempre: ajuste, apertura de la economía, privatizaciones, tarifazos, congelamiento o rebaja salarial y recorte de derechos.

5 comentarios:

Alejandro dijo...

Me permito copiar aquí algo que comenté en una nota del blog http://joserubensentis.blogspot.com.ar/



"Niembro me hace acordar a Pinochet.

Nadie pareció preocuparse por las muertes mencionadas, los balazos de la Metropolitana, el aumento de la mortalidad infantil (esos son chicos que se mueren, centenares de chicos), los mil setecientos millones de pesos -por no hacer nada- pagados a Techint o a algún socio o "testa" por lo del subte H, o por el endeudamiento -para hacer nada- en dos mil millones de dólares de la Ciudad de Buenos aires. Pero salta este currito del mal bicho este... y la clase media acusa el golpe.

En Chile, a nadie parecía molestar la muerte, la tortura, el secuestro, la cárcel, el exilio, de miles de personas. Pero le descubrieron al chacal unos milloncitos en Suiza y chau, ¿se acuerdan? Las clases medias chilenas le dieron vuelta la cara.

No es una comparación apresurada, no comparo un sangriento dictador con un pobre estúpido, comparo las reacciones de "la gente" y, la verdad, me dan ganas de llorar.

Siendo un no peronista, pido por favor el mayor esfuerzo para ganar en octubre, tiemblo de pensarnos en las manos de tanto imbécil y de tanto cagador, y no hablo solamente de los gobernantes."

Claro que estoy de acuerdo en que la discusión debe ser política, lo que no sé es a quién le importa, sobre millones de votantes. Me parece importante pensar en el tema.

Saludos.-

Anónimo dijo...

Pero por supuesto gente. Si los "neutrales in the pendientes" estan a full con el libretito que Niembro "ensucia al Pro justo ahora". Pero por favor, los mas criminales que hayan gobernado la CABA, comandados por quizas el tipo mas corrupto de la Argentina de los últimos tiempos (ya jubilado su mentor Méndez) jefecito de la banda ahora resulta que estaría siendo "arrastrado y mancillado" por un cuatro de copas como Niembro? Vaaamos!
Que la info haya salido del Pro tampoco seria de extrañar si esto de Don Niembra se esta usando com un "cortafuego", para blindarlo al rey del tablero de una eventual guerra nuclear de atómicos carpetazos como seguramente veremos en los días que se avecinan.
Que el gordo Sanata y el infame basura de Longobardi anden pidiendo que el PRO "ajusticie al corrupto de la manada de blancas ovejas" es una burda y muy rara movida que no me cierra por ningún lado.

No hay que perder el rumbo con todo este humo, el honestismo falso berreta e hipócrita es lo único que ellos se dedicaron a revolear durante años cada Domingo a la noche, en ese juego pedorro al que ellos juegan no debemos entrar olvidándonos de lo que importa a la hora de enfrentar a estos criminales.
Acuerdo con el articulo 100%.

Equis4 dijo...

Lo de Lanata pidiendo la cabeza de Chiche Niembro es algo totalmente calculado para que Niembro nos tape el bosque: si el tipo tuvo 170 contratos es por que desde el GCBA lo contrataron 170 veces. Entonces, lo que se debería hacer es pedir la cabeza de Niembro y de quiénes lo contrataron (Macri seguro es uno de ellos directamente ya que por los montos de los contratos, necesariamente tuvieron que pasar por su autorización directa).

Por otro lado, la guita esa se debe haber usado para financiar ilegalmente la campaña y Niembro debe haber mordido poco y, en consecuencia, el puesto de 1º diputado en la lista, debe ser el pago principal que recibió por los favores (y firmas) prestados.

Polito dijo...

Es innegable que es mucho más importante y tiene más sustancia política, cuestionar los negociados con Techint o el privatismo neonoventista de Michetti, etc. que focalizar en el choripan de oro que es Niembro.
Lo que sucede es que este chori (que a la sazón encabeza la lista de diputados en la Provincia clave de toda elección) tiene mucha mayor visibilidad para el "gran público", incluso en los mismos medios que apoyan al Pro.
Es un caso que siembra sospechas directas sobre Macri (hasta el operador político Lanata, lo termina reconociendo).
Más aún, demuele el capital simbólico cualunquista, que esgrime el sofisma: "hay que convocar gente nueva que no venga de la política, porque no están contaminados".
Lo concreto es que por estos días, Niembro y su choripan de 23 palos, aturdió y paralizó la campaña Pro bonaerense, que busca instalar a Vidal como "la ganadora" vrs. Aníbal "el narcotraficante malo que mata gente".
Y los somete a una encrucijada: no pueden soltarle la mano ni tampoco esconderlo porque... se notaría mucho.

Nando Bonatto dijo...

Suscribo,afano linkeando y comento en mi blog...muy claro