LA FRASE

"EL DOMINGO QUE VIENE ME VOY MÁS AFILADO, EN CUANTO ME QUIERAN CORTAR PORQUE ME PASÉ DEL TIEMPO LO CAGO DE UN BALAZO AL MODERADOR, Y LISTO." (JUAN JOSÉ GÓMEZ CENTURIÓN)

jueves, 22 de agosto de 2019

MITOS ELECTORALES


* “El techo irrompible de Cristina”: con ella como candidata, el peronismo superó el 45 % de los votos afirmativos, requisito necesario para ganar en primera vuelta, como en el 2007 y el 2011 cuando fue candidata a presidenta. Claro que los votos no son todos de ella ni mucho menos, pero sin ella ni la oposición ni el peronismo pueden siquiera empezar a plantearse ser competitivos.

* “El apoyo decisivo de los gobernadores”: con la posible excepción de Entre Ríos y Córdoba que es un caso aparte que merecería tratamiento por separado, en la mayoría de los distritos los votos de la fórmula del “Frente de Todos” estuvieron en el nivel de los que obtuvieron los gobernadores del PJ que revalidaron títulos o consagraron a sus sucesores, o por encima. Y la fórmula ganó ampliamente en distritos donde los candidatos del peronismo y sus aliados habían perdido las elecciones provinciales, como Chubut, Río Negro, Jujuy o Neuquén. 

* "La ancha avenida del medio": entre los dos candidatos más votados sumaron más del 82 % de los votos afirmativos, y el tercero apenas pasó el 8 %. En 2015 el tercero (Massa) tuvo el 21 %, y los dos primeros sumaron en la primera vuelta el 72 %. La dinámica polarizadora dominó la elección.

* "Lavagna": la encarnación final de la idea anterior, cuando todos los demás globos de ensayo se pincharon. Pasó de los algo más de 3 millones de votos obtenidos en el 2007 (cuando aun estaba fresco el recuerdo de su paso por el Ministerio de Economía), a los poco más de dos millones ahora. Si alguien (empezando por él) supuso que hibernando 12 años mantenía intacto su magnetismo, le erró feo.

* "La izquierda crecerá capitalizando la crisis, y superando las divisiones que conspiran contra ese objetivo": el FIT sigue estando en el mismo porcentaje de votos que tenía cuando surgió, en medio de una crisis descomunal, con un gobierno de derecha declarada y con los peores indicadores económicos, sociales y laborales en años. Y el MST no llegó al 1 %: entre los dos frentes, juntaron 3 empanadas para dos, y a Manuela Castañeira en el reparto le tocó una aceituna.

* "El surgimiento del Bolsonaro criollo de la mano de los evángelicos y manoduristas": Biondini siguió en el mismo nivel de intrascendencia de siempre, y Gómez Centurión rozó el 3 %.

* "Espert, el candidato antisistema que atrapa el voto millenial, y le resta votos decisivos a Macri": quien sabe como votaron los millenials, pero sacó la séptima parte de la diferencia que separó a Alberto Fernández de Macri. Y el gobierno gastó toda su artillera judicial para bajarlo.

* "El voto celeste": si se comparan los 642.000 votos y pico que sacó Gómez Centurión, con los casi 288.000 votos que sacó acá en Santa Fe (8 % del padrón) Amalia Granata para diputada provincial, no son nada. De hecho, acá en la provincia GC y Espert (que usó el sello con el cual compitió Granata) juntos no llegaron al 40 % de sus votos: o el aborto no fue tema decisivo en la campaña, o a Granata la votaron más por famosa que por otra cosa.

* "El corte de boleta de los intendentes del PJ a favor de Vidal": Axel Kicillof terminó ganando por más de 18 puntos de diferencia, y obtuvo apenas 46.000 votos menos que la boleta de la fórmula presidencial, en una elección en la que los dos tramos pasaron largamente los 4,6 millones de votos en la PBA.

* "Vidal, la dirigente con mejor imagen del país": terminó perdiendo por más de 1,6 millones de votos, y tuvo una diferencia a favor con Macri de unos 236.000 votos, provenientes en su mayoría de votantes de Lavagna: su candidato a gobernador "Balli" Bucca octuvo 166.000 votos menos. 

* "La astucia de los gobernadores que van con boleta corta": las listas de candidatos a diputados nacionales de Weretilneck (Río Negro), Pasalacqua (Misiones), Arcioni (Chubut), Gutiérrez (Neuquén) y Schiaretti (Córdoba) perdieron a manos del "Frente de Todos", y en la mayoría de los casos terminaron terceros en la elección. Weretilneck se quedó con el senador de la minoría (los dos de la mayoría fueron al FDT), y el MPN se queda sin ningún senador, por primera vez en años. Los únicos que se salvaron de la catástrofe fueron los santiagueños del Frente Cívico.

* "La antinomia peronismo-antiperonismo ya no explica nada en la política argentina": de esta zoncera no hace falta explicar mucho, ¿no?

1 comentario:

Dan Rozenfarb dijo...

Hola. Coincido mayormente pero tengo dudas sobre lo de Vidal. La diferencia respecto a Macri (dentro de PBA) es de 296.000 (no 233). Y eso representa un corte de boleta de casi un 11%, lo que es realmente muchísimo. Tuvo que soportar un lastre de Macri de 16% lo cual es irremontable para cualquiera. Teniendo en cuenta semejante esfuerzo "corteril" de los bonaerenses, me suena que sí tiene una excelente imagen. ¿Qué opinás?