LA FRASE

"LOS JUGADORES PODEMOS ESTAR UN AÑO SIN COBRAR, Y SI HICIMOS NEGOCIOS CON PARQUES EÓLICOS, HASTA DOS." (CARLOS TÉVEZ)

miércoles, 14 de agosto de 2019

NO LOS INDULTEMOS



Una de las escenas más repugnantes de la descomposición final del régimen macrista es el obsceno espectáculo que está dando el periodismo ensobrado, en su lucha febril por conseguir un lugar en los botes del Titanic, y salvarse del naufragio.

Hasta el domingo mismo (no hasta el viernes, siguieron en plena veda) operaban escandalosamente a favor de la reelección, y difundían las encuestas truchas que hablaban de una elección peleada cabeza a cabeza, con la misma vocación por el tráfico de pescado podrido de siempre.

Ahora todos se dan vuelta en el aire como panqueques, se arrancan las insignias de los uniformes, hacen “autocríticas”, se muestran sorprendidos por el resultado y -sobre todo- por los estropicios sociales causados por el gobierno macrista. “Vieron la luz” que no podían ver, enceguecidos como estaban por perseguir a Cristina, al gobierno anterior y a sus funcionarios.

Mienten, por supuesto: siempre supieron como fueron las cosas, desde el principio, y eligieron callar. Peor aun: eligieron justificar y convertirse en apologistas de un régimen infame, por guita, mucha guita. Algún día sabremos bien cuanta, sobre todo la que reciben en negro.

Producido el urnazo, les llegó la revelación, y hablan en lenguas: reconocen que había listas negras de periodistas que no podían trabajar en los medios por simpatizar con el kirchnerismo, admiten que el plan económico del gobierno castigó a los argentinos, subrayan que Macri está ido, alienado de la realidad. Falta que pidan la ficha de afiliación al PJ, o salgan a decir que hicieron campaña por Macri, pero votaron la fórmula FF.

Están tratando de reciclarse para sobrevivir en los tiempos que vienen, y por eso la preocupación de Fantino preguntándole a Massa si el nuevo gobierno va a perseguir periodistas. Son los mismos -recordemos- que hace unos días firmaron una solicitada defendiendo al extorsionador Santoro, en nombre de la libertad de prensa.

Hicieron circular por los medios detritos informativos extraídos de las cloacas de la AFI y el poder judicial, violaron la intimidad de las personas difundiendo escuchas ilegales obtenidas ilícitamente, y les chuparon asquerosamente las medias a Macri, a Vidal y a cuanto funcionario del gobierno o legislador del oficialismo entrevistaran.

Y creen que nos vamos a olvidar, y que basta con un par de editoriales diciendo que “se equivocaron”, “se dejaron llevar”, unas cuantas puteadas a Macri mirando a las cámaras con cara de indignados, y listo, ya está: se limpiaron y están listos de nuevo para salir a la lucha.

Ellos son tan culpables como Macri y su gobierno de lo estamos sufriendo los argentinos, porque sin su concurso no hubiera sido posible, y no vengan con eso de diferenciar a los periodistas de los medios donde trabajan; porque esta caterva de canallas de periodistas no tiene nada: son empresarios de los medios como aquellos para los que trabajan, y su norte profesional es juntar la mayor cantidad de guita posible, sin importan de donde venga y a cambio de que.

La cuestión no es lo que hagan ellos, y como intenten despegarse del desastre del cual fueron también causantes, sino lo que hagamos nosotros como sociedad: no los indultemos con nuestra amnesia, no permitamos que quieran volver otra vez a decirnos como pensar, sobre que enterarnos o no, como votar, como vivir. 

Y si lo hacen, recordémosles a cada momento la lacra que son, y seguirán siendo. Eso, sin contar con que más de uno debe ir preso, como Santoro.

2 comentarios:

ram dijo...

Sí, los cosos son repugnantes pero, en su afán por reciclarse, quizás puedan prestar algún servicio útil, por ejemplo, que desde su lugar en esos medios ex oficialistas hagan campaña por que sea este desgobierno de porquería el que libere a los presos políticos... a todos, lo que sería justicia y un módico precio para que sirva la panquequeada y, claro, no olvidar, que ése es más nuestro problema que el de estos malandrines de cuarta.

Anónimo dijo...

Vendrá una catarata de citaciones judiciales a periodistas ensobrados.
Tendrán que gastar mucho en abogados y costas del proceso.
Hay países con los cuales Argentina no tiene convenio de extradición y hay ofertas de vuelos baratos.
El Colo.