LA FRASE

"EL DOMINGO QUE VIENE ME VOY MÁS AFILADO, EN CUANTO ME QUIERAN CORTAR PORQUE ME PASÉ DEL TIEMPO LO CAGO DE UN BALAZO AL MODERADOR, Y LISTO." (JUAN JOSÉ GÓMEZ CENTURIÓN)

martes, 20 de agosto de 2019

PLAN MAESTRO DEL DESPILFARRO


Varias veces nos hemos ocupado acá del aeropuerto de Rosario, para ponerlo como un ejemplo del despilfarro socialista, y de sus cuestionables decisiones a la hora de priorizar en que gastar el presupuesto público.

Dijimos que desde el inicio de la gestión de Macri, el socialismo apoyó sin reservas la "política de cielos abiertos" y el estímulo al despliegue de las aerolíneas "low cost", tanto es así que invirtió cuantiosas sumas de dinero para que pudieran operar en los aeropuertos provinciales, como el de Rosario.  

Veíamos el año pasado acá como el famoso "Plan Maestro" de obras en Fisherton superaba los 1400 millones de pesos de inversión, un equivalente casi a la totalidad de los subsidios al transporte de pasajeros por colectivo que dispone la provincia para morigerar en parte los aumentos del boleto; y una cuantiosa suma de dinero manejada en forma poco clara a través de uno de los tantos "fideicomisos" administrados por el Banco Municipal de Rosario

Adicionalmente a ello, en las reuniones por la transición entre las actuales autoridades de la provincia y las entrantes, se hizo hincapié en no condicionar a la futura administración, por ejemplo licitando obras que no tengan financiamiento adecuado, cosa que es mentira.

No solo porque se ha hecho precisamente eso (licitar obras sin tener asegurado el financiamiento, como veíamos acá con las rutas en el norte provincial), sino porque lo volvieron a hacer, como lo demuestra el decreto cuya imagen abre el post.

Un decreto que lo que está haciendo es transferir 400 millones de pesos del Tesoro (de partidas originariamente asignadas a obras en Seguridad), al Aeropuerto Internacional Rosario, para afrontar el costo de las obras del "Plan Maestro", pese a que el ente autárquico que lo maneja recauda y administra sus propios recursos, provenientes de las tasas aeroportuarias.

Claro: si uno le adjudica una obra a PECAM y sus socias, principales beneficiarias de las obras del "Plan Abre" en Rosario y financistas del socialismo, por más de 906 millones de pesos, no hay plata que alcance, por más tasas que se recauden.

Para que se entienda: el gobierno de Lifschitz en retirada va a gastar lo mismo que en construir un hospital nuevo completamente equipado (de esos que tanto les gusta propagandizar) en el aeropuerto de Rosario, para los vuelos de las "low cost".

Después se sorprenden por qué la provincia acumula un déficit de 10.580 millones de pesos en el primer semestre del año, que incluso puede ser mayor.

No hay comentarios: