LA FRASE

"HAY GENTE EN LA MESA DE ENLACE QUE CUESTIONA QUE YO NO HAYA DADO EL DISCURSO DE CIERRE DESPUÉS DEL PRESIDENTE EN EL ACTO DEL 8 DE JULIO, PERO LES HICE ENTENDER QUE TENEMOS QUE SER GENEROSOS." (DANIEL PELEGRINA)

jueves, 10 de octubre de 2019

EN EL BALOTAJE AERONÁUTICO, EL SOCIALISMO VOTÓ POR MACRI


Ahora que está de moda poner la lupa en los aviones privados en los que se desplazan los políticos y funcionarios (en especial si son peronistas) queríamos recordar que en Santa Fe también se consigue, y desde hace mucho: hace dos años contábamos acá el caso de Baires Fly, la aerolínea de "vuelos VIP" que presta el servicio para el gobernador de Santa Fe, ya desde los tiempos de Bonfatti.

Decíamos entonces que, sea por contratación directa o por licitación pública, Baires Fly se había quedado con el contrato para prestar los servicios en cinco oportunidades desde 2012, y ahora hay que agregar dos más: la resuelta por el Decreto 135 del año pasado, y la adjudicada por el Decreto 954 de éste año, que abre el post. Siete años, siete contratos, siempre con la misma empresa: es casi la "Aerolíneas Argentinas" del socialismo ya, la línea de bandera, pero privada.

Y contábamos también que Baires Fly es propiedad (o al menos así figura en los papeles) de Sergio Matropiero, un empresario del ramo que estuvo en su momento involucrado en el escándalo de las facturas truchas del caso Skanska durante el kirchnerismo, y quien figura a su vez como presidente de Avian Líneas Aéreas, la "continuadora" de Mac Air, la empresa de vuelos VIP del grupo Macri supuestamente vendida a Avianca para poder explotar el negocio de las "low cost", sin "conflictos de intereses".

Recalcamos lo de "supuesta" porque nunca hubo transferencia de acciones, sino simplemente un cambio de razón social (nombre de fantasía) de la empresa, por lo que no son pocos los que dudan de que los Macri se hayan desprendido realmente de su empresa aérea; tanto como dudan de que Mastropiero no sea en realidad un testaferro suyo en ambas empresas: su vicepresidente en Avian (la "continuadora" de Mac Air) es Carlos Colunga, ex el piloto personal de Franco y Mauricio Macri, durante años.

En ésta última licitación, Baires Fly se impuso a Servicios y Emprendimientos Aeronáuticos S.A. Flyzar, empresa propiedad de Gustavo Carmona, uno que estuvo procesado junto a Ricardo Jaime (ex secretario de Transporte del kirchnerismo hasta 2009) por aceptar dádivas.

Carmona era señalado por los medios hegemónicos como "el taxi aéreo nac & pop", porque en sus aviones viajaba siempre Daniel Scioli durante su campaña. O sea que se podría decir que en "balotaje aeronáutico" para elegir en que aviones privados vuelan Lifschitz y sus funcionarios, el socialismo optó por Macri, como lo viene haciendo desde el 2012.

No hay comentarios: