LA FRASE

"YO HACE 70 AÑOS QUE NO LA PONGO, POR CULPA del PERONISMO." (FERNANDO IGLESIAS)

jueves, 2 de febrero de 2012

LOS TRADUCTORES DE CRISTINA

No, no nos referimos a la chica que aparece abajo en pantalla cuando ella habla, traduciendo en lenguaje de señas; sino a los "explicadores" de lo que quiso decir la presidenta cada vez que habla, como ayer cuando se refirió a la negociación en paritarias.

Como si Cristina fuera Reutemann, que necesita que lo traduzcan.

Después de tanto menear el asunto del famoso "cepo" salarial del 18 %, la afirmación de Cristina de que las paritarias serán libres, sin techo y a resolver entre empresarios y trabajadores (citó incluso los ejemplos de lo que pasó al respecto año a año del 2006 para acá), muchos quedaron descolocados, como Clarín por ejemplo:


Ahora descubrieron el pelo al huevo: que depende de cada empresa lo que puede pagar de aumento, de acuerdo a sus niveles de rentabilidad (recordar el ejemplo que puso la propia Cristina de la multinacional que exporta y cobra en dólares, o una Pyme).

El Cronista en tanto, puntualiza lo del control de la rentabilidad, para destrabar las paritarias "difíciles": lo que no dice es que si no están trabadas -o sea si los empresarios y los sindicatos se ponen de acuerdo- los aumentos se pagarán, sin techo ni cepo ni nada, y listo:


Para La Nación en cambio los dichos de Cristina implican que el gobierno "controlará la suba de sueldos", aunque empezó diciendo ayer que no había techo ni el gobierno lo imponía; y la comisión anunciada ya no es para analizar la rentabilidad empresaria ("controlarla" dirían en El Cronista) y destrabar las paritarias difíciles, sino directamente para revisarlas a todas, sean o no difíciles, se traben o no:


Y finalmente para Ambito, después de titular que las paritarias serán libres y el Estado intervendrá sólo si no hay acuerdo, afirma que lo hará "si los gremios se desbordan", y analizando la productividad -que no es lo mismo que la rentabilidad, aunque estén íntimamente vinculadas-; atendiendo a un pedido del empresariado al que el kirchnerismo nunca habría querido acceder hasta acá:


Como ven, hay para todos los gustos porque las paritarias tienden a convertirse en "el tema" del primer trimestre del año, dejando atrás a los controles al dólar y a las importaciones y a la tarjeta SUBE o la baja de los subsidios; sobre todo por el conflicto abierto entre la CGT (o más propiamente entre Moyano) y el gobierno.

Pura cháchara, como analizar quiénes cobraron con el discurso de Cristina de ayer, porque fueron varios: Moyano, Barrionuevo, los ejecutivos de las grandes empresas, los empresarios que reclaman subsidios y créditos del Estado; el que no lo quiera entender, allá él.

Y respecto de las paritarias, no nos queda sino reiterar lo dicho acá"...la dinámica social y el comportamiento de las variables económicas (la inflación, el nivel de actividad económica, la evolución de los ingresos fiscales, el comportamiento del mercado del trabajo, la rentabilidad empresaria de cada sector, etc) son las que determinan como cierran las paritarias; que además nunca lo hacen -ni lo hicieron antes- con una pauta uniforme, justamente por la enorme dispersión salarial que existe, aun dentro de los sectores con empleo formal....".

Que es -palabras más, palabras menos- lo que dijo ayer Cristina muy clarito; aunque algunos se quieran hacer los que no entendieron.

De paso: con el anuncio del 17,62 % de aumento a los jubilados quedó demostrado que la ley de movilidad previsional sigue siendo la mejor paritaria

No hay comentarios: