LA FRASE

"DONALD, SOY EL NÚMERO UNO, DONALD, CUANDO PUEDA TE VACUNO." (VLADIMIR PUTIN)

martes, 4 de septiembre de 2012

LA BOLSA DE COMERCIO, EL NUEVO "THINK TANK" DEL SOCIALISMO


De los creadores de "Al productor la soja le deja sólo migajas" y "Santa Fe está hace un año y medio en estanflación", llega ahora "La Nación la embolsa con pala y la plata no vuelve", una atrapante colección de todos los lugares comunes y mentiras del federalismo berreta que no quiere pagar impuestos provinciales (nacionales tampoco, eh).

Una película del género de la ciencia ficción, que trabaja sobre supuestos científicos incomprobables, o que se exime de demostrar, como eso de lo que la Nación "embolsó" y "puso" en Santa Fe; que además es un análisis de almacenero de un berretismo increíble; como si un país (y para más, federal) fuera una simple perinola. 

Lo curioso es que los datos del estudio (o el mismo estudio) no están disponibles (lo cual ya hace dudar de su consistencia, además de tener en claro su línea política, que es nefasta), aunque lo pueden bajar acá en el sitio de la propia Bolsa de Comercio, de donde nosotros sacamos un par de cuadros muy ilustrativos, como éste:


Es el cuadro que expone los famosos 55.000 millones de más que la Nación se habría "llevado" de Santa Fe, y vemos que para llegar a esa conclusión pesa en la balanza lo recaduado (según estimación de la Bolsa) en concepto de derechos de exportación (retenciones) con origen en productores o exportadores (que en realidad son los que pagan las retenciones) radicados en Santa Fe.

De donde surge claro el propósito principal del informe; que no es defender el federalismo, sino cuestionar la apropiación por el Estado nacional de parte de la renta agraria diferencial, a través de las retenciones.

Ese propósito, y la idea de un país desintegrado y dividido en 24 jurisdicciones condenadas a una especie de sálvese quien pueda con sus propios recursos, quedan más claros aun con éste otro cuadro extraído del informe:


Ahí está tan nítido el "puse tanto, quiero tanto", como la importancia estrategia del Fondo Federal Solidario o fondo soja creado por Cristina en el 2009: los números demuestran claramente que redistribuye parte de la renta agraria diferencial con un criterio verdaderamente federal, si entendemos por federalismo el logro de un desarrollo económico más armónico y equilibrado entre las diferentes regiones del país, corrigiendo las distorsiones que se arrastran en más de un siglo y medio transcurrido desde la Constitución en 1853.

A menos que uno entienda por federalismo acentuar los desequilibrios del desarrollo en beneficio de las provincias de la pampa húmeda, o el hinterland ampliado de las provincias alcanzadas por la ampliación de la frontera agropecuaria como consecuencia del boom sojero, que es lo que subyace en todo el informe.

Informe que el diario del Loco Lindo trata de maquillar con algunas apostillas que repiten tópicos ya escuchados, como éstos:      


Primero la falacia (desmentida acá) que el 15 % que se afectó de la masa coparticipable a la ANSES era porque se privatizaban las jubilaciones, y por ende liquidadas las AFJP y vueltas todas las jubilaciones al Estado, hay que devolverles esos recursos a las provincias; omitiendo además que más del 40 % de esa masa la aporta la Nación, de su parte de la coparticipación.

Después la falacia de decir que el gobierno nacional dice que el sistema previsional se financia, sin especificar que se financia, justamente, con esos aportes entre otros recursos; y que esos recursos alimentan la fórmula de movilidad de los haberes previsionales: acá tienen los detalles. Además de no aclarar que los descuentos no se hacen "unilteralmente" y "al menos en el caso de Santa Fe", sino por una ley del Congreso (la 26078, votada por el propio Binner cuando era diputado), y para todas las provincias por igual; desde el 2005.

Pero además avanza en el cálculo (que son estimaciones de la Bolsa) de lo que Santa Fe recuperaría de impuestos nacionales, y nos dice que con esos fondos, podría mejorar sus finanzas, o sea: no necesitaría reforma tributaria, ni mucho menos retocar los avalúos del inmobliario rural, y por eso no hay que darle bola a las directivas de Lorenzino a los diputados del PJ (con eso empieza la nota que presenta el informe).

En ésta otra captura se ve más claro todavía el verdadero propósito de todo esto:  


El propio informe toma nota del aumento de la presión tributaria nacional junto con el aumento del gasto nacional, sin decir en que se gastan los recursos de que dispone el Estado nacional; con lo cual no se sabe de donde sale la afirmación de que dispone (casi discrecionalmente) de su destino.

Porque como ya se ha dicho acá, entre un 35 y un 40 % de ese gasto es justamente la seguridad social, donde no hay discreción o arbitrariedad posible: son las jubilaciones y pensiones nacionales, su mecanismo de reajuste que está contemplado en una ley del Congreso y las asignaciones familiares (incluyendo la AUH); todos derechos reconocidos por normas vigentes, y que no dependen del humor del presidente de turno.

Y acá termina de quedar en claro el propósito del informe de los amigazos de la Bolsa de Comercio:


Los sectores económicos de Santa Fe (ergo: los que solventan a la Bolsa de Comercio y sus "economistas", básicamente el agrogarcado) no pueden pagar más impuestos provinciales (justo cuando hay que discutir en Diputados la reforma tributaria, y crece la idea de modificar la media sanción del Senado), porque están agotados por la voracidad del fisco nacional (el "depredador insaciable" del que hablaba Biolcatti).

Y la provincia podría resolver sus problemas fiscales sin necesidad de aumentar sus propios impuestos, si la Nación "le pagara lo que le debe", o si "volvieran a Santa Fe los recursos que la provincia genera".

Ahora yendo al título del post, si alguno encuentra semejanzas entre esta líneas discursiva y la de Binner, Bonfatti y los funcionarios del gobierno provincial, no es pura casualidad: son exactamente iguales.

La misma idea de lo que es el federalismo, la misma idea de la construcción de un Estado nacional, y el mismo propósito: desfinanciarlo, en nombre del federalismo y las autonomías provinciales.

Y la misma (nula) intención de avanzar sobre sectores económicos que han gozado y gozan de inaceptables privilegios, pese a que la vienen levantando con pala hace años.

Es decir que si alguno buscaba el "think tank" de las ideas del socialismo en estas cuestiones, más que para el lado del CEMUPRO, tendría que rumbear para la Bolsa de Comercio; gente que es tan pero tan gaucha que hasta asesora a algunos compañeros del PJ también, como los senadores, sin ir más lejos, que repiten también estas cantinelas.  

No hay comentarios: