LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

sábado, 1 de diciembre de 2012

LE PEGARON AL CHANCHO Y APARECIÓ EL DUEÑO (AL MENOS UNO)


El Senado convirtió finalmente en ley el proyecto enviado por Cristina para la regulación de las bolsas, mercados de valores y mercado de capitales.

Los radicales -al parecer, empeñados en superarse a sí mismo en el ridículo- habían votado a favor en general en Diputados, pero votaron en contra en el Senado.

Acá en Clarín hacen la crónica de los argumentos para contradecirse a sí mismos, básicamente porque se oponen al artículo 20 (uno de un proyecto que tiene 156), que permitirá a la Comisión Nacional de Valores designar interventores por un plazo de hasta 180 días, en aquéllas empresas que coticen en bolsa sus acciones, cuando se compruebe que se vulneraron los derechos de los accionistas minoritarios.

Argumentos a los que sumaron desde el peronismo federal y el FAP para votar también en contra, al menos en ese artículo.

En la nota de Clarín nada se dice de algún caso en particular de determinadas empresas a las que se podría aplicar el nuevo artículo (los senadores tampoco lo dijeron), pero en cambio La Nación llama a las cosas por su nombre: 


Es decir entonces que el verdadero problema (que motivó la voltereta radical, y el recule del FAP al votar el artículo 20) es Papel Prensa, donde los derechos del Estado como accionista minoritario han sido sistemáticamente vulnerados por Clarín y La Nación; y las empresas donde la ANSES tiene acciones, entre ellas (pero no la única) el Grupo Clarín.

O sea que los opositores no sólo volvieron a fungir de infantería parlamentaria del Grupo y su socio en Papel Prensa, sino que ni siquiera se animan a decirlo abiertamente, como si les diera vergüenza: lo bien que hacen, porque da vergüenza.

Y sin falsa modestia, lo que blanqueó ayer en su editorial La Nación (que pronostica la defunción del mercado de capitales como consecuencia de la nueva ley) fue anticipado por éste blog  acá hace justo una semana.

2 comentarios:

DD dijo...

Que el Estado ponga guita para sus empresas les parece bárbaro. Ahora, que los quieran controlar... Se brotan y gritan "populismo!!". Se adivina el ceño fruncido del escribiente de La Nación.

Barullo dijo...

¡Si lo hubieras visto anoche a Cachanosky con el de la CNN en Español!