LA FRASE

"TENEMOS QUE DEJAR DE ANTEPONER EL INTERÉS NACIONAL ANTE TODO; PRIMERO ESTÁ EL INTERÉS DE LAS LEBAC'S." (MAURICIO MACRI)

miércoles, 5 de agosto de 2015

¿DE QUÉ "PLANES" HABLA ESTE MUÑECO?



Convengamos que no es el único que repica esta campana: que hay que terminar con los vagos que no trabajan porque cobran un plan, que hay que evitar que los repartan los punteros, que pin y que pan.

Pero si de repetidores de lugares comunes hablamos, éste muchacho ha construido toda su campaña en base al recurso, de allí que no extrañe que incursione en éste terreno; tirando además cifras al voleo: "Hoy, de 120 a 140 mil planes son usados para la prebenda política.." dice; como si 120.000 o 140.000 son más o menos lo mismo 

Después de todo ¿a quién le preocupan 20.000 "planes" de diferencia?

¿Y quién determina cuál "plan" se usa para la prebenda política y cuál no, él?

Igual, si con esa cifra podemos manejar las elecciones en un padrón de 32 millones de votantes, somos magos, te digo.

En la misma nota de Clarín (ver acá) dice además que "Según los números del Frente Renovador, actualmente se destinan 102 mil millones de pesos a los planes sociales, debiendo restarse a eso 25 mil millones de las pensiones no contributivas y 32 mil millones de la AUH.". 

Ya arrancó mal, porque las pensiones no contributivas (de acuerdo con el presupuesto) son 52.703 millones (sin contar los dos aumentos semestrales) y la AUH otros 24.818 millones, sin contar el último aumento que dispuso Cristina. 

O sea que más de las tres cuartas partes de lo que él mismo dice que se gasta en "planes", lo deja afuera de la crítica: allí no habría problemas de falta de control, ni de uso prebendario.

Por otro lado, si lo que le preocupa es que "el que cobra un plan trabaje", bueno estaría que incluyera en el cálculo a la AUH (que es un derecho acordado a los pibes, que no pueden trabajar) o a las pensiones no contributivas, el 70 % de las cuáles (si no más) son a la vejez (para personas de más de 70 años) o por invalidez (cuando tienen una incapacidad permanente superior al 76 %); o sea otros casos de gente que no puede trabajar.

Descartamos que cuando está hablando de "planes" no se refiere a los REPRO (que oscilan más o menos alrededor de los 450.000 beneficiarios), porque justamente se les asignan a trabadajores en actividad y formalizados, para compensar mermas salariales o suspensiones cuando la empresa en la que trabajan entran en el procedimiento de crisis.

Tampoco ha de referirse al seguro de desempleo, que tiene 86.661 beneficiarios; porque se paga justamente al que no tiene empleo, y mientras no lo consiga. Aunque en la nota dice que "es una vergüenza", sin precisar si se refiere al monto que se paga, o a su misma existencia.

Lo raro del caso es que éste muchacho pasó por la ANSES sin enterarse que ya hay actualmente programas para capacitar a los que buscan empleo, como el seguro de capacitación y empleo, o el programa "Asistencia para la inserción laboral".

Tampoco especificó en cuál de todos esos casos -o en el caso de que "planes"- intervienen los punteros, repartiéndolos; porque por ejemplo acá en Santa Fe los paga la nación, pero los asigna Corral, ponéle.

Una lástima que el periodismo -tan incisivo habitualmente- no le pregunte a cierta gente de que está hablando en concreto cuando habla de estas cuestiones. 

O que le pregunte también -ya que tiene tanta obsesión con la gente que cobra sin trabajar- cuando piensa darse una vuelta por el Congreso.

4 comentarios:

Diego dijo...

Brishante.

Anónimo dijo...

Y entre los planes y el fraude (6,7,8 millones de votos.....ponele 9, millón mas, millón menos) el FPV va a sacar maso el 40%. Así gana cualquiera.

Anónimo dijo...

Excelente....cómo siempre!! Pido permiso para recortarlo

guido dijo...

A mi también me llama la atención la poca claridad, porque se supone que Arroyo algo sabe del asunto. No se como será en cada provincia, pero lo único que se me ocurre, en PBA, que se acerque a "planes" son las tarjetas de alimentos. Esto es, lo que queda después de varias modificaciones del viejo plan vida de Chiche Duhalde. Primero eran alimentos e incluía un rol relevante de referente barriales (las manzaneras), después de fueron agregando otras cosas y, si bien era cuestionable en varias cosa, reducirlo al "clientelismo" es una mirada bastante ignorante. Pero a partir, no recuerdo bien, si de Solá o de la primera gestión de Scioli, los alimentos de ese plan se cambiaron por tarjetas de alimentos (una tarjeta de débito con un monto fijo) que para tramitarse requiere la firma de un profesional matriculado (trabajador social). Pero el monto de la tarjeta de alimentos, a partir de la AUH, con la que desaparecieron parte de los "planes" ("trabajar", "jefes y jefas" y similares provinciales) la tarjeta de alimentos fue adquiriendo un rol residual. Hoy son $200 pesos mensuales, no siempre se deposita con regularidad, debe renovarse periódicamente (siempre con la firma de un profesional matriculado) y la tendencia es a desaparecer. Si se refiere Massa a eso parece bastante estúpido generar una estructura de "tutores" para un plan residual que probablemente desaparezca en el corto/mediano plazo.

Otra posibilidad es que se refiera al Argentina Trabaja -una política que personalmente creo que debería revisarse completamente- pero ahí no tiene sentido que exija capacitación o trabajo porque ese plan ya lo hace. Si los controles que el plan supone no se cumplen ya es otra cosa, pero no queda claro porqué inventar una nueva palabra -en este caso "tutor" sería mejor. Y la idea de poner tutores es todavía más tonta: si el manejo clientelar es posible tal como el plan existe hoy será posible con esos tutores. Los tutores, tal como se proponen vendrían a ser referentes sociales. Es decir lo que se llama peyoritavamente "punteros". El argumento sería "tenemos que terminar con los punteros por medio de este plan que prevé el nombramiento de punteros", bien a tono con la capacidad intelectual de Massa pero, insisto, no la de Arroyo.

Lo único que me parece razonable es la construcción de un registro único a cargo de DDSS de la nación. Sin duda eso tiene valor estadístico que ayuda a planificar determinadas políticas, evitar superposiciones, etc. Sin duda es una buena práctica de gestión y debería existir hace rato para compatibilizar estrategias provinciales/municipales/nacionales que no siempre son muy coherentes entres sí.

Pero le agregan "abierto" y eso es aberrante. Si Massa cree tener derecho a saber cuánto cobra Fulano por medio de una tarjeta de alimentos de $200 pesos roñosos entonces yo quiero un registro abierto de todas las transferencias del estado a personas físicas y jurídicas. Quiero poner "sergio massa" en un buscador y que me salga: i)la cifra total del año anterior en materia de subsidios a lo servicios públicos; ii) la cifra total del año anterior respecto de los subsidios eventuales a la escuela de sus hijo -incluyendo exenciones impositivas a la misma, ajustada a partir del valor que la cuota tendría sin ellas-; ii) el monto total de las deducciones que hizo de impuesto a las ganancias, etc.

Igual no se para que uno se gasta tratando de descular lo que, en realidad, no es más que sarasa demagógica antipobre.

abz