LA FRASE

"ESTOY PENSANDO EN HACER UN RECITAL DE "ALMAFUERTE" CON BIONDINI EN BATERÍA ANTIAÉREA." (RICARDO IORIO)

sábado, 29 de agosto de 2015

LA CRISIS CAUSÓ UNA NUEVA MUERTE: LA DEL PERIODISMO


Sobre el tema de la imagen de apertura, leemos en la tribuna de doctrina: "Un productor de la provincia de Chaco se quitó la vida anteayer agobiado por su situación económica. Se trata de Carlos Seidler, de 54 años y oriundo de la localidad de Du Graty. 

Según contó a LA NACION un familiar que pidió reserva de su identidad, Seidler había sido estafado por una empresa a la que le vendió fibra de algodón. Al productor no le cancelaron el pago, él generó deudas con empresas de insumos y estaba preocupado por cómo sembrar en la nueva campaña. Había caído en depresión. 

"Tenía problema de depresión por lo que pasó con la firma comercializadora de fibra y su temor era cómo volver a sembrar el campo. Por lo que había pasado se había metido en deudas con agroquímicas", contó el familiar. Seidler sembraba entre 500 y 600 hectáreas." (las negritas son nuestras)

¿O sea entonces que al pobre tipo lo estafaron, por culpa de la estafa se tuvo que endeudar, por endeudarse no pudo pagar sus deudas, entró en depresión y decidió suicidarse?

¿O sea que si no lo hubieran estafado es muy razonable suponer que nada hubiera ocurrido como terminó pasando?

¿Y decíme che, donde entra en todo esto "la crisis" del título?

Cuando todo lo demás falla, al periodismo militante siempre le quedará el inagotable recurso del "muertismo".

4 comentarios:

Diego dijo...

Che, si la deuda era por agroquímicos, ¿no sería más fácil echarle la culpa a Dow, BASF, Monsanto? :-)

Anónimo dijo...

Si alguno vio el video "El mundo según Monsanto" relizado por una periodista francesa (siempre lo recomiendo esta en You Tube junto al de Zeitgeists el de las torres), en la India por culpa del algodón de Monsanto se sucidaron miles de agricultores.
Miren el video y veran los orrores de empresas como Monsanto.

Chily

fernando dijo...

orrores

Anónimo dijo...

A la hache la liquidó el glisofato