LA FRASE

"TENEMOS QUE DEJAR DE ANTEPONER EL INTERÉS NACIONAL ANTE TODO; PRIMERO ESTÁ EL INTERÉS DE LAS LEBAC'S." (MAURICIO MACRI)

domingo, 23 de agosto de 2015

LLEGÓ LA CUENTA: EL TERCER AÑO DE BONFATTI, 2º PARTE


Retomando lo iniciado acá, seguimos analizando los datos que arroja la Cuenta de Inversión del 2014, en cuanto a los recursos y gastos del Estado provincial el año pasado.

* El Ministerio de la Producción (a cargo del vice gobernador elector Carlos Fascendini) representó el año pasado apenas el 0,38 % del gasto total: un dato a tener en cuenta por ejemplo en medio del conflicto lechero (que pega particularmente en Santa Fe), dado que el propio Fascendini salió a reclamarle a la nación "políticas activas para defender a la producción".

* Las nuevas áreas creadas por el gobierno de Bonfatti -con el propósito teórico de fortalecer su compromiso en esos campos- siguieron teniendo una participación marginal e irrelevante sobre el gasto total: Ciencia, Tecnología e Innovación representó el 0,11 %, Hábitat el 0,12 % y Energía el 0,0164 %.

* Entre las 3 sumadas la erogación fue de $ 163.194.853,90, apenas un 67,98 % de lo gastado el año pasado por el socialismo en publicidad oficial.

* Hablando de publicidad, los $ 240.061.066,54 gastados en el rubro durante el año pasado representaron un incremento del 32,85 % sobre lo gastado en el 2013, que fue un año de elecciones.

* Los subsidios al transporte público de pasajeros que envía la nación para mantener el precio del boleto de colectivo (Corral no se enteró parece) fueron en 2014 de $ 947.402.002,38; lo que representó un aumento respecto al año anterior del 38,58 %. La cifra explica el 41,29 % del gasto total del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente de Santa Fe.

* Por concepto de Fondo Federal Solidario (fondo sojero) la nación envió a Santa Fe el año pasado $ 1.287.977.438,11, lo que equivale al 78,20 % de lo invertido por la administración provincial en "Construcciones" (obra pública); sin contar otras transferencias de capital que llegaron del Estado nacional. 

* El déficit de Caja de Jubilaciones terminó siendo de $ 1.519.037.640,54, cuando el originariamente proyectado en el presupuesto era de $ 841.940.00: una diferencia en más de lo previsto del 80,42 % .

* Lo apuntado en el apartado anterior confirma lo dicho en su momento acá al respecto, tanto en el sentido del déficit que arrojaría la Caja al cierre del ejercicio, como el "dibujo" contemplado al respecto en el Presupuesto 2015, que lo calcula para éste año en $ 1.569.345.000; apenas unos 50 millones más que el del año pasado, donde ya vimos la magnitud del "error".

* Al 31 de mayo de éste año (es decir cuando aun no habían impactado plenamente las políticas salariales de los activos que deben trasladarse a los jubilados, el déficit ya es de $ 638.069.593,86; y tal como lo demuestra el cuadro de abajo, viene creciendo en forma constante desde el 2007, especialmente a partir del 2009, y como consecuencia de decisiones que tomaron los gobiernos del FPCyS:



* La EPE gastó $ 1.230.302.868,73 en comprar electricidad en el mercado mayorista nacional, y obtuvo ingresos por tarifas por $ 4.281.084.027,49, es decir que por cada peso erogado en comprar su principal insumo, obtuvo $ 3,48 por venderla; aclaración necesaria porque desde el socialismo se planteó que sin aportes nacionales para obras, no se podían sostener las tarifas, ni hacer obras. 

* La relación marcada en el apartado anterior entre compra y venta de luz por la EPE era de $ 1,91 a 1 cuando el FPCyS llegó al gobierno en el 2007, y comenzó a aumentar las tarifas a razón de -al menos- dos veces al año. La diferencia (que genera un gran colchón de recursos para la distribuidora estatal) fue creciendo ininterrumpidamente desde entonces, y en el 2013 había sido de $ 3,26 a 1.

* De ese modo (aumentando las tarifas, mientras se mantenían los subsidios nacionales a la compra de energía) la EPE fue licuando la incidencia de su principal costo de funcionamiento, que representaba casi el 50 % de sus gastos totales en el 2007, y pasó a ser apenas del 23,92 % el año pasado, es decir menos de la cuarta parte.

No hay comentarios: