LA FRASE

"ESTOY PENSANDO EN HACER UN RECITAL DE "ALMAFUERTE" CON BIONDINI EN BATERÍA ANTIAÉREA." (RICARDO IORIO)

jueves, 20 de agosto de 2015

UNA NOTA OFICIALISTA, CON TÍTULO OPOSITOR. O LA VIEJA HISTORIA DEL DEDO Y LA LUNA


De ésta nota del director de la Fundación Pensar (el "think tank" del macrismo) en La Nación de hoy extractamos estos párrafos textuales:

"Las universidades del conurbano significan para miles de familias la primera oportunidad real de acceso a una educación universitaria... "

"Nueve de las doce universidades fundadas durante la presidencia de Cristina Kirchner son estatales..."

"En casi todas las universidades del conurbano el número de inscriptos para el ciclo lectivo 2015 fue récord..."

"Estos números permiten sacar una conclusión: las universidades del conurbano vinieron a dar respuesta a una demanda real de la sociedad..."

"A pesar de este aluvión de estudiantes, las matrículas de la Universidad de Buenos Aires y de la Universidad de La Plata no disminuyeron. Es decir, que las nuevas universidades no están compitiendo con las tradicionales por los mismos alumnos.."

"Cada vez más personas están accediendo a la educación superior y esas personas eligen las nuevas instituciones..."

"Más de 90% de los alumnos son la primera generación con estudios universitarios de sus familias, una situación muy distinta de la que se vive en los pasillos de las viejas universidades de Buenos Aires y La Plata. Así se empieza a despertar un viejo ideal argentino que parecía dormido, el de la educación como el medio por excelencia de superación personal y familiar en términos intergeneracionales..."

"La mayoría de los alumnos de estas universidades trabaja y 30% de ellos ya tiene familia propia. En estas aulas se están formando quienes no podían hacerlo en la UBA, en la UTN o en la UNLP porque implicaba horas de viaje en medios de transporte deficientes o, simplemente, por una exclusión tácita, por la idea de que ser universitarios "no era para ellos"..."

"Considerando este perfil de alumnos también se entiende el esfuerzo de estas universidades en la contención. No se trata de hijos de universitarios para los que seguir estudiando después de terminar la escuela secundaria es algo naturalizado, sino de los primeros de sus familias que toman esa decisión. Esto lleva a que en muchas de estas universidades se faciliten becas, comedores, guarderías, tutorías, herramientas que en las antiguas y prestigiosas instituciones son frecuentes promesas no cumplidas..."

"La oferta académica se vincula de manera casi directa con el mercado laboral, lo que explica, por ejemplo, el enfoque puesto muchas veces en carreras relacionadas con sectores de alta demanda de mano de obra, como la salud. No sería descabellado decir que las nuevas universidades, en principio, están más adecuadas a la realidad del país y de sus entornos que las tradicionales..."

"En muchas de estas universidades se cuenta la historia que queremos contar como país. Es la historia de pioneros sociales, de quienes dan los primeros pasos, de quienes rompen con la dinámica de las generaciones anteriores de sus familias y plantean el desarrollo de un proyecto de vida disruptivo, ambicioso y enriquecedor..."

Recalcamos: lo precedente no lo decimos nosotros, ni está sacado de algún discurso de Cristina; que ha destacado en innumerable oportunidades estos efectos positivos de la apertura de nuevas universidades nacionales en el país, en especial en el conurbano bonaerense.

Una política pública concreta, consistente y sostenida durante todos estos años, que traduce la inclusión y la movilidad social en cosas concretas y no en meros discursos. Y que le cambia las perspectivas de vida a las personas y las familias; brindándoles herramientas concretas para progresar.

Lo está reconociendo expresamente un opositor; de la fuerza que compite con el FPV en las elecciones, y que habría que ver en detalle como votó en el Congreso la creación de cada una de esas universidades: no sería raro que se hayan opuesto, en alguno o en todos los casos.  

Sin embargo, el pre-requisito para acceder a tener espacio en los medios parece ser no concederle méritos al kirchnerismo, ni siquiera en aquéllo con lo que en teoría se acuerda. De allí el título de la nota, que asocia además (aun en el plano semántico) participación o identificación política, con corrupción: un guiño indispensable para el lector promedio de la tribuna de doctrina, que seguramente no pasará de allí, del título.

Teniendo a la vista la luna (los efectos positivos derivados de la creación de las nuevas universidades) Petrella prefiere poner énfasis en el dedo: la vinculación política (supuesta o real, pues aporta un sólo caso concreto como ejemplo) de esas universidades con los demoníacos "barones" del conurbano bonaerense.

Con la misma actitud de los que critican Paka Paka, el canal Encuentro o Tecnópolis, por "su uso político con fines de adoctrinamiento"; o razonamientos similares.

Y como si tal cosa (la supuesta manipulación política de las universidades por determinada fuerza partidaria) no existiera en las universidades "tradicionales" y más antiguas; cono la UBA, la de La Plata o acá la UNL: preguntar al respecto a los radicales. 

Después se preguntan por qué les va mal en las elecciones en -por ejemplo- el conurbano bonaerense.

2 comentarios:

Alejandro dijo...

Me parece que nuestro sentido común, cercano a los derechos del pueblo, no nos deja ver el sentido de esta nota para los lectores de La Nación: Con nuestra plata (podría leerse también "con la plata de los jubilados") le están regalando universidades a los negros, como margaritas a los chanchos. Van a salir con títulos que van a abaratar los nuestros, y encima les dan de comer, les ponen tutores, todo lo que no nos dieron a nosotros cuando estudiábamos, que nos matamos laburando (manejando el látigo sobre las espaldas de nuestros obreros y empleados, ¿o eso no es laburo?). Y además no lo hacen por la ciencia, por el arte ni por el conocimiento, es pura demagogia, o peor, es pura política.

Si analizamos cada frase, encontramos el asco, el gorilismo. Tomo una sola, "Nueve de las doce universidades fundadas durante la presidencia de Cristina Kirchner son estatales..." Significa ¿te das cuenta? Estos K de mierda no dejan en paz ni el negocio de vender títulos en la UCA, la UKA, la Austral, la de Belgrano. Nos sacan el mercado de los negros de mierda que ahora cobran bien y tiene laburo por la yegua, seguro que van a ir a estudiar a la vuelta de su toldería en Moreno o en José C. Paz.

¿Suspicacia y malpensar de mi parte? Sí, que le v'a'sé'. Estos son los que fusilaron en Vasena, en la Patagonia, en La Forestal, los del 16 de junio, los del 22 de agosto, los del 24 de marzo, los del 19 de diciembre. Son ellos, aunque se afeiten el bigote.

Comandante Cansado dijo...

Iván Petrella dice que no es de derecha porque en Estados Unidos apoyaba a Obama. Dime con qué país te referencias y te diré quién eres.