LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

viernes, 7 de agosto de 2015

PUSIERON TODA LA CARNE AL ASADOR


Dejaron el resto, no se guardaron nada: denuncias plantadas en la semana previa, inverosímiles operaciones, "amenazas" más inverosímiles aun, una ligereza impresionante para revolear muertos, balas y acusaciones de connivencia con el narcotráfico.

Antes -todas las semanas previas- desplegaron todo el poder de los fierros judiciales (causas, allanamientos, más denuncias) y económicos: corridas con el blue, amenazas de devaluación "inminente" o "para el día después de la elección", "planes bomba" que iban  a estallar en diciembre pero "se adelantarían y explotarían en plena campaña".

Revoleo de encuestas a granel, y hasta último momento, violando groseramente -que cosa che, ellos que son amantes de las instituciones de la república- lo que dice la Ley 26.215: "Artículo 44 quáter: Ocho (8) días antes de las elecciones generales, ningún medio de comunicación, ya sean éstos audiovisuales, de radiodifusión, gráficos, Internet, u otros, podrá publicar resultados de encuestas o sondeos de opinión, o pronósticos electorales, ni referirse a sus datos. ". Ojo: los "nuestros" también incurrieron en lo mismo, eh.

Eso sí: se quejaron agriamente porque Cristina habría violado la misma ley al anunciar el aumento a los jubilados, que está basado en una ley aprobada en el 2008. 

Cumpliendo con un clásico de cada vez que hay elecciones, revolearon para todos lados el fantasma del fraude -que ya dan por descontado-, el robo de boletas y la complicidad judicial con la maniobra.

 Ponen en tapa que la campaña se cierra con "un clima enrarecido por las denuncias" como si no fueran ellos los que lo enrarecieron, inventando y reproduciendo en todas sus plataformas esas mismas denuncias.

Y terminan por lo alto, cerrando la campaña (su campaña) "apostando" (Beldi dixit) a un "cambio de modelo" y a una devalueta: ver acá en Infobosta donde nos cuentan que JP Morgan hizo circular un informe "reservado" que da cuenta de una encuesta que lo muestra a Macri a 5 puntos de Scioli (ver tapa de Clarín) y con chances de ganarle en el balotaje; y eso hizo volar las acciones de los bancos (mirá vos, que casualidad) y de empresas como Tenaris (la nave insignia del grupo Techint en el país), que se beneficiarían si se produce una devaluación, después de las elecciones.

Estaría bueno que el lunes que viene la Comisión Nacional de Valores promueva una investigación a ver quiénes compraron y vendieron esas acciones en los últimos días, seguramente arrojaría resultados muy interesantes.

Como sea, han puesto toda la carne en el asador para incidir en los resultados del domingo, no se les podrá reprochar haberse guardado algo, o no transpirar la camiseta.

Si hasta hay más de un papagayo periodístico que -convencido de ejercer una influencia decisiva sobre el electorado- se ha animado a decir por quien votaría el domingo, sin que -por supuesto- nadie le haya caído con el sambenito del "periodismo militante".

A su modo (brutal, torpe, antidemocrático) hicieron política, la hacen y la seguirán haciendo; disfrazada de periodismo, u "opinión de los mercados".

Habrá que ver el domingo, cuando se abran las urnas, su tuvieron éxito; o una vez más vuelven a perder contra la política en sentido estricto, la que tiene que someterse al veredicto popular.

Si ocurriera esto úlimo sería muy bueno, no ya para un gobierno, o un proyecto político, sino para la propia democracia. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con tu comentario.Lo importante es que la democracia se fortalezca a cada paso y no se enturbie con las maniobras de los que quieren volver al pasado,donde la politica era mala palabra y la sociedad se desentendia de ella.