LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

jueves, 27 de agosto de 2015

LA CADA VEZ MENOS SUTIL DIFERENCIA ENTRE UNA ESTRATEGIA ELECTORAL Y PUDRIR TODO


Con la excusa de denunciar el fraude en Tucumán, el círculo rojo tuvo finalmente ayer la foto que tanto deseaba: la de todos los candidatos de la opo (excepto Del Caño y Rodríguez Saá) rodeando a Cano.

O Cano rodeando (junto con los demás) a Macri en otro acto de su campaña presidencial, para ser más precisos; porque al tucumano le importa poco su destino personal, ya que prefirió irse a Buenos Aires y plantarse ante los medios porteños para el show; en lugar de estar en su provincia, peleando voto a coto en el escrutinio definitivo. Mas claro aun: si está pidiendo que se vote de nuevo (un absurdo) es porque sabe que perdió.

De la puesta en escena de ayer se pueden hacer muchas lecturas, tratando de desentrañar que espera obtener cada uno de haberse sentado a la mesa; pero queda claro que lo que termine pasando en Tucumán importa poco, porque el objetivo es instalar la sospecha/certeza de fraude para octubre; para deslegitimar de antemano un probable triunfo de la fórmula del FPV. 

También coincidimos con lo que señala acá Oscar Cuervo, en cuanto a que la puesta en escena de ayer no es sino la confesión de la absoluta impotencia electoral de la derecha; que ante las derrotas ya sufridas y las que avizora, opta por deslegitimar los resultados y el mismo sistema con el que supo obtener victorias. 

Pero volviendo a la foto, tanto lo deseaban, que se les escapó en el título de la noticia:


En una mirada más cercana, podría decirse que el más beneficiado hacia el interior de la oposición es Macri, y que no se entiende que estaba haciendo ahí Massa, legitimando una estrategia que lo diluye aun más: si la lógica del tramo final de campaña se desarrolla (como viene siendo cada vez más claro) por la vieja antinomia peronismo-antiperonismo, no tiene nada para ganar y sí mucho para perder; porque los peronistas que no votaron al FPV terminarán por decidirse a hacerlo, contribuyendo a acrecentar sus chances de triunfar en primera vuelta.

Para Stolbizer el escándalo tucumano proveyó una oportunidad de oro para encontrar la excusa perfecta de dejar de jugar al progresismo (sea lo que sea que signifique tal cosa), y justificar lo que será un previsible apoyo a Macri (siguiendo lo que harán buena parte de sus votantes, hay que decirlo), con la excusa de que la disputa no es ideológica, "sino por salvaguardar la república y las instituciones". Una decisión más acorde con que ella misma es, y buena parte de sus votantes: clase media filo-radical, gorila y antiperonista. 

Claro que todos estos posicionamientos se superponen con una elección que -con los números de las PASO- se decidiría en segunda vuelta, en la que los opos suponen (como pensaba Lanusse en el 72' y Alfonsín en el Pacto de Olivos) que todo el antiperonismo nucleado detrás de un único candidato le cerrará el paso al peronismo, encarnado en la fórmula del FPV.

El tema es que para consolidar ese escenario (que supone que la fórmula Scioli-Zanini no crezca, o si lo hace Macri suba más) están jugando con fuego (y no solo quemando urnas); y tirando de la soga con riesgo cierto de pudrir todo.

Si verdaderamente fueran "republicanos" y apostaran en serio "al diálogo y el consenso" y la pacificación, bajarían un par de cambios en gestos y discursos, y dejarían de sobreactuar para el cacerolo promedio: por momentos pareciera que desde Macri para abajo, los principales dirigentes de la oposición se alimentaran del odio que destilan muchos por los medios y las redes sociales; y que no puedan darse el lujo de aparecer como tibios ante esos mismos sectores, porque perderán votos.

La línea que separa una estrategia política legítima (aunque uno no la comparta) y la irresponsabilidad absoluta de decir y hacer cualquier cosa sin medir las consecuencias, o apostar a que se pudra todo si las cosas no salen como uno espera parece por momentos demasiado delgada.

Tanto que es legítimo dudar respecto a si la oposición no la ha cruzado ya, y en tal caso si puede y quiere volver sobre sus pasos.

4 comentarios:

Comandante Cansado dijo...

'Tan locos, son suicidas políticos.

Q dijo...

El problema es que se creyeron su propia mentira del fin de ciclo y no hay nada peor para un mentiroso que eso.
Lo de Stolbizer ya no tiene remedio,su caida politica ya no tiene retorno.

Tilo, 74 años dijo...

Parece que "Unión democrática.2" ha vuelto a ratificar que con toda ella no alcanza para llenar un balde de ... Y omito el nombre del desecho para no herir suceptibilidades piromaníacas.

Recuerdo que después del derrocamiento de Perón en setiembre de 1955, el régimen golpista "libertador" pergeñó la Junta Consultiva Nacional, en reemplazo del Poder Legislativo. Presidida por Isaac Rojas, el vice de facto, contó con selectos políticos que intentaron darle un toque de legalidad a lo que no fue más que el inicio de nuestra decadencia, con ingreso al FMI y el nacimiento de nuestra deuda con el Club de Paris, entre otras linduras.

Pasaron 60 años, pero el PODER REAL sigue siendo practicamente el mismo. Y la motivación para desconocer la voluntad popular, es ese odio inmenso de tener que reconocer que CADA-VOTO-VALE-IGUAL-QUE-CUALQUIER-OTRO, esa ineludible IGUALDAD de todos los ciudadanos ante un acto eleccionario que ya no están en condiciones de seguir tolerarando. Han sido 12 AÑOS durísimos, sin dudas.

Después del fiambre fiscal y las mil y una tentativas de desestabilización, a falta de milicos dispuestos a matar, cualquier desastre les vendrá bien.

Mirá que había resultado jodida la democracia, eh?

Anónimo dijo...

Stplbizer no ve bien por dónde pasa la jugada!