LA FRASE

"EN UNA REUNIÓN CELEBRADA EN EL ASCENSOR DE MI EDIFICIO, HEMOS RESUELTO DEJAR EN LIBERTAD DE ACCIÓN A MIS VOTANTES, PARA QUE CADA UNO VOTE COMO LE PAREZCA EN LAS ELECCIONES DEL DOMINGO." (PINO SOLANAS)

jueves, 22 de octubre de 2015

¿ASÍ QUE LO DE LAS TIJERITAS ERA POR ESTO?


Y nosotros que pensábamos que era para que el buenazo de Hermes entre al Senado, pero no: parece que las tijeritas del socialismo son las que piensa emplear el gobernador electo Miguel Lifschitz para "reordenar" el gasto, porque -claro- llamarlo "ajuste" queda mal.

Igual, no es muy astuto hablar de recortes de gastos del Estado provincial para concentrarse en los más necesarios justo en medio de una visita al "Museo de la Grieta"; para construir el cual se van a gastar casi 40 millones de pesos, en un lugar que se inunda

Y menos todavía hablar de "achicar la planta política del gobierno" (que ya asciende a los 1044 funcionarios y asesores) cuando estás negociando con los radicales y demás socios del FPCyS como repartir las chapas; y tenés pendiente de aprobación por la Legislatura el pedido para endeudar a la provincia en 2000 millones de pesos, para poder cerrar el rojo de las cuentas de éste año.

¿Tanto cuenta con el apoyo de los senadores del PJ de la Fapnelco para que el proyecto salga, que no necesita los votos radicales?

En el tramo final de una larguísima transición de seis meses entre un gobernador electo y el que hoy está en funciones, se avizoran a futuros conflictos fuertes en la provincia; incluso al interior de la coalición que la gobierna, y aun dentro del propio socialismo: no están lejanos los cruces entre Bonfatti y el propio Lifschitz por como se financia el Estado, y como gasta sus recursos.

En medio de eso, se venció el pasado 30 de septiembre el plazo que establece la Constitución provincial para que el gobernador mande el presupuesto a la Legislatura, sin que Bonfatti haya cumplido con la obligación, y la razón es muy sencilla: lo está demorando a pedido de Lisfchitz; porque ese presupuesto va a ser de su gobierno, y deberá reflejar el ajuste (porque de eso se trata) que está planeando.

Por las mismas razones demora la definición pública de los miembros de su gabinete (cuando Scioli -sin estar electo- lo ha dado a conocer en casi su totalidad), porque ahí se terminarán de ver las patas de la sota: formarán parte de su equipo los que acepten instrumentar la poda; y los socios del socialismo en el FCyS aceptarán dar nombres y comprometerse con el futuro gobierno, de acuerdo a como venga la mano en la repartija (y el tamaño) del plantel político.  

Mientras tanto, avanza el pedido de endeudamiento, se mantiene latente el proyecto de reformas al sistema jubilatorio (con señales reveladores al respecto como señalábamos acá) , el Estado provincial adeuda cinco meses de aportes patronales al IAPOS (cuya situación analizaremos en otra entrada), y como vemos acá, los hospitales provinciales están en crisis por falta de insumos; por una abultada deuda con los proveedores. 

Cosas que pasan en la provincia "normal" y "progresista", y que explican por qué Binner en campaña llama a cortar boleta, e incluso reparten la suya junto con la de Macri sin ponerse colorados (y no sólo los radicales, como acá Corral): en el fondo y aunque se digan distintos, son lo mismo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y mientras tanto, por el atraso en el pago de certificaciones en la obra pública, a los contratistas la provincia le paga intereses de acuerdo a la tasa Badlar,que hoy está en el 25% anual.
Los contratistas tienen además otras herramientas ante el atraso,reclaman gastos inproductivos, redeterminaciones de precios,y siempre, siempre, hay adicionales de obra. Todo eso más el 25% de interés.
Hasta el año 2013 la provincia por la mora pagaba intereses de acuerdo al índice de ajuste financiero del BCRA, un 2% anual. Pero ahora, las empresas se llevan progresistamente el 25% (habrá participación en las ganancias?).
Que empiecen el recorte por ahí, y no aumentando los aportes o la edad jubilatoria.
El Colo.