LA FRASE

"¡POR FAVOR, COMO VAN A DECIR QUE EL GOBIERNO DE MACRI ES FASCISTA, CON MUSSOLINI LOS TRENES FUNCIONABAN PERFECTAMENTE Y LLEGABAN SIEMPRE A TIEMPO!" (ALEJANDRO BIONDINI)

martes, 6 de octubre de 2015

EL SOCIALISMO Y SU INTERÉS POR LA EDUCACIÓN


Cuando días pasados desmenuzábamos en ésta entrada las declaraciones de Sciara justificando el pedido de endeudar a la provincia en 2000 millones de pesos para poder "cumplir sin problemas con todos los compromisos" (incluido el pago de los sueldos y las jubilaciones) nos detuvimos en la cuestión de la obra pública.

Decía el ministro (y luego lo ratificó Bonfatti) que una de las causas del déficit era la "sobrejecución de obra pública" por encima de la prevista en el presupuesto, pero que pese a eso "habían mejorado la fluidez del manejo de la obra pública con los contratistas".

El decreto cuyas imágenes ilustran el post permite poner al menos entre paréntesis esas afirmaciones: decíamos nosotros que lo que podía estar sobrejecutado eran las partidas destinadas a la obra pública, y no precisamente por el avance de las obras, sino en muchos casos por su retraso: redeterminaciones de precios, adicionales de obra, "trabajos extracontractuales" y otras yerbas.

O el pago de intereses moratorios a las empresas contratistas, porque se les abonaron fuera de término los certificados de obra; que es a lo que apunta el decreto que se ilustra.

Modifica el presupuesto ampliando en 10 millones de pesos las partidas destinadas al pago de la deuda, en éste caso con los contratistas de obra pública y en concepto de intereses moratorios.

¿Y de dónde salen esos 10 millones preguntarán ustedes, dado que la modificación es compensada en uso de los "superpoderes"?

De fondos destinados a obras en Educación, que por supuesto estaban disponibles, porque las obras no se hicieron.

Acá lo pueden ver en el anexo respectivo:


Pero no fue el único caso, porque una semana antes habían firmado otro decreto igual, en éste caso para ampliar en más de 31 millones de pesos el presupuesto de la EPE; para pagarle intereses al Nuevo Banco de Santa Fe por un préstamo de 400 millones de pesos:


La historia del Decreto 1707/15 que se menciona te la contamos hace 3 meses acá: pese a contar con recursos adicionales por más de 1022 millones de pesos por el 27 % de aumento de sus tarifas decidido a principios de año, la EPE se endeudó pidiendo un préstamo de 400 millones al banco de Eskenazy, con la excusa de hacer obras, y echándole -para variar- la culpa a la nación, que supuestamente se las tenía que financiar. Recomendamos releer el post.

Con éste segundo decreto, el gobierno lleva gastados más de 56 millones de pesos en intereses de un préstamo pedido a un banco comercial de plaza (que es a la vez su agente financiero) y por ende más altos, para una empresa estatal que tiene superávit, y le sobran recursos para hacer obras. O al menos con ese argumento -hacer obras- aumenta sus tarifas todos los años: unos verdaderos genios de las finanzas.

Un detalle: esos más de 56 millones de intereses que la EPE le paga al NBSF son más o menos lo mismo que el banco le tiene que pagar al gobierno en concepto de canon por ser su agente financiero, o sea que a Eskenazy el negocio el resulta redondo: lo que sale por un lado, vuelve a entrarle por el otro.    


¿Y por qué decimos que éste caso de la EPE es igual al de los intereses pagados a las empresas contratistas de obra pública del que se hablaba al principio del post?

Porque también en éste caso las partidas para pagar los intereses del préstamos bancario salen de fondos originariamente asignados a Educación: 


No hay comentarios: