LA FRASE

"DEL "PLAN BELGRANO" A MÍ ME TOCÓ LA PARTE DE VILCAPUGIO Y AYOHUMA." (JOSÉ CANO)

sábado, 24 de octubre de 2015

¿EL COSTO DE NIEMBRO O LOS PREPARATIVOS PARA DESLEGITIMAR LOS RESULTADOS?


Leíamos en Página 12 de ayer que a horas de la elección de mañana, hay preocupación en la justicia electoral porque "Cambiemos" (a diferencia del resto de las fuerzas que participan) no garantizó la entrega regular de sus propias boletas para todos los cuartos oscuros de la provincia de Buenos Aires, para que el Correo Argentino las distribuya en todos los locales designados para la votación.

El faltante se extiende a lo largo de toda la provincia, especialmente en los distritos del conurbano: en La Matanza por ejemplo sobre unos 2000 lugares de votación, habrían entregado boletas para apenas unos 200: ¿se acuerdan cuántas veces en las elecciones pasadas la acusación clásica era "en La Matanza nos están robando las boletas en forma alevosa"?

Mal se puede robar lo que ni siquiera se ha empezado a distribuir -según dicen- por "problemas de logística, vinculados a la impresión"?

¿Estarán hablando de la necesidad de reimprimir las boletas porque tuvieron que bajarlo a Niembro -que la encabezaba, y por eso iba su fotito- de la lista de diputados; o estamos en presencia de otro "error de carga"?

Recordemos también que por estos días se supo por ejemplo que Macri no fue a hacer campaña en Santa Cruz; excusándose porque "el país es muy grande y no tuvimos tiempo".

Y recordemos también que todas las propuestas de la oposición para despejar las sospechas de fraude que alientan todo el tiempo -pero nunca denuncian donde corresponde, y mucho menos prueban como se debe- consisten en transferirle al Estado y sus instituciones, la responsabilidad de la fiscalización de los comicios que las leyes ponen en cabeza de los partidos políticos, desde la ley Sáenz Peña de 1912.

Se da así el contrasentido de que los cultores del mercado libre que se oponen a la ampliación de la participación estatal en las distintas esferas de la vida social, quieren "estatizar" actividades que son propias de los partidos; justamente como canales de expresión política de la sociedad.

No es casual por supuesto: coincide con el hecho de que tras la crisis del 2001 el peronismo ha sido el único partido político organizado a nivel nacional con capacidad de hacer política en todo el territorio nacional, desplegando una estructura organizativa acorde a la pretensión de gobernar el país.

Esta gente que dice representar la "nueva política" suele desacreditar el argumento de que "si no podés fiscalizar una elección, no podés pretender gobernar"; y en sea crítica se le suman las diferentes Pymes electorales progresistas, que ser arman  rearman cambiando de sello para cada elección.

Sin embargo, la carencia apuntada -visible ahora en el caso de Cambiemos en la PBA, y eso si uno piensa bien- dice mucho sobre la naturaleza y solidez de una construcción política en la sociedad moderna de los medios de masas; porque además la experiencia concreta indica que esa forma de construcción se traslada luego al manejo de la agenda, y al modo de gobernar si les corresponde: ahí está a la mano la experiencia de la Alianza para corroborarlo, y la de la oposición al kirchnerismo desde el 2003 para acá para confirmarlo.

El asunto es entonces mucho más profundo y complejo que un simple "problema de logística" para distribuir boletas: como un resabio de la crisis de principios de siglo, asistimos a la era de los "partidos líquidos" construidos en torno a una personalidad dominante y taquillera en términos electorales (incluso circunstancialmente); que en muchos casos más que proyectos políticos, parecen expresar emprendimientos biológicos personales.

¿Qué será por ejemplo del PRO si mañana Macri es derrotado por Scioli en primera vuelta? 

La política es cosa seria porque se trata -nada más ni nada menos- que de la lucha por conquistar el poder cuando no se lo tiene, y por el modo y el sentido con que se lo se ejerce, se lo conserva o se lo amplía cuando se lo tiene; en disputa permanente con otros "poderes" que no por no estar instituidos en la democracia formal, ejercen menos capacidad de veto, presión o imposición de agenda. 

Y con cosas como ésta (y siempre que no se trate a su vez de una puesta en escena que forma parte de la deslegitimación a priori del resultado electoral de mañana) ésta gente demuestra que no está en condiciones de asumir ninguna de las facetas que implica. 

Igual, parece que encontraron una solución creativa (copiada a otros creativos):



7 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuanto tardara para que empiecen a denunciar que no hay boletas en la matanza? Van a arrancar temprano a hacer barullo...

Anónimo dijo...

Lo bueno es que ustedes genios del voto, van a terminar votando a un antikk de derecha encubierto, como es scioli, que los va a empezar a defraudar a poco de andar nomas y va a cazar camporitas con su gabinete facho. Yo soy antik y no voy a dudar en votarlo.
A que pobre pelotudo se le puede ocurrir que scioli va a seguir con los estandartes kks? Vaticino que para mediados del 2016 estamos más cerca de ee.uu que de la patria grande (scioli ya se lo habría dicho a mamet en los varios encuentros que mantuvieron).
Lo mejor que podes hacer Nestornauta es seguir el ejemplo de tu cumpa del aguante populista, para no quedar en ridículo en breve.
Cordialmente,
Raúl Rizzoti

Sagardúa dijo...

¿en el delibery de boletas, hay promo de Pizza Pro con una birra?

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

¿O sea que estuviste 12 años en contra de todo para terminar votándolo a Zannini, y el papelón lo hacemos nosotros?

Anónimo dijo...

Rizzoti:
Zapato.Nos sobran votos.Podés introducirte el tuyo donde más te guste.

Anónimo dijo...

Rizotti das pena.

¡JUÁ JUÁ JUÁ JUÁ! dijo...

Che, Raúl Rizzoti: gracias por tu voto. Ahora repetí conmigo: ¡VIVA PERÓN, CARAJO!

¡JUÁ JUÁ JUÁ JUÁ!