LA FRASE

"EN UNA REUNIÓN CELEBRADA EN EL ASCENSOR DE MI EDIFICIO, HEMOS RESUELTO DEJAR EN LIBERTAD DE ACCIÓN A MIS VOTANTES, PARA QUE CADA UNO VOTE COMO LE PAREZCA EN LAS ELECCIONES DEL DOMINGO." (PINO SOLANAS)

jueves, 8 de octubre de 2015

PENSAMIENTO MÁGICO


Para aprobar el pliego de un candidato propuesto para integrar la Corte, el artículo 99 inciso 4) de la Constitución Nacional exige las dos terceras partes de los votos de los miembros del Senado, presentes en la sesión.

Suponiendo que la sesión funcionara con quórum estricto (37 miembros presentes sobre un total de 72 integrantes del cuerpo) eso significa que debería obtener no menos de 25 votos.

Recordemos que hace poco la oposición bloqueó la propuesta de Carlés para reemplazar a Zaffaroni, "juramentándose" a ir a la sesión donde se tratara el pliego, de modo de aumentar la exigencia: si fueran todos los senadores, se necesitarían 48 votos a favor para poder aprobarlo.

Massa (el Frente Renovador) no tiene ningún senador propio actualmente, y todo indica (de acuerdo a los resultados de las PASO) que tampoco lo tendrá; salvo el caso de sumar uno o dos por Córdoba, si mantiene la alianza con De La Sota (recordemos que se renueva un tercio de la Cámara: eligen senadores 8 de las 24 jurisdicciones representadas en el Senado).

Salvado eso, apenas cuenta con uno (Pereyra) "prestado" por el Movimiento Popular Neuquino.

¿Me querés decir entonces como haría -en el estratosférico caso de ser elegido presidente- para imponer un miembro de la Corte?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esteeeeeee, bueno, sería algo así: Elisa Carrio le pasa data a Lanata. O sea, llevan a un traficante preso a declarar en el living de la casa de Laura Alonso (para no repetir living). El preso (ex traficante) dice que en el senado se trafica droga, luego, Lanata hace el programa. Con esas pruebas alguna fiscalía inicia un juicio.
Y con esas evidencias republicanas el Sergio les manda el ejercito para desalojar el senado, los mete a todos en cana. Pone a unos cuantos cabos y sargentos a debatir sobre la conveniencia de Margarita juez de la corte y todos coinciden en la republicana y sabia elección. Y Sergio se toma un champu en la embajada. Goodbye!

Norberto dijo...

A todo, Margoo ¿es abogada?, porque en su anteúltima denuncia contra la Presidenta demostró públicamente no estar al tanto de las instancias legales,
Nunca menos y abrazos