LA FRASE

"ESTAMOS EVALUANDO QUE POSTURA ADOPTAR FRENTE A LA REFORMA LABORAL QUE PLANTEA EL GOBIERNO; PARA LO CUAL HEMOS CONSULTADO EL KAMASUTRA." (JUAN CARLOS SCHMID)

jueves, 10 de diciembre de 2015

A VER SI SALE EL REPUDIO DE LOS PERIODISTAS DEL DIARIO, COMO EN "LA NACIÓN"


Derecho, no venganza (*)
Los juicios por crímenes de lesa humanidad seguramente serán discutidos en los próximos meses. (¿por quiénes, che? porque hasta acá los únicos que los discuten son los abogados y familiares de los represores, el diario La Nación y ustedes. Hasta Macri se comprometió hace poco a "no entrometerse con su continuidad") Las culpas y las penas de los imputados y condenados no están, en principio, en debate, ("en principio", claro. Sobre todo porque las culpas y las penas fueron determinadas por la justicia. A menos que ustedes estén planteando indultos, amnistías o conmutaciones. Menos mal que el Congreso se anticipó y dictó una ley que las prohíbe en las causas de lesa humanidad. ¿Quieren derogarla?) pero sí merece abrirse una polémica acerca de la concepción de la justicia y los derechos humanos.(¿"abrirse", no está abierta ya desde hace años, no andan por ahí Pando y los defensores de la "memoria completa"?)
Algunos datos y ciertas consideraciones merecen tenerse en cuenta. Desde 2005 a la fecha ha habido 2.200 imputados por crímenes de lesa de humanidad; se han dictado unas setecientas sentencias, (o sea que la justicia es bastante lenta e ineficaz digamos. Y no precisamente en perjuicio de los acusados. Capaz que a las víctimas les hubiera interesado que sea más expeditiva, manéjenlo) de las cuales más del noventa por ciento han sido condenatorias. (¿es un problema de estadísticas o de pruebas?) Con respecto a los detenidos, corresponde saber que más de trescientos murieron en las cárceles, (es lo que ocurre con gente vieja, que debió haber sido juzgada mucho antes, pero no se pudo. ¿La idea era no juzgarlos nunca o largarlos por viejos?) incluyendo al ex dictador Jorge Rafael Videla, cuyo deceso podría haberse evitado con un mínimo de asistencia. (¿están pensando en demandar al Estado por mala praxis, representan a la familia, lo extrañan?)
Es necesario insistir que en un Estado de derecho moderno los derechos humanos valen para todos y no sólo para una facción. (¿cuál sería en éste caso la "facción" para la que valen, y la "facción" para la que no valen? son juicios, hay acusados, testigos y víctimas, no "facciones") En el tema que nos ocupa, se impone recordar que las personas mayores de setenta años con comportamiento adecuado o problemas de salud, tienen el derecho a la prisión domiciliaria. (no es un derecho absoluto, el juez puede darlo o no darlo de acuerdo a la Ley 24.660) Lamentablemente esto no sucedió ni está ocurriendo. (en el caso de los represores, les faltó aclarar) Arquímedes Puccio, el delincuente, secuestrador y criminal, pudo disfrutar de ese derecho sin que nadie hiciera objeciones de fondo al respecto, (el tema es que a Puccio lo pudieron juzgar a tiempo porque no hubo indultos, obediencias debidas ni puntos finales que lo impidieran, ni carapintadas que se levantaran en armas contra el gobierno para defenderlo) pero pareciera que esos beneficios no alcanzan a quienes en juicios de controvertida ecuanimidad (controvertida por ustedes) han sido condenados por crímenes de lesa humanidad.(y no, che: no es lo mismo un crimen común que uno de lesa humanidad, a esta altura deberían saberlo. Y Puccio -hasta donde sabemos- no era un funcionario del Estado al cual éste le confiaba el monopolio de la fuerza para defender las instituciones, y las terminó usando para tumbar un gobierno constitucional, y violar sistemáticamente los derechos humanos de la población)  
Lo que se está haciendo en estos temas merece contrastarse con las iniciativas promovidas por el primer gobierno constitucional de la democracia. Allí se obró conforme a derecho, (luego de haber intentado infructuosamente que los militares se juzgaran a sí mismos, por los tribunales de su propio fuero, recordemos) respetando escrupulosamente las garantías de los imputados y dictando condenas de impecable rigor jurídico. (ahora también: por lo menos nadie ha dicho que a los imputados se les privara del derecho a defensa, y ustedes mismos dicen que el diez por ciento de los imputados fueron absueltos. Y todas las condenas que llegaron a la Corte fueron confirmadas)  En los juicios a las Juntas no se permitieron barras ni insultos y se respetó el principio de presunción de inocencia. (ah, el problema son las barras y los insultos de las víctimas y los familiares, que no dictan los fallos y en muchos casos los critican) Es decir, se hizo lo que correspondía. Y se lo hizo en un momento complejo, con jefes militares que aún tenían poder. (acá nos perdimos: como ahora era más fácil ¿no había que hacerlo? ¿y con los que no fueron parte de las juntas que se hacía, dejarlos libres e impunes?)
No está de más recordar que en aquellos años las formaciones políticas de izquierda y los organismos de derechos humanos más radicalizados no sólo no integraron la Conadep sino que le restaron importancia. (exacto: porque consideraban que lo había que hacer era juzgarlos, por tribunales civiles. Cosa que el gobierno de Alfonsín hizo dos años más tarde, y solo con los comandantes. ¿O la idea era una "comisión de la verdad" al estilo Sudáfrica o Brasil, y listo?) Es más, a menudo criticaron duramente esos juicios ejemplares. (exacto, porque se delimitó de antemano la labor de la justicia con la doctrina de los famosos "niveles de responsabilidad", y nunca se tomó la decisión de ir por los cómplices civiles y económicos) En el mismo orden de cosas, el peronismo derrotado en 1983 defendía a libro cerrado la autoamnistía de los militares. (exacto, más o menos lo mismo que están haciendo ustedes ahora. Y por eso -entre otras cosas- Luder perdió las elecciones)
Hoy resulta evidente que se ha producido un deslizamiento de la justicia hacia la venganza. (¿por qué "evidente", porque ustedes lo dicen y listo?) Fiscales y jueces militantes, cuando no oportunistas o timoratos, (¿cómo Di Lello, Servini de Cubría y Bonadío decís?) permiten que se atropellen garantías fundamentales para un Estado de derecho que merece ese nombre. (¿cuáles por ejemplo? mencionen una, así dan una idea como que no todo depende de su pura opinión) Desde los años ochenta a la actualidad, en estos temas el derecho cedió a la venganza. (raro, porque hasta el 2003 más bien el derecho cedió, pero a la impunidad: punto final, obediencia debida, indultos y negativa a extraditar a los represores para que fueran juzgados en el extranjero, en ese orden) Desde el poder se alentó la idea de que las personas abatidas por los militares, en muchos casos violando derechos humanos básicos, dejaban de ser víctimas para transformarse en héroes. (ponéle que sea así, y que el gobierno mintiera al efecto, ¿justifica los "abatimientos" hechos "en muchos casos violando los derechos humanos básicos"? ¿siguen igual que cuando ocurrían y ustedes en el diario -como todos los medios- los blanqueaban como "muertes en enfrentamiento"?)  
En definitiva, lo que se impone es aplicar la justicia (empezaron diciendo que se están juzgando 2200 imputados ¿qué otro modo proponen de "aplicar la justicia"?) trabajando para crear las condiciones que impidan que se repitan los lamentables acontecimientos de los años setenta. (justamente esa es la idea de los juicios: que no se vuelvan a repetir violaciones sistemáticas de los derechos humanos por el terrorismo de Estado. Si ustedes están hablando de otra cosa, sería bueno que se dejen de dar vueltas y lo digan con todas las letras) Así se sostiene una adecuada política de derechos humanos en un Estado de derecho. (¿así cómo, terminando con los juicios?) Respecto de los derechos humanos, es necesario insistir que ni los condenados ni los imputados deben morir en la cárcel.(¿y si fueron condenados a perpetua que hacemos, los dejamos salir porque son viejos, es un problema de donde están presos, de que no debieran haber sido condenados, de que tienen que ser amnistiados o indultados, de que los juicios demoran mucho? ¿qué tiene que ver todo eso con lo que diga el gobierno de los militantes de los años setenta? están mezclando todo muchachos. O no)
(*) Las negritas son nuestras, el original acá.

2 comentarios:

Michael Madison dijo...

Apenas si alguna publicación del palo dijo algo sobre el bloqueo a Página/12, que ya lleva una semana.

Anónimo dijo...

Además del bloqueo a Página 12 se ve que hay un bloqueo en El Litoral. Curiotto, Alaniz, Caffaro no tienen nada que decir. Kña