LA FRASE

"EL QUE QUEIRA TENER ENSEGUIDA LOS RESULTADOS DE LA ELECCIÓN QUE SE VAYA A VIVIR A CUBA." (FERNANDO NIEMBRO)

sábado, 26 de diciembre de 2015

CLARÍN NO QUIERE DEJAR NINGÚN CABO SUELTO


El caso de la presunta aparición (luego desmentida) de la nieta de "Chicha" Mariani nos dejó a todos con un sabor amargo, como si sintiéramos que pasaba algo raro detrás del anuncio y posterior desmentida.

Sumado al hecho de que Abuelas nunca confirmó la noticia, y luego se supo que la presunta nieta había obtenido ya en el mes de junio de éste año un examen negativo del Banco Nacional de Datos Genéricos (BNDG), cotejando con muestras de la familia de "Chicha".

En el transcurso de la tarde expresábamos algunas dudas en Twitter, tratando de desenredar la madeja de algo que aparece a toda luces no solo confuso, sino sugestivamente metido en medio de la blitzkrieg descargada por el Grupo Clarín con toda su artillería en defensa de sus intereses:



Pasando en limpio: como la causa por la supresión de identidad de los hermanos Noble Herrera no se puede cerrar (tal el planteo de los abogados de Ernestina) por las razones señaladas en los tuits  será siempre una espada de Damocles pendiente sobre el interés de Clarín por clausurar cualquier investigación o avance sobre los esqueletos (muchos) que guardan en su placard.

En el caso de Papel Prensa (que es el que más le preocupa) están a punto de lograrlo con la inestimable colaboración de la justicia; y la comisión investigadora creada por ley del Congreso sobre la complicidad de los empresarios y grupos económicos con los crímenes de la dictadura dependerá del impulso que quiera darle Macri, o sea...

Si la causa no se puede cerrar y mientras eso no ocurra, siempre estará latente el peligro de un nuevo cotejo con nuevas muestras incorporadas al BNDG que pueda arrojar resultado positivo, determinando que los hermanos Noble Herrero son hijos de desaparecidos, y por ende apropiados por Ernestina. Si es que -como decíamos en Twitter- tal cosa ya no ocurre y no lo conocemos, pero ellos sí.

En esa circunstancia, todo hecho que contribuya a minar la credibilidad de los análisis del Banco sirve objetivamente al propósito de Clarín y sus dueños: para el caso que tal análisis apareciera, podrían decir que los análisis del BNDG no son serios, desde que se lo trasladó a la órbita del Poder Ejecutivo nacional; más concreatmente del Ministerio de Cuiencia y Tecnología.    

O al revés: serían "serios" antes, cuando dependían del hospital Durand, y del gobierno de la CABA. Par colmo, Lino Barañao es el único ministro del gabinete de Cristina que permanece en las mismas funciones en el de Macri; lo cual les da otro elemento para alimentar las suspicacias.

En esas cavilaciones estábamos cuando apareció el tuit de Wiñasky que muestra la imagen de apertura, que demuestra que muy errados no estábamos.

Y acá la unidad fiscal especial que entiende en los casos de apropiación de niños y niñas durante la dictadura debió haber pensado parecido, porque salió a aclarar que la presunta nieta de Mariani se hizo un primer análisis con la anterior directora del BNDG y otro con la actual;  y en ambos casos dio negativo.  

3 comentarios:

Norma del Valle Gómez dijo...


Dante Leguizamon
1 h ·
¿Quién es y con quién trabaja el genetista que se equivocó en el caso Chicha Mariani?
Es sábado, pero no me aguanto sin decir un par de cosas de lo que pasó con la nieta 120 que, creímos, era ‪#‎ClaraAnahi‬. Lo que se sabe es que el resultado que produjo confusión lo obtuvo un genetista privado (hay que ver si le cabe el nombre, o habría que decir simplemente bioquímico) llamado ‪#‎JuanCarlosJaime‬.
Jaime es cordobés y lo conozco desde que cubrí el Caso ‪#‎NoraDalmasso‬.
Aunque el Banco de Datos genéticos llegó a la conclusión de que María Elena Wherli no era Clara Anahí, la mujer de Marcos Juárez se llevó una muestra de ADN de Chicha Mariani y fue con esa muestra con la que Jaime, aparentemente llegó a la conclusión de que ¡en un 99.9 % eran coincidentes.
Podríamos considerarlo un error, pero dejenmé hacer públicos algunos datos por las dudas.
En los tiempos del caso Dalmasso los dos mejores genetistas de Córdoba (Nidia Modesti -perteneciente a un organismo público, CEPROCOR- y Carlos Bullo -miembro del Equipo de Antropología Forense) estaban vinculados al caso, la defensa de Marcelo Macarrón contrató a Jaime (ex empleado de la Policía Judicial) que hizo varias declaraciones llamativas que aportaron a la confusión general y sirvieron a la estrategia defensiva del viudo que siempre consistió en dilatar las cosas.
Lo interesante de esa participación de Jaime es que, como este no era prestigioso, firmaba sus trabajos con un aval muy particular: El de la ex directora del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) echada en 2006, Ana María Di Lonarda. ¿Quién es esa mujer? Les cuento: En internet hay varias notas sobre ella. LA NACION la llama con el título pomposo "La Genetista de los Derechos Humanos".
No está claro por qué echaron a Di Lonarda del BNDG, pero sí se sabe que está denunciada de haberse robado una computadora con datos de diferentes ADN. También se sabe que Di Lonarda fue también perito de los hijos de Ernestina Herrera de Noble en la causa por los hijos presuntamente apropiados por la viuda para la que supo trabajar Héctor Magneto. De hecho, cuando ella llegó al caso la causa dio un vuelco importantísimo.
Tengamos cuidado. Compartan si quieren

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Gran dato compañera, conociamos el caso Di Lonardo y la computadora del BNDG; pero no su vinculación con el tal Jaime.Gracias por pasar

Anónimo dijo...

Di Lonarda...no?