LA FRASE

"¿NO QUERÍAN VOLVER A TENER RELACIONES CARNALES CON NOSOTROS? PUES BIEN, LES ENVIAREMOS NUESTROS CERDOS." (DONALD TRUMP)

domingo, 6 de diciembre de 2015

SORPRENDENTE. QUIEN SE LO HUBIERA IMAGINADO


Capaz que alguno: "¿Cómo resolverán entonces el entuerto, de donde vendrán los dólares para calmar el "efecto puerta 12" si se levanta el cepo de inmediato?

Macri no lo dice, pero lo está empezando a decir Scioli: de un préstamo del FMI por alrededor de 20.000 millones de dólares, y eventualmente de otra "vaquita" de 5000 millones de dólares de un grupo de bancos del país y del extranjero (¿los mismos que ofrecieron hace un tiempo comprarle el juicio a Paul Singer y los buitres?)

El efecto inmediato de la jugada es que el préstamo del FMI para "recomponer las reservas" se iría por la canaleta del dólar colchón, el pago a los buitres y el dólar fuga: es decir re-endeudar al país, para financiar la fuga de divisas.

De ese modo Macri tranquilizaría a buena parte de su electorado (que podría comprar todos los dólares que quiera, sin dar explicaciones a la AFIP), a cambio de que el FMI vuelva a meter la cucharapara pedirle plata hay que aceptar que revise la economía (artículo 4) de la Carta del Fondo) e imponga "condicionalidades"; que son siempre las mismas; las que pidió para la Argentina en el 2002 y las que le impuso a Grecia (junto al Banco Central y la Comisión europeos) este año, a saber: 

* "Recuperar el equilibrio fiscal reduciendo el gasto público y con rebaja de impuestos", o sea, más baja del gasto público (¿hay que explicarles la partida doble también?), aumentar las tarifas de los servicios públicos eliminando los subsidios,privatizar empresas y activos del Estado.

"Corregir las distorsiones de los precios relativos", o sea devaluar para favorecer las exportacionescongelar salarios "que están altos en dólares" suspendiendo paritarias o forzarlas a la baja con la amenaza del desempleo,rebajar los aportes patronales "para eliminar los impuestos a la generación de empleo", desfinanciando la seguridad social y tirando a la baja los aumentos a jubilados y pensionados; aun sin tocar una coma de la ley de movilidad.

"Atacar la inflación" vía reducción del gasto público, y la merma en la demanda por menores salarios y jubilaciones; incluso aumentando tarifas, porque si aumentan habrá menos demanda de los servicios públicos también. Recordemos que un 75 % del gasto público nacional se va en asignaciones (incluyendo la AUH), jubilaciones y pensiones (38 %), subsidios a los servicios públicos y transferencias a las provincias (26 %) y sueldos del personal (11 %) 

Como se ve ve, el propio programa de Macri y sus economistas "censurados" en campaña; pero del que se desentenderán diciendo que se los impusieron como condición para prestarles plata, plata que tuvo que pedir "porque le dejaron el Central vacío y hay que pagar la fiesta". "

Completo acá (ojo: es viejo, de hace como 21 días)

1 comentario:

¡JUÁ JUÁ JUÁ JUÁ! dijo...

Bueno, es la bajada de lienzos habitual, por parte del liberalismo argentino, hacia los países y organismos centrales.

La pregunta es: ¿será sostenible? Porque la última vez terminó mal...