LA FRASE

"MUERTO ANGELOZ, QUEDO YO COMO ÚNICO CANDIDATO PRESIDENCIAL DE LA UCR CON MÁS DEL 30 % DE LOS VOTOS EN SU HABER." (FERNANDO DE LA RÚA)

lunes, 14 de diciembre de 2015

GENTE DE POCAS LUCES


Leíamos ayer en la tribuna de doctrina: "Lo único seguro es que habrá cortes de luz." Con esa sentencia premonitoria, un funcionario del Gobierno resumió ayer ante LA NACION el escenario que maneja el nuevo ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, con respecto al suministro de los próximos días. Ahora, según altas fuentes oficiales, no se buscará ocultar nada, sino más bien todo lo contrario: exponer crudamente la precariedad del sistema. Consideran que es una manera de que la gente tome conciencia del problema y acepte de mejor gana la quita de subsidios que, cuando se concrete, significará una suba sensible en la tarifa del servicio. Sólo una franja de hogares pobres y de usuarios jubilados quedará fuera del aumento.

Por estas horas se evalúa transparentar la situación y pedirle a la demanda que ahorre energía debido a una situación de emergencia, que podría declararse. Anteayer, la situación se tornó por momentos acuciante, con una demanda que orilló los 23.000 MW y, el jueves, según dijeron fuentes oficiales a DyN, "se estuvo a unos 300 megavatios del límite [técnico]". Ayer todo pareció más controlado debido a que la demanda a nivel nacional aflojó en parte.

El sistema nacional generador de energía tiene una potencia instalada del orden de los 26.000 megavatios (disponibilidad plena del parque térmico, hidráulico y nuclear) y el máximo histórico de potencia utilizada se alcanzó el 20 de enero de 2014, con 24.034 megavatios." (las negritas son nuestras)

O sea: van a cortar la luz, suspender los espectáculos nocturnos apagar las vidrieras y -si no alcanza- transmitir menos horas de tele por día; como en el verano del 89' en los estertores del gobierno de Alfonsín. 

Y cuando la gente esté al borde la lipotimia por el calor y espántandose los mosquitos en la oscuridad, le llega la boleta de la luz, con un monto cuatro o cinco veces superior al que venía pagando; porque para entonces "van a estar mejor preparados" para soportar el aumento, y "tomando conciencia de la situación".

Además dejando de lado la polémica sobre cuantos son los pobres necesitados de los subsidios a las tarifas (que ya vimos acá que tuvieron una drástica baja con el solo triunfo de Macri) , nos enteramos que "solo una franja" quedará afuera de los aumentos. 

Y todo esto disparado por un pico de consumo que estuvo más de 1000 megavatios por debajo del máximo registrado durante el kirchnerismo; y casi 4000 por debajo de la capacidad máxima de generación del sistema, que hoy anda por los 27.000 megavatios.

Pero que en el 2003 (cuando llegó Néstor al poder) era de poco menos que 18.000 megavatios, para todo el parque nacional de generación; que de no haber aumentado un 50 % en su capacidad en 12 años (con inversiones del Estado del orden de los 92.000 millones de pesos solo en generación), no pudo jamás haber absorbido la duplicación del PBI, con crecimiento industrial y consumo comercial y domiciliario (sólo de aires acondicionados los hogares sumaron 5 millones de nuevas unidades). Más datos, acá.

Por supuesto que la distribución (en manos privadas en el AMBA) fue la peor parte del esquema, donde el Estado durante el kirchnerismo debió haber revocado las vergonzosas concesiones que venían del menemismo, a empresas que no hicieron jamás las inversiones que debían; ni siquiera cuando tenían las tarifas dolarizadas.

Sin embargo, acá en Santa Fe la distribución está en manos del Estado, desde el 2008 hubo 16 aumentos de tarifas y sigue habiendo cortes; entre otras cosas porque esos aumentos no fueron a parar en su mayor parte a la inversión en obras.

De cualquier modo, el combo apagones + tarifazos + "solo una franja de pobres y jubilados exentos" como estrategia para que la gente que padece los primeros acepte los segundos, y quedar afuera de la tercera, a Durán Barba le deben dar ganas de cortarse las pelotas con un tijera, como la que está usando Cristina en el simpático dibujito que ilustra la nota.   

5 comentarios:

Cíborg K dijo...

Hacia fines de 2013, nos faltó "Kirchnerismo". Era como la oportunidad servida para estatizar Edenor/Edesur. Un tema de alto impacto en unos cuantos ciudadanos/votantes que miraban al gobierno nacional como responsable y en cierta forma tenían razón. También hay que reconocer que algo estaba pasando en la economía porque en Enero 2014 vino esa gran devaluación.
Quizás sea uno de los puntos a señalar en el rubro "errores propios de gestión" dentro de las razones por las que perdimos.

CK

Oscar dijo...

Totalmente de acuerdo,Ciborg, ahora hay que definir cómo será nuestra oposición, y organizar el peronismo.Con el kirchnerismo a la cabeza, porque si no, se lo come la derecha....

Equis4 dijo...

En estos momentos no hay un problema de falta de energía si no que el problema es de la red de distribución. Dicho de otra manera, es como si tuviéramos un bruto grupo electrógeno en la puerta de 20 casas pero conectado con un cable viejo, emparchado y dimensionado para 10 casas: si las 20 casas encienden los aires acondicionados al mismo tiempo, el cable no aguanta y se quema.

Con las medidas estúpidas de restringir el consumo FUERA de los horarios pico (apagando vidrieras o suspendiendo espectáculos deportivos), no se logra absolutamente nada.

Lo van a usar para justificar la quita de subsidios y un tarifazo posterior, sin exigirles inversiones a las empresas, tal como hizo siempre el menemismo, del cual, el macrismo es únicamente la continuación (y ni siquiera por otros medios, parafraseando a Clausewitz).

Andrés dijo...

Comparto la idea, Cyborg, pero el horno no estaba para bollos entonces.

Cuando uno toma la decisión de estatizar, tiene que tener las espaldas financieras para pagar compensaciones y/o la fuerza polìtica suficiente para vencer la resistencia judicial. No estaban dadas las relaciones de fuerza para ello (ni hablar de la organización necesaria para asegurar una operatoria eficiente inmediata que convenciese a la población de que con gestión estatal el cambio habria sido favorable).

Con los trenes pudo hacerse porque el accidente de Once fue muy grotesco: La subinversión de los concesionarios y la corrupción sindical se habìan transformado en hechos indicutibles que espantaban cualquier recurso de amparo para defender los intereses de los Cirigliano.

Acà tenemos la tècnica del judo en acción: Ahora el PRO nos ayuda a convencer a la ciudadanía de muchas ideas nuestras gracias a las cagadas que se manda.

Primero, que más allá del impacto del dibujito de Cristina saboteadora, lo real es que durante los 12K no hubo semejante crisis, y quienes consumieron y trabajaron de noche no lo van a olvidar tan fácilmente si les tocó disfrutarlo.

Segundo, que las resistencias a financiar la flamante ley de YCFSE no pueden sino debilitarse si hay crisis energética. Cómo parás un proyecto energético que da empleo si tenés cortes?

Un aspecto clave en nuestra estrategia es tener un discurso simple y contundente estableciendo paralelismos entre la conducta de de Edenor/Edesur y las prioridades de las empresas privadas de energía bajo la nueva política, donde su rentabilidad siempre pasará antes que la calidad del servicio y la planificación/financiación de mejoras y ampliaciones.

Usemos el maquiavelismo duranbarbístico en nuestro provecho, no seamos boludos.

Saludos,

Andrés

PepeArizona dijo...

Para los que tengan acceso al programa "Salvados" en "La Sexta" de Atresmedia (España), este domingo Jordi Evole hizo un reportaje extraordinario (por lo profundo y al mismo tiempo emocionante y entretenido) sobre la pobreza energética desde la casa de una afectada, con la participación de Ada Colau, la nueva alcadesa de Barcelona, Miguel Sebastián, que fue ministro de Zapatero, y el actual ministro de energía José Manuel Soria (que no quiso ir a la casa de la afectada), conocido por los argentinos desde la nacionalización de YPF. Una discusión sobre cómo deberían ser las tarifas eléctricas, con interesantes lecciones para la Argentina.