LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

miércoles, 6 de abril de 2016

ASÍ TAMBIÉN SE CONSTRUYE EL APAGÓN MEDIÁTICO


A raíz de los despidos en los medios de Sergio Spolzky y los conflictos laborales en otros medios privados “filo-kirchneristas” como radio América se puso en tela de juicio -una vez más- la política comunicacional del kirchnerismo; en especial en cuanto asignaba abundante pauta oficial para sostener medios “amigos”, manejados por empresarios inescrupulosos que a la primera de cambiao se borraban, dejando a la gente en la calle sin empleo, o sin cobrar regularmente sus salarios.

La crítica es acertada, tanto como las que se hicieron a los defectos de implementación de la ley de medios en todos los aspectos que excedieran el intento de desguazar al Grupo Clarín; en especial en todo lo referente al desarrollo de los medios comunitarios o alternativos.

Sin embargo, la embestida del gobierno de Macri contra la ley llevándosela puesta por un DNU que disolvió la AFSCA y la reemplazó por el ENACOM (una especie de COMFER recargado) apuntó a los aspectos positivos de esa política, y no a sus defectos.

Como lo comprueba por ejemplo esta noticia que leemos en la página de la Federación Argentina de RadiosComunitarias (FARCO) sobre la virtual disolución del área de Proyectos Especiales de la ex AFSCA, a través de la cual se gestionaba el FOMECA (Fondo de Fomento Concursable Para Medios de Comunicación Audiovisual).

El FOMECA fue creado a partir del artículo 97 inciso f) de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, para “proyectos especiales de comunicación audiovisual y apoyo a servicios de comunicación audiovisual, comunitarios, de frontera, y de los Pueblos Originarios, con especial atención a la colaboración en los proyectos de digitalización..”.

El Fondo se conformaba con el 10 % de los fondos recaudados por el gravamen creado por el artículo 94 de la misma ley, a partir del “monto de la facturación bruta correspondiente a la comercialización de publicidad tradicional y no tradicional, programas, señales, contenidos, abonos y todo otro concepto derivado de la explotación de estos servicios.” de los titulares de licencias de servicios de comunicación audiovisual del sector comercial con fines de lucro.

El FOMECA fue incluido en la ley a propuesta justamente de la FARCO, que formas parte de la Coalición por una Radiodifusión Democrática; y acá en Santa Fe permitió sostener y ampliar la programación y mejorar el equipamiento de muchas FM barriales que además también obtuvieron su licencia en regla; como fue el caso de la FM Chalet

Es decir una clara política pública de desarrollo y fomento de los medios que hacen verdaderamente comunicación alternativa, tanto por su línea editorial y agenda, como por las condiciones en las que se desenvuelve su actividad; a los que la LSCA le reserva el 33 % del espectro radioeléctrico; y una política financiada con recursos transferidos desde el 33 % comercial de ese mismo espectro, con su mayor ingreso que es la venta de publicidad.

Con los recursos del FOMECA se financiaron proyectos (seleccionados por concurso) tanto en lo que tiene que ver con el equipamiento de las emisoras, como en la retribución de los que trabajaban llevando adelante la programación seleccionada.

Según cuentan los amigos de FARCO, no solo se han paralizado por completo los concursos para seleccionar nuevos proyectos, sino que se encuentran pendientes de pago los subsidios acordados a los que ya habían sido aprobados por la AFSCA, lo que obviamente condiciona totalmente la viabilidad misma de esos medios; que sin el apoyo del Estado no pueden subsistir, y corren el riesgo cierto de perder sus licencias; porque todo lo hacen a pulmón.

La suspensión de los subsidios va acompañada con despidos del personal que trabajaba en el área seleccionando los proyectos y supervisando su desarrollo, con lo que no es irrazonable pensar que el objetivo final es desmantelarla por completo.

Una cuestión que no es muy conocida quizás por el grueso del público que consume los grandes medios, pero que es el complemento necesario del “apagón mediático” que está desplegando el macrismo desde que llegó al gobierno, para silenciar cualquier voz disidente.

Que tendrá otro capítulo relevante hoy en el Congreso cuando (según todo lo indica) Diputados convalide el DNU de Macri que se llevó puestos los artículos de la ley de medios que le molestaban a Clarín.

No hay comentarios: