LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

sábado, 2 de abril de 2016

LA DEFENSA STURZENEGGER


Como todo el mundo sabe, el 13 de este mes Bonadío citó a indagatoria a Cristina, en el marco de la causa abierta por los contratos de dólar a futuro, iniciada con una denuncia presentada por el hoy presidente del interbloque de "Cambiemos" en Diputados Mario Negri (UCR), y Federico Pinedo; el presidente pro témpore del Senado y fugaz presidente provisional de la nación.

La denuncia se basaba en los perjuicios ocasionados al Banco Central por la venta de contratos en el mercados de futuros previendo un dólar que giraba en torno a los $ 10,50 para junio de éste año; cuando "el consenso de los mercados" era que iba a estar muy por encima de ese valor.

La denuncia es un disparate de cabo a rabo porque los perjuicios al BCRA -que son el presupuesto de la defraudación como tipo penal: para que exista estafa el estafado debe sufrir un perjuicio- los causó en realidad el gobierno de Macri, cuando decidió levantar el "cepo" apenas asumido y provocó de inmediato una abrupta devaluación llevando al dólar (que estaba a $ 9,70) por encima de los 13 pesos, ese mismo día. Hoy gira en torno a los 15 pesos, tras haber pasado los 16.  

Y la instrucción de la causa por Bonadío ya está ingresando en la antología del disparate: para pedir la indagatoria de Cristina, Vanoli y Kicillof se basó en informes de Redrado y Prat Gay, convocados a opinar como "expertos independientes", y ahora está rumbeando para el lado de la "asociación ilícita", para lograr no solo procesar a Cristina -que recordemos, no tiene fueros- sino detenerla.

Al respecto leíamos el martes a Kollman en Página 12: "Bonadío prácticamente dice que la asociación ilícita es el anterior gobierno, cuya función era gobernar y fijar la política económica. Parte de esa política consistía en evitar una devaluación que –como luego se demostró– terminó en inflación, pérdida del salario real, despidos y recesión. Aún así, el magistrado sostiene que “no existían razones económicas para realizar esas operaciones en ese período ni tampoco existía razón económica para extender esa operatoria, que carecía de toda razonabilidad”. O sea que el magistrado fija los criterios que deben imperar en la política económica y monetaria." (las negritas son nuestras)

Para que nos entendamos: Bonadío instruye una causa penal, en la que tiene que determinar si se ha cometido un delito, y quienes fueron sus autores. No un juicio político, en el que se analiza si una determinada política de gobierno es conveniente, acertada, equivocada o perjudicial.

Y por si a alguno le quedan dudas que la operatoria de los contratos de futuros son habitualmente utilizados por el Banco Central como herramienta para influir en el mercado del dólar (los "expertos independientes" Redrado y Prat Gay apelaron a ella en sus respectivos pases por el BCRA), esta misma semana pudimos leer en el Cronista "...mientras el precio del billete en el mercado oficial desciende, el Banco Central ahora comenzó a tener mayor protagonismo en el segmento de futuros. El volumen de operaciones mensual  del dólar futuro en el Rofex superó los 12,46 millones de contratos, 106% por encima de lo negociado hace un año atrás. Con un total de 12.466.660 millones de contratos, marzo se ubicó como el mes de mayor negociación de futuros de dólar en la historia de ROFEX, superando en un 106% al mismo mes de 2015, cuando se habían operado poco más de 6 millones de contratos." (la negritas son nuestras)

Con los futuros pasaría entonce algo parecido al "dólar blue" que iba a desaparecer, pero sigue vivito y coleando. Pero no solo se trata de que los contratos de futuros han crecido explosivamente: en el Cronista de ayer decía Zloto: "Desde hace varias semanas Sturzenegger está renovando y colocando Lebac a una tasa del 38% anual para el grueso de las operaciones que vencen a los 35 días. Con esa tentadora supertasa logra el doble objetivo de contener el dólar y absorber circulante. Desde que asumió el gobierno, el stock de Lebac pasó de $ 265.000 a 458.000 millones.
Para los bancos y grandes inversores es una fantástica oportunidad. Las entidades financieras colocan la liquidez sobrante de depósitos que toman a tasas mucho más bajas con una rentabilidad extraordinaria. Otra alternativa abierta a los inversores es la vieja y conocida bicicleta que aparece cuando hay expectativas de que el dólar no suba por un tiempo. En la city abundan los informes que recomiendan aprovecharla y subirse.
Un ejemplo. El consultor rosarino Salvador Di Stefano le aconseja a sus clientes: "La mejor alternativa pasa por colocarse corto en pesos, es decir, comprar la Lebac a 35 días, que renta el 38,5% anual, y comprar dólar futuro a junio de 2016, que se ubica en 15,68. Estamos a 100 días de dicho vencimiento, y podríamos renovar 3 veces la letra. Obtendríamos un rendimiento del 9%, y nos aseguraríamos en dólares a una tasa del 5,4%; esto nos permitiría ganar un 3% en dólares, limpio de comisiones. Es casi un 12% anual en dólares".
La contrapartida de semejante negocio es la pérdida para el Banco Central, conocido como déficit cuasi-fiscal. Una cuenta a trazo grueso para tener un orden de magnitud: suponiendo para el año un stock promedio de Lebac de $ 500.000 millones (hay consultoras que estiman que llegará a 700.000 millones a fin de año) y una tasa anual promedio del 35%, el negocio para los privados le costaría al BCRA $ 175.000 millones.
La inflación adicional y las reservas perdidas no son el único costo del primer traspié monetarista de Sturzenegger. Si no hubiera dejado volar el dólar en un comienzo, es muy probable que no hubiera tenido que subir tanto la tasa de interés. En tal caso, si en la cuenta anterior se supone una tasa anual promedio del 30 en lugar del 35%, hay un ahorro de $ 25.000 millones. ¿Se preocupará el juez Claudio Bonadio por este asuntito, al igual que con la causa por el dólar futuro?" (las negritas son otra vez nuestras)

Que buena pregunta, Marcelo. ¿No debería en realidad Bonadío citar a Macri, Prat Gay y Sturzenegger que fueron los que ocasionaron el perjuicio al Banco Central por las diferencias que debe pagar por los contratos de futuro al devaluar?

El jueves mismo de esta semana el Central prefirió quemar 269 millones de dólares de las reservas para planchar el dólar, y achicar las diferencias que debe pagar a los tenedores de contratos de futuros, por la devaluación que produjo éste mismo gobierno.

Si los jueces van a juzgar penalmente el acierto de las políticas económicas (como pretende Bonadío) ¿no debería desfilar Sturzenegger -con procesamiento confirmado por la Corte Suprema por el Megacanje- primero que nadie por Comodoro Py?

Más cuando en éste caso las "bicicletas" que posibilita tienen beneficiarios concretos (como los contratos de futuros), y son posibilitadas por medidas -todas- que tomaron él y el gobierno de Macri en su conjunto. De ser citado ¿apelará en su defensa a "la pesada herencia recibida"?

De lo contrario -es decir si la causa por los futuros transita por algún carril más o menos cercano al derecho- Critina debería convocarlo por su parte a Sturzenegger como "expertto independiente" para que lo ilustre un poco al juez sobre el tema.

3 comentarios:

marioaya dijo...

compañeros, aca el meollo no es el dolar, no es stuzenegger, no es redrado ni prat gay, el tema de bonadio es cristina y meterla en cana con o sin argumentos, es muy sesudo el analisis del dolar a futuro, pero para mi es solo la oportunidad de detenerla a cristina, si me preguntas ¿tienen razon en la maniobra? te digo que no, pero será el inicio una vez detenida ir juntandole las denuncias y que siga presa, como lo estan haciendo con milagro sala, por lo cual bonadio ya a pedido otra causa de cristina.....ojalá me equivoque por la salud de la republica y los que vivimos adentro

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Menos mal que nos avisaste, no nos habíamos dado cuenta

Anónimo dijo...

Bonadio tiene que actualizar -por la devaluación, nada más- el seguro de vida.