LA FRASE

"DETECTAMOS CONTACTOS CON DOS OBJETOS HUNDIDOS EN EL FONDO DEL MAR, PERO DESCARTAMOS QUE SE TRATE DEL SUBMARINO: SON SERGIO MASSA Y MARGARITA STOLBIZER." (ENRIQUE BALBI)

sábado, 16 de abril de 2016

A VER SI SE COPIAN DE CRISTINA, MUCHACHOS


Sobre el nuevo "favorcito" de Sturzenegger a los bancos, leemos en El Cronista: "Esa línea es un peso para los bancos que, con tasas de letras y otros activos de corto plazo en torno al 38%, consideran como poco menos que una pérdida. La norma publicada ayer permite a los bancos destinar hasta el 20% de los fondos comprometidos para la línea de financiamiento a créditos ajustados con UVI "en la medida que la tasa de interés a aplicar por estas financiaciones sea inferior al 5% nominal anual." Así, en lugar de percibir 22% por esos fondos pasarán a una tasa real positiva, de hasta cinco puntos porcentuales por encima de la inflación (el IPC-CABA acumula 33% interanual). En momentos en que el crédito a empresas se desacelera, la línea de inversión productiva que los bancos se ven obligados a ofrecer compite con su oferta de créditos a tasa de mercado, con lo cual la posibilidad de cobrar una tasa por encima de la inflación será bien recibida." (las negritas son nuestras)

Para que se entienda: lo que acaba de hacer el Banco Central es autorizar a los bancos a usar el 20 % de los fondos que deben destinar obligatoriamente a financiar proyectos de inversión productiva (de acuerdo con la reforma de la Carta Orgánica impulsada por Cristina en el 2012), para destinarlos a los préstamos hipotecarios para vivienda indexados por la "UVI" (unidad de vivienda), que el propio BCRA acaba de lanzar.

El Central con la conducción de Sturzenegger sube las tasas para contener el dólar, lo que encarece el crédito y dificulta el financiamiento para las empresas, en un contexto de recesión. Y no se trata solo de créditos para ampliar su capacidad productiva (lo que para los "ofertistas" debería ser una herramienta adecuada para combatir la inflación), sino del financiamiento normal de su giro comercial como el descuento de documentos, los cheques de pago diferido o las facturas de crédito.

Y pese a ello, va extinguiendo lentamente la línea de crédito productivo obligatoria a las empresas a tasas bastante por debajo de la media del mercado; un subsidio explícito a la actividad económica, pero que lo ponían los bancos resignando ganancias sin perder rentabilidad, porque esta es astronómica igual.

Por si fuera poco, redirecciona esos recursos a una línea de préstamos que son indexables por la inflación minorista, cuando por ejemplo en abril se habla de que esta rozaría el 6 % mensual; o sea que es previsible que no haya demasiada cola en los bancos para ir a sacar uno. El único propósito de esta medida es que los bancos ganen más plata, nadie en su sano juicio puede pensar que por ese lado se vaya a reactivar el crédito para vivienda, o la construcción y sus industrias asociadas.   

Que garantizarles ganancias a los bancos es una meta primordial para Sturzenegger no es ninguna novedad: veíamos acá hace poco como les rebajó el porcentaje del aporte que deben hacer para constituir los seguros sobre los depósitos de los ahorristas, para que puedan usar esos fondos liberados para comprar LEBACS a 38 % de tasa, a 35 %, el festival de endeudamiento y emisión -sí: emisión- que el propio BCRA viene haciendo bajo la conducción del procesado por el Megacanje.

Ese dinero creado por el BCRA para -supuestamente- secar la plaza y disminuir la inflación supera ya los 10.000 millones de dólares, al tipo de cambio de hoy. Es decir un pasivo estatal casi igual al monto que el gobierno se dispone a pagarle a los fondos buitres. Sturzenegger lo hizo, como también liberó por completo los cargos y comisiones que los bancos pueden cobrar a sus clientes

Y al mismo tiempo Sturzenegger dice que ante la inminencia del comienzo de la liquidación de las divisas de la cosecha gruesa el BCRA no saldrá a comprar dólares para sostener el tipo de cambio porque para eso debería emitir, y eso generaría inflación. Por esa razón (y para que el tipo de cambio no caiga perdiendo "la competitividad" generada por la devaluación) les está pidiendo a las multinacionales radicadas en el país que aceleren sus compras de dólares para girar dividendos a sus casas matrices: los dólares genuinos del intercambio comercial se irían entonces por la canaleta de la distribución de utilidades; y la de las importaciones, porque se están autorizando con un año de plazo.

En este contexto leemos en Diario Registrado que Cristina ha denunciado en la justicia a Sturzenegger por defraudación a la Administración Pública, ya que al levantar el "cepo" y devaluar modificó los contratos de futuros pactados en la gestión Vanoli, en perjuicio del Estado (que en definitivas es el garante de las operaciones del Central) y en favor de los inversores que acumularán grandes ganancias por la devaluación.

Recordemos que Sturzenegger además está procesado (con resolución firme confirmada por la Corte Suprema) por negociaciones incompatibles con la función pública por favorecer a un grupo de bancos amigo durante el Megacanje de la Alianza; y recordemos también que ni él ni el resto del directorio del Central cuentan con acuerdo del Senado, porque fueron designados por Macri "en comisión. 

Una conducción del BCRA a la que no le preocupan las reservas (según ha dicho su presidente) pero comenzó endeudándose en 5000 millones de dólares con una tasa del 7,5 % con un grupo de bancos (los mismos que ahora colocarán la deuda para pagarles a los buitres) a devolver en noviembre, entregando a cambio títulos públicos por 10.000 millones de dólares, con tasa del 0,50 % y que el Estado se debía a sí mismo; todo ello para "fortalecer las reservas", poder levantar el "cepo" y devaluar.

En síntesis, en apenas cuatro meses un funcionario que llegó al cargo flojito de papeles (procesado, nombrado "en comisión"), generó una megadevaluación de efectos desastrosos  y ha ido tomando -una tras otra- decisiones fatales para la producción, el empleo y el nivel de actividad; sin lograr a cambio contener la inflación, que por el contrario ha aumentado; desmintiendo en los hechos la falacia monetarista; tanto como su accionar a hecho trizas el mito de "la autonomía del Banco Central", porque así como entró por la ventana -forzando la renuncia de Vanoli y el resto del directorio nombrado por el gobierno anterior, con acuerdo del Congreso- lo hizo para ejecutar la política del gobierno de Macri.

La pregunta es si alguien -siguiendo los pasos de Cristina- piensa desde la oposición hacer algo al respecto, antes que su gestión siga ocasionando más estropicios.

3 comentarios:

JULIA dijo...

lo que dice el ¿ex? amigo del mau-la

“Nadie que haya operado en paraísos fiscales puede estar en el gobierno”

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-297116-2016-04-16.html

http://www.eldestapeweb.com/mauricio-macri-y-jose-maria-aznar-una-historia-padrinazgo-politico-n11662

JULIA dijo...

Quisiera hacer notar q estas basuras, no sólo nos hunden en la miseria a zancadas de monstruos pesadillescos, también se meten con nuesros muertos, imposible pedirles q aprendan de los mejores quienes sólo se arrastran por dinero q creen q otros se llevan y/o esconden en sus tumbas

EL JUEZ TORRES ORDENO SECUESTRAR INFORMACION SOBRE EL MAUSOLEO DE NESTOR KIRCHNER
Procedimientos en Santa Cruz

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-297111-2016-04-16.html

Q dijo...

Supongo que los votantes de Macri, en un signo de confianza saldran rapido a pedir prestamos indexados por inflacion, no?
En realidad no lo creo, algunos son medio pelotudos pero no tan pelotudos.