LA FRASE

"ESTAMOS EVALUANDO QUE POSTURA ADOPTAR FRENTE A LA REFORMA LABORAL QUE PLANTEA EL GOBIERNO; PARA LO CUAL HEMOS CONSULTADO EL KAMASUTRA." (JUAN CARLOS SCHMID)

jueves, 28 de abril de 2016

LAS URGENCIAS DE CANO


¿Alguien podía pensar en serio que Macri le iba a dar a un radical guita constante y sonante para hacer obras, y capitalizarlas políticamente?

Parece que algunos de los gobernadores del PJ creyeron que sí, y compraron a libro cerrado el cuento del "Plan Belgrano", que por ahora es una promesa sobre la base de un dibujo.

De hecho, con esa promesa -mas algún que otro "anticipo financiero", pero esto fue mas bien marginal como veíamos acá- Macri consiguió que la mayoría de los gobernas presionaran a diputados y senadores de sus provincias para que levantaran la mano aprobando el acuerdo con los fondos buitres.

Suponían que de esa manera llegaría la oportunidad de endeudarse para hacer obras de infraestructura, que serìan complementarias de las del famoso "Plan Belgrano".

Por ahora todo eso es como el "Plan": bastante vidrioso, salvo el re-endeudamiento propio, sujeto (eso sí) a la autorización de Macri, y a que les revisen las cuentas, como hacía el FMI.

Y encima cuando plantean el cumplimiento de la contraparte del pacto buitre (es decir que a cambio de su apoyo, las obras del "Plan" arranquen), los cagan a pedos, y por medio de Cano que -al fin de cuentas- es un cuatro de copas.

El domingo pasado en esta nota de Ambito Financiero les enrostró su "urgencia" actual, que contrastarìa con no haberle reclamado a Cristina en todos los años de su gobierno, por las mismas obras. A lo mejor, Cano, es porque hizo otras; como lo comprueba el hecho de que algunas de las provincias que estarían comprendidas en el "Plan Belgrano" tuvieron más inversión en infraestructura del Estado nacional que la media, e incluso algunas (como Chaco) crecieron por encima de la media nacional durante todos los años kirchneristas.

¿O acaso no se quejaban los gobiernos de la "zona núcleo" como Córdoba o Santa Fe de que la nación las discriminaba en obras viales o planes de vivienda?

De lo contrario no se entendería -por ejemplo- la correlación casi perfecta que hay entre -por caso- la construcción de nuevas escuelas a través de programas como "1000 Escuelas" o "Más Escuelas" y los resultados electorales en provincias como Chaco, Formosa, Tucumán o Santiago del Estero.

La nota de Ambito revelaba un dato clave: la única fuente real y concreta de financiamiento que tiene por hoy el tan publicitado "Plan Belgrano" son 4000 millones de dólares de un crèdito del Banco Mundial, otorgado en el gobierno de Cristina. El gobierno de Macri no sólo no generó ninguna fuente alternativa, sino que redujo en 8520 millones de pesos otra ya existente y disponible para las provincias para hacer obras, al reducir en cinco puntos las retenciones a la soja, achicando asì el Fondo Federal Solidario. 

Pero además Cano estaba él mismo en otras urgencias: el viernes pasado (dos días antes de salir con los tapones de punta contra los gobrenadores "apurados" se publicaron en el Boletín Oficial (acà el enlace correspondiente) los nombramientos de seis "coordinadores" de diferentes áreas del "Plan Belgrano", todos con rango de subsecretario.

Entre ellos (los compañeros blogueros Ricardo Tasquer y Aldo Jarma los deben conocer en detalle seguro) uno cesanteado por el Tribunal de Cuentas de Tucumán por inasistencias injustificadas (ñoqui, bah), otro multado por el mismo organismo por cobrar dos sueldos al mismo tiempo (recontra ñoqui), el secretario general del Comité Nacional de la UCR y un ex candidato a intendente de la UCR tucumana.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Donde dice UCR debe leerse Union Civica Restauradora.

Anónimo dijo...

donde dice UCR debe también leerse Unión Colegiada de Ratas

Anónimo dijo...

Que se re jodan los gobernadores por idiotas o por hdp, algo de eso son porque de otra manera nunca hubieran podido creerle a Macri-sis.
Y en cuanto a Cano, la única urgencia que debe tener es la de afanarse un toco y después rajarse, porque es un inútil.