LA FRASE

"¡POR FAVOR, COMO VAN A DECIR QUE EL GOBIERNO DE MACRI ES FASCISTA, CON MUSSOLINI LOS TRENES FUNCIONABAN PERFECTAMENTE Y LLEGABAN SIEMPRE A TIEMPO!" (ALEJANDRO BIONDINI)

sábado, 23 de abril de 2016

TASAS, INFLACIÓN Y LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO


Por A.C.

Como ya señaláramos en posteos anteriores, resultaba demencial la decisión de Sturzenegger, el Presidente del BCRA , de fijar el astronómico interés del 38% anual a 35 días que pagarían las letras del Banco Central (Lebac).

Como se preveía, ésta medida solo originaría un negocio especulativo extraordinario. Primero para los bancos, quienes pagan un 25% anual de interés promedio a sus depositantes y cobran el 38% por las Lebac. Al negocio financiero se agregan también grandes empresas, y en muy menor medida (5% en la última licitación) inversores particulares.

Fijadas ésta altísima tasa de interés referencial por Sturzenegger, las consecuencias han sido nefastas para la economía nacional.

En primer término, señalemos que según las manifestaciones del gobierno de Macri a través del BCRA, ésta medida era tomada como supuesta herramienta anti inflacionaria, para retirar pesos de circulación y así “secar la plaza” con el objetivo que disminuyendo el circulante, no hubiera presión inflacionaria sobre los precios.

Incluyendo la inflación estimada en alrededor de un 7% para el mes de abril (donde se incluyen los tarifazos en los servicios públicos dispuestos por el gobierno de Macri), el primer cuatrimestre del año cerrará con una inflación desbordada cercana al 20%, la mida quien la mida. Se tome el índice de la provincia de San Luis, CABA , o cualquiera de las consultoras que publican estos índices, los números inflacionarios del cuatrimestre son escalofriantes. Esto demuestra que como medida anti inflacionaria, la desmesurada elevación del interés de las Lebac ha sido un fracaso rotundo.

A ello debemos agregarle que el interés de las Lebac, es la referencia para todas las tasas del mercado, por lo cual su elevación afecta todo tipo de operaciones. Por ello, en estos cuatro meses se encareció el crédito a tasas que resultan impagables. No hay créditos razonables en el mercado, ni personales, ni prendarios, y mucho menos, existe la posibilidad de acceder a un crédito hipotecario, donde los plazos de reintegro se pactan a 10, 15 o 20 años. 

Y éstas tasas provocaron también la total desaparición de la financiación para la actividad productiva, porque resulta un suicidio endeudarse a tasas siderales en medio de una economía en recesión. El enorme daño producido a la economía, tiene además un agravante: los enormes costos del interés que deberán pagarse.

El festival de Lebac dispuesto por Sturzenegger, elevó el stock de éstas letras a más de $ 460.000 millones, lo que representa más del 90% de la base monetaria. Como estas letras a su vencimiento deben pagar el interés pactado, el costo de los intereses ascendería este año a casi 10.000 millones de dólares.

A esto hay que sumar la carga financiera de las Lebac en dólares y las indexadas por el tipo de cambio, totalizando entre ambas otros $ 72.000 millones, elevando el stock total de Lebac a unos $ 532.000 millones en la actualidad.

Es decir que el gobierno de Macri se endeudó a través de las Lebac en intereses siderales que se deberán pagar (que pagará toda la población, más precisamente), pero lejos de contener la inflación a través de la elevación de los intereses de las Letras, la inflación mensual durante estos cuatro meses se elevó de manera descontrolada.

Mientras tanto, el Presidente insiste en prometer graciosamente por los medios que la inflación bajará drásticamente en el segundo semestre. Y el ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay, que a sus más de cincuenta años recién descubrió que en el mercado existen los formadores de precios, asegura que la inflación descenderá al 1% mensual en la segunda mitad del año. 

Pero las medidas económicas que se toman, producen el efecto contrario. Y lo que se logra entonces es pulverizar el poder adquisitivo de los salarios, disminuir por eso el consumo, y por lo tanto, hacer caer la producción y el empleo.

Por eso, después del innegable fracaso de la medida de las Lebac y sus profundos daños sobre la economía, surgen algunas preguntas:

¿Cómo se pagarán estos intereses? ¿A través de la emisión ?

¿Una emisión de más de 150.000 millones de pesos, que inevitablemente generará otro desborde inflacionario ? ¿Se recurrirá al Tesoro para reducir el costo de los intereses originados por la medida que tomó el BCRA?

¿O se saldrá a tomar más deuda en dólares a elevadas tasas para pagar el festival de letras?

Un gobierno que toma nueva deuda para cancelar una enorme deuda que él mismo generó en solo cuatro meses. Una bomba de tiempo. Situación en la cual, lógicamente, no se puede hablar de la “herencia recibida”.

1 comentario:

Marioaya dijo...

¿Cómo le vendría a este esquema económico sacarle algún cero a la moneda? Más devaluación
Y good show con pizza y chamgpanes, pequeños productores claman por un dólar más alto al no estar salvando costos.....